3 de abril de 2013

The Black Parade | El DISCO de My Chemical Romance


La semana pasada se conocía la separación del grupo My Chemical Romance. Reconozco que no sabía de su existencia hasta hace pocos años pero al descubrir su disco The Black Parade (Reprise Records, 2006) me cautivaron con su rock emo gótico que escondía en su interior un disco conceptual.


El grupo siempre ha sido tachado, porque se suele decir con un halo negativo, de ser para adolescentes, pero hay que reconocer que The Black Parade por historia, diseño y demás parece dirigido hacía un público más adulto: cuenta la historia de un chico que conoce que tiene una enfermedad y todo el proceso que sufre durante la misma, la situación entre la vida y la muerte en la que se encuentra... No sólo en la música se refleja todo este ambiente, también el libreto, carátula, inspirada en la pintura March of Saints y con la aparición de Juana de Arco, y demás también son obras de artes como he visto en poco packs físicos de discos. Hasta la gira que hicieron para presentar el disco se crearon personajes dentro de este mundo oscuro.



14 temas que bajo el mismo hilo argumental pasarán desde los temas más rockeros, acelerados, a algunas baladas magnéticas pero que siguen sin perder su sonido: The End es el primer corte lo hace como si fuera un trobador contando el comienzo de una historia, Dead! nos lleva a un viaje a la locura, This is how I dissapear que suena a la aceptación de la situación seguido de The Sharpest Lives que sigue el mismo estilo,  Welcome to the black parade (vídeo dirigido por Samuel Bayer) es su exponente perfecto con ese rollo épico de desfile de parque temático pero en versión chunga, I don't love you (vídeo dirigido por Marc Webb) es el dramatismo hecho canción con una tristeza asombrosa.

Llegamos a House of Wolves juega con un sonido oscuro pero más fiestero dentro del contexto que estamos, con Cancer parece que tras la fiesta llega el choque de nuevo con la realidad, siguiendo con Mama que juega con una mezcla de las dos anteriores. Sleep nos lleva a un momento de avance del subidón, Teenagers (vídeo dirigido por Marc Webb) es el tema más "relajado emocionalmente" del disco, más de taberna y de bailar con aires a  alguno de los temas del grupo Offspring, Disenchanted y Famous Last Words (vídeo dirigido por Samuel Bayer) son el final y se deja reflejado en los nombres de las canciones.  El disco termina con un corte escondido, Blood, que es un absoluto descenso al desvarío absoluto cuando todo está perdido.

Imagen superior de la entrada: portada de la caja de cartón en la que va enfundada el disco,
Imagen sobre estas líneas: portada real el disco
Fuera de este disco tienen algunos cuántos hits como I'm not OK, todo un himno con un vídeo que aparenta ser el trailer de una película (al estilo de Leñador y la Mujer América de Zahara o Nothing in this world de Paris Hilton), o Planetary GO del que, finalmente, ha sido su último disco: Danger Dayys: The True Lives of the Fabulous Killjoys. En los últimos meses han publicado una colección de cinco singles llamados Conventional Weapons, con un total de diez canciones que han supuesto la despedida definitiva como grupo.

My Chemical Romance donde vayáis que tengáis buenas carrera de manera individual, que ya sabemos que es lo que suele pasar en estas separaciones. Al menos nos dejan un legado con cosas interesantes como The Black Parade uno de esos discos que considero imprescindibles en las discografías.

1 comentario:

  1. Me encanta la reseña que has hecho de uno de mis discos preferidos :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...