19 de junio de 2017

[Abril Zamora] "Es fenomenal poder romper momentos dramáticos con canciones pop"


Me hace una especial ilusión esta entrevista. Y es que está dedicada a una de las mujeres que el teatro debe de tener más en cuenta. Abril Zamora lleva años realizando montajes llenos de sentimiento en la escena alternativa, también ha protagonizado y participado en otros tantos, y es una de nuestros talentos que merece todo el triunfo del mundo: Constancia, ingenio y una visión del mundo en el que mezcla el drama con la cultura pop de forma magistral. Este sábado termina ¿Por qué follamos mejor cuando ya no somos novios?, con todas las entradas vendidas como en todas las funciones que han realizado, en la sala AZarte de Madrid.

Es un placer que haya sacado un hueco para responder a estas preguntas y espero que le vaya bonita la vida y con grandes éxitos porque quiero que sea la directora de la obra de teatro de mi vida, bien de drama, de ironía y todo impregnado en pop.


-o-
Una canción que fomente tu creación: Rincón exquisito de Second
Una canción para relajar un ensayo: Te sigo soñando de Depedro
Una canción para una noche de estreno: The less I know the better de Tame Impala
Una canción para descansar tras el subidón de noche de estreno: Step  de Vampire Weekend
Una canción que refleje tu forma de entender la vida: Ninguna... ¿Parte de tu mundo, de la Sirenita? ¡Ni idea! ¡No sé qué contestar!
-o-

Juan Blanco y sus alter egos mentales

¿Por qué follamos mejor cuando ya no somos novios? es tu última obra, que se ha estrenado se estrenó en el festival Surge y que ha seguido todos los sábados del mes de junio, el 24 será el último día, y en ella se habla del conflicto de llegar casi a los treinta, los vaivenes emocionales y el lío que tenemos todos en la cabeza en determinados momentos, ¿Cómo se lleva esto de dar hostia de realidad con todo el sentido del humor y de la ironía del mundo?
Pues no lo sé, la verdad... yo nunca intento dar una hostia, en serio. Eso es una cosa que aparece según el prisma del espectador. Mi intención solo suele ser el contar una historia, pero supongo que al hablar de cosas con las que resulta fácil identificarse es fácil salir con la mejilla escaldada. La verdad es que hay todo tipo de reacciones de espectadores en el espectáculo. Gente que sale flipada, gente que sale feliz, gente que sale tocada o gente que sale replanteándose cosas de su situación actual... Supongo que habrá otra gente que salga escarmentada o aburrida, ¡pero no me lo dicen!

Vuelves a contar con actores fetiches como Juan Blanco (Le has torturado y hecho pasar por mil cosas como en Pulveriza), David Matarín (Aún recuerdo esa hada de Yernos que Aman), Nuría Herrero… ¿Es importante contar con un grupo de actores en los que confiar y sentirse a gusto trabajando?
Para mí es primordial. Son muchas horas de curro, no siempre las mejores condiciones y al fin y al cabo hacemos esto porque nos lo pasamos bien y disfrutamos y es guay ir con una actitud positiva al trabajo y con ganas y para eso es fundamental contar con gente con la que te entiendas. Tengo siempre mucha suerte de poder contar con actores, que además son amigos, y que enriquecen siempre lo que escribo y que me entienden a la perfección y que están muy acostumbrados a una fórmula concreta de trabajo. Soy muy fan de los actores con los que trabajo. Les admiro y además me caen de puta madre, ¿Qué más se puede pedir?

¿Por qué follamos mejor cuando ya no somos novios?

La obra tenía como nombre original ¿Por qué follamos mejor cuando ya no somos novios? pero después cambió a "El Declive (de unos personajes que vomitan)", pero ha vuelto a ¿Por qué follamos mejor cuando ya no somos novios?...  ¿Cómo ha sido este cambio de nombre de la obra? ¿Ha ido al mismo tiempo que la ibas creando?
Pues la verdad es esta: Cuando presenté mi candidatura a SURGE no tenía un espectáculo definido, sabía más o menos lo que me apetecía trabajar, pero no tenía ningún texto cerrado, por lo que propuse un título más genérico que encajara con la idea (El Declive), pero al avanzar en el proceso e ir cerrando el texto surgió un título con más sentido (¿Por qué follamos mejor cuando ya no somos novios?) pero ya era demasiado para poder cambiarlo... fue una pena, pero ya no me sentía nada identificada con el título inicial... así que lo mantuvimos durante el SURGE, pero al acabar pusimos el titulo real que había aparecido. Fue un poco confuso para algunas personas, ¡pero ya está!

Ya dejaste atrás los 30 y vas encaminada a los 40, con la perspectiva del tiempo, ¿Crees que hay mucho drama en la crisis de los treinta? ¿Qué consejos das a esos jóvenes que están a punto de llegar a esa edad?
Creo que los humanos estamos en crisis permanentemente. Ese concepto de no saber ni quien eres ni donde coño estás ni qué carajo estás haciendo con tu vida es algo recurrente en los 30, en los 31, en los 32... etc... mi consejo, y más ahora, es que pasen absolutamente de lo que se espera de ellos y que hagan lo que les de la real gana. Que solo tenemos una vida y creo que es una pena desperdiciarla intentando encajar en patrones que no nos hacen feliz. Nunca es tarde para ser uno mismo, para coger las riendas y para dar un giro de 90º... si no te gusta tu trabajo cámbialo, si quieres algo ve a por ello, aspira y apunta lo más alto que puedas, pero no vivas pendiente de llegar a una meta si no de disfrutar el trayecto y toda esa pesca... no sé...

Ensayos finales de ¿Por qué follamos mejor cuando ya no somos novios?

Eres experta en impactos emocionales, cada obra tiene una serie de puntos en común para después desarrollar historias muy diferentes: El uso del humor, que en ¿Por qué follamos mejor cuando ya no somos novios? creo que has llevado a un extremo por momento delirante, la realidad pura y dura, las canciones pop (de lo + alternativo a lo que suena en una disco de pachangeo)... ¿Crees que has encontrado tu propia marca personal?
No lo sé. Es cierto que mis obras, aun siendo diferentes, tienen mucho en común. Yo no me planteo el seguir una formula, que va. Empiezo a escribir a partir de un personaje o de una escena y la propia historia es la que me va pidiendo cosas... pero es cierto que me encanta jugar con los géneros, aunque se inconsciente y no me gusta que las cosas sean de un color y ya está. Siempre digo que si siembras algo verosímil en un inicio luego puedes comerte con patatas cualquier cosa... y eso facilita mucho el poder pasar de una escena dramática a una cómica sin tener que cambiar de escenario o de tono. Me encantan los dramas que te hacen reír o las comedias que te tocan... pero no sé si eso es un sello o no...

Hace unos meses estrenabas en Flooxer Temporada Baja, una serie que nos lleva a lo que sucede en el interior de una habitación de hotel: desde la surrealista invasión zombie hasta dos amigas frikis que van a una fiesta de Star Wars, ¿Cómo cambia el adaptar una obra teatral a serie? [Puedes ver la serie completa aquí
Temporada Baja no fue una adaptación al 100%. Cogí el concepto facilón de utilizar el mismo espacio para diferentes historias alejadas unas de otras y di rienda suelta a la imaginación, contando algunas cosas que me apetecían o que fueron surgiendo. Tan solo un par de escenas de la obra aparecen en los capítulos.  Es cierto que alguna, al pasarla a audiovisual, tuve que liberarla de teatralidad, pero no fue un gran cambio, porque creo que Temporada Baja (la serie) daba mucho juego y mucho pie a la teatralidad por el hecho del duelo actoral, de un solo espacio, etc.... Fue una experiencia alucinante desde el minuto uno. Como autora poder escribir historias independientes fue muy divertido. Como directora trabajar con ese elencazo fue una fantasía y como realizadora fue mucho el reto de sacarle chicha a un único espacio... pero bueno, siempre estuve rodeada de gente muy crack a la que pedir consejo.


Sé que eres amante del pop. Te conocí sustituyendo a Juan Hernando en microteatro con Teenage Love y en tus obras he visto referencias/ banda sonora de canciones más alternativas (Nirvana, M83) hasta petardeo puro y duro (Roser, Spice Girls), ¿El pop es una vía de salvación? ¿Cómo consigues mezclar elementos dramáticos con sentido del humor y canciones que, a priori, podrían desencajar toda la estructura?
¡¡SOY AMANTE DEL POP Y lo grito a los cuatro vientos!! ¡¡Sin temor alguno!! Me encanta toda la música y creo que en la ficción nos aporta muchísimo... porque algunas canciones te aportan un plus de.... no sé cómo decirlo, de memoria emocional. Te conectan con cosas y eso es chulísimo y nos hace avanzar varias casillas rápidamente. Es muy guay apoyarse en ella, pero no utilizarla como único recurso. Si tienes una escena potente, que ya funciona por si misma y además le pones... una canción que va a hacer que nos conecte con algo vamos a llegar más rápido a sentir alguna cosa, creo yo... no sé... Y es fenomenal poder romper momentos dramáticos con canciones pop. Porque en la vida... la radio aparece en cualquier momento y nunca está para ilustrar tu vida, no siempre que estés triste sonará Without you y no siempre que quieras hacer la putona en la playa sonará Mi chico latino... es guay. La vida son contrastes y la canción más inesperada puede enriquecer mucho el momento.

¿Qué canciones te gustaría incluir en alguna de tus trabajos pero todavía no has hecho porque no ha encajado?
Volvería a poner una y mil veces Creep en cualquiera de las tropecientas versiones (sí, a topicazo limpio) y volvería a poner “Que triste es el primer adiós” de Onda Vaselina... 

Juan "Teenage" Hernando ha sacado la popstar que lleva Abril en su interior

Y tan amante del pop eres que con el propio Juan, convertido en su alter ego Teenage, sé que te ha hecho grabar alguna cosa por ahí… (Cruzo las rodillas, puño en la barbilla y mirada incisiva en este espacio)
Pues no te puedes ni imaginar la ilusión que me hace esta pregunta y esta respuesta... Exacto, conocí a Juan haciendo de su cover en el micro que creó con Álvaro Guzmán. Fueron un par de días, pero me encantó ponerme los leggins de Teenage un fin de semana :-) Él está a punto de sacar un disco [Popmodernismo] con colaboraciones y ha confiado en mí para que perpetre un temazo. Yo estaba bastante asustada, porque me parecía algo demasiado grande para mí, porque él es muy pro y me encanta lo que hace... pero me dijo que confiara y me lancé al ruedo. ¡¡¡El resultado es genial!! Juan tiene mucho talento y ha sido un lujo formar parte de una de sus canciones.

Como decía La Oreja de Van Gogh en Pop “Cantas, actúas y pintas, todo lo haces bien” . No sé si pintas, pero además de dirigir te hemos visto actuar tanto en parte de tus trabajos, en series de televisión, teatro, microteatro o en la adaptación de Marica tú al mundo del mediometraje, la novela gráfica de Julián Almazán y Alfonso Casas [Este viernes podéis verlo, gratis, en Teatros Luchana a las 18:00h.]. La actuación es otra faceta que te gusta explotar, ¿Con qué “bando” te quedarías si te obligaran a decidir? ¿Cómo es autodirigirse? 
Ahora te voy a parecer una repelente... pero pinto también. Jejejeje ¿Con qué me quedaría? La verdad es que me encanta dirigir, pero cada vez me cuesta más asumir las responsabilidad que conlleva y el tiempo que requiere la dirección... todo este tipo de tareas requieren una implicación emocional, eso es así, pero la dirección –por lo menos como yo la vivo- tiene ese handicap de tener el proyecto las 24h en la cabeza, algo que hace que no descanses, que no desconectes, que duermas mal y que estés todo el rato pensando en lo mismo... y eso pasados los 35 pues agobia un poquito más, porque ves que ya no eres una joven promesa, que sigues siendo pobre, que te esfuerzas mucho, que recoges poco... y hace que muchas veces te replantees el camino en el que estás. Pero luego te resulta inevitable estar vinculada de cualquier modo a este mundo... un lío. Me encanta actuar, me encanta que me llamen para interpretar. Ir, darlo todo e irme a mi casa. Escribir me apasiona, pero me cuesta un poco cuando tengo plazos de entrega, porque soy una vaga y me gusta escribir cuando me apetece... (¡así de cómoda soy!)... y dirigir... buf... me vuelve loca... pero para una perezosa como yo la responsabilidad a veces es un poco una lacra. 

Un instante de Yernos que Aman, una obra que necesitamos que regrese

Una de tus trabajos que más me impactó fue Yernos que Aman, un crudo relato sobre la realidad de una familia que no puede distar mucho de las miserias de algunas propias o cercanas, ¿Volveremos a verla en cartel en algún momento?
Ojalá... son varias las obras que he hecho ya.  Y la gente de mi entorno tiene sus favoritas. Es normal que mis amigos, que vienen a ver todo, hagan ranking de la que más les gusta a la que menos... y Yernos no siempre está en las primeras posiciones de ese ranking, pero hay mucha gente a la que sí que le gusta y yo he de reconocer que es de mis obras favoritas... porque fue muy especial para mí, porque había más implicación personal que en el resto de mis textos, y porque hicimos un grupo muy bonito y variopinto. A MÍ ME ENCANTARÍA VOLVER A HACERLA. Pero es cierto que estaba muy concebida para el espacio en el que se representó... ahora no está a la vista, pero quién sabe si se puede apañar una versión a la italiana o una adaptación para cine ;-)

Estás participando en la segunda temporada de Indetectables, una serie que combina el humor con un mensaje de concienciación ante las enfermedades de transmisión sexual. Tu capítulo se llama, Chenoa’s Fault, ¿Veremos a Chenoa? ¿Qué puedes avanzar de él? ¿Era tu favorita de Operación Triunfo?
¡¡No sé qué puedo avanzar!! ¡¡TENGO MUCHAS GANAS DE QUE SE VEA!! Es un corto protagonizado por Bruno Silva, Lorena López y por mí. La verdad es que fue un rodaje muy facilito y estamos muy contentos del resultado. ¿Si veremos a Chenoa? Ah... no lo sé ni yo... ¿qué si era mi favorita?. Yo no tenía favoritos en OT, era de esos adolescentes despreciables que odiaba a casi todos y no defendía a ninguno... pero bueno, si tuviera que quedarme con alguna la elegiría ella, porque no necesitaba la academia para nada y porque siempre derrochaba seguridad y porque ahora me parece un personaje fascinante capaz de reírse de si misma... 

No es Chenoa pero es parte de Chenoa's Fault

No es la primera vez que participas ayudando a extender la concienciación, eres el guionista de Comiéndote a besos, ¿Es importante implicarse en una época donde parece que creemos que el VIH no va con nosotros?
Mucho. He colaborado un par de veces con el tema, porque creo que es fundamental ayudar a la integración a través de la ficción. Tengo la suerte de poder contar historia y de poder ayudar por ahí y poder retratar uns personajes con VIH alejados de estereotipos... lejos de tramas terroríficas a las que estamos acostumbrados. Ayudar a la integración es poner personajes con VIH donde eso no sea relevante, es tratar el tema de un modo sencillo desestigmatización. Estamos en el 2017 y la ficción sigue tratando el VIH como si estuviéramos en los 80, creando conflictos dramáticos, tratándolo como un “problema” asociándolo a gente a punto de morir y sufriendo, etc... estamos en el 2017, la realidad creo que es otra muy lejana y es bonito que podamos ver tramas con personajes con VIH no centradas en eso. Comiéndote a besos es una comedia...y es guay ver como podemos reírnos en una historia que habla de eso, no sé si me explico.

Pregunta Sálvame: Juan Blanco, ¿Está soltero? ¿Aceptaría propuesta de matrimonio? Si es que es adorable en esta obra, hasta en los momentos más "duros", siendo torturado en Pulveriza o como cuando se peleaba en el clip de Camas y Trincheras de Rusos Blancos.
Entiendo que todo el mundo quiera proponerle matrimonio a Juan. Es majo, apañado, monísimo, es de los mejores actores que me he topado nunca y además es divertido... Para mí en este espectáculo está en uno de sus mejores trabajos (por lo menos de los míos), porque demuestra que no es solo un actor naturalista y ya está, sino que tiene un montón de cosas para enseñar y para mí ha sido un lujo poder contar con él y verlo enriquecer el que creo que es el monologo más largo que he escrito nunca. Y lo de si está soltero... pues...

Juan Blanco en Pulsaciones, si es que da igual que le pongan apaleado

¿Por qué follamos mejor cuando ya no somos novios? termina este sábado de junio en el AZarte con todas las entradas vendidas, ¿Hay planes más allá de finalizar este mes? ¿Se verá en más lugares?
¡¡A saber que nos depara el futuro!!!

¿Y los tuyos? ¿En qué te encuentras liada para los próximos meses? Por lo que me intuyo eres de las que no para ni un solo momento...
Ahora estoy volcada con un capítulo piloto muy grande que he escrito y que voy a dirigir con Carlos del Hoyo... es mucho trajín, pero estoy muy contenta.

Una frase útil para la vida y para una obra de teatro.
Las frases tópicas y manidas siempre son las mejores: “Las cosas tienen la importancia que nosotros les damos” “Si juegas a no perder nunca ganas” y esas mierdas facilonas  de sobre de azúcar son todo verdad.

Acaba a lo grande, como una buena canción de pop. Di lo que quieras. Como si fueras Roser dejando el puesto a Carmen Miriam en la final de Popstars.
Pues acabo dándole al play a Mi fábrica de baile de Joe Crepusculo ;-)


Puedes seguir a Abril Zamora en Twitter e Instagram

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...