27 de agosto de 2013

Beautiful Thing | Descubrimientos adolescentes


Jamie: No eres feo
Ste: Me han hecho feo
Jamie: Yo no creo que lo seas

Una terraza. Un atardecer. Cuatro chicos. Un proyector. Un cine de verano. Comienza la película: Beautiful Thing (Hettie Mcdonald, 1996). Casi desde el comienzo nos vimos trasportados a la adolescencia, al primer amor, los descubrimientos sexuales, la visita a un bar de ambiente... porque la película habla de esta situación de dos chavales de 16 años en el sur de Londres que se encuentran en una época de descubrimientos.

Uno es Jamie (Glen Berry), el cual es insultado y maltratado día sí, día también en la escuela, y el otro es Ste (Scott Neal) un deportista reservado en cuya casa su padre y hermano aprovechan cualquier oportunidad o excusa para pegarle. Ambos se encuentran, son cómplices y se meten de lleno en una relación que no será fácil ni para ellos ni para la gente que les rodea llenos de miedos, del que dirán. A destacar también el personaje de Leah (Tameka Empson) que se encuentra casi obsesionada por la música de Mama Cass, que fuera miembro de The Mamas & The Papas.

"Sólo soy feliz cuando estoy contigo"

Buena parte de la película nos dio una mezcla entre ñoñería y la nostalgia que nos invadió de la forma más natural: esas sensaciones de las primeras veces, los juegos, las miradas cómplices, los besos, las caricias, los descubrimientos propios de la edad, que ya no se van a poder recuperar nunca más, ni de la misma forma.

El final de la película es uno de esos momentos bonitos del cine donde ellos bailan pegados en el patio de su bloque de viviendas al ritmo del Dream a little dream of me sin ningún tipo de problema porque les vean sus vecinos. Así la película tiene una banda sonora basada en las canciones de "Mama" Cass Elliot, como Make your own kind of music, One Way Ticket o California Earthquake entre otros, dándole todavía un toque más intenso a los momentos que van sucediendo y una clase de buen pop de los años 70.

Más vale ver esta película tarde que nunca, era algo pendiente y no me defraudó absolutamente nada. Recomendable y de visionado obligatorio Beautiful Thing.


A continuación revisamos Weekend que, afortunadamente, tras un segundo visionado me deja el mismo poso de la primera vez: la sensación de esas personas que pasan por tu vida, que te ayudan a ver algo que no entendías, pero a la vez también son ayudadas, y que, sólo al final, acaban rompiendo esa coraza que les cubre por miedo al dolor.

Me han recomendado el disco de John Grant que incluye dos temas incluidos en la banda sonora de Weekend, exactamente TC & Honeybear y Marz que, además, abren el susodicho disco, Queen of Denmark (Bella Union, 2010). Fue su primero en solitario tras una extensa carrera con el grupo The Czars.


Una noche de muero de amor en toda regla, dos visiones de las relaciones en diferentes épocas: en Beautiful Thing los 90 en plena adolescencia, mientras que en Weekend ya pasado los 2010 y con una trayectoría detrás en la vida, en la treintena dando cuenta que siempre existen dudas y problemas [Me quiero casar con Tom Cullen]

Fue todo tan bonito que me dieron ganas de saltar desde la terraza, por eso de morir de amor.

Gracias a CainQ por el visionado de Beautiful Thing que, aunque sabía de ella desde mi adolescencia, no la había visto hasta ahora.

1 comentario:

  1. Que grande es Beautiful Thing *___*, ni te imaginas la sensación de verla armarizado con 15 años por primera vez, de casualidad, porque en la información de Digital+ ponía en la descripción "Comedia sobre dos adolescentes en Londres"

    ResponderEliminar

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...