15 de julio de 2013

Cosas fáciles de hacer pero difíciles de contar | Que bailen los demás

"Nunca hay un último esfuerzo,
siempre queda alguno más,
y te parece increíble lo que puedes aguantar"


El año pasado en septiembre llegaba un misterioso proyecto llamado Que bailen los demás (Q.B.L.D.) que publicaba un EP homónimo con unos temas bailables, frescos y technopop. Lo que parecía sólo una "forma de dar salida a canciones que no encajaban con otros proyectos"... ¡ha regresado!

Cosas fáciles de hacer pero difíciles de contar (Discos del Rollo, 2013) es el EP que presentan ahora y tiene en su título la respuesta a como hablar sobre él: es fácil de escuchar pero difícil de explicar la mezcla de sonidos que vamos a poder encontrar en su interior.


6 temas componen el EP todos ellos, excepto el último, comienzan con el nombre de Yo sobreviví al ataque feroz de... dando así digamos una unidad a todo el conjunto, mientras que la canción final (Fin de curso ye-ye) es una versión de Pitillo Blue que solían tocar en sus conciertos el grupo Chernóbil. El tema presentación Yo sobreviví al ataque feroz de la albóndiga de los mil ojos ya conquistaba a la primera escucha pero no es el único que merece la pena. Todo el EP viene organizado como si fuera un Manual de Supervivencia ante estos ataques feroces.


¿Cómo se explica el sonido de este disco? La principal referencia podrían ser Ellos, por la mala leche de buena parte de las letras, el estilo de las canciones y el concepto del technopop. Es más se llegó a rumorear que quién estaba detrás del proyecto era Guille Mostaza algo que se negó... pero ya habían conseguido llamar la atención. Ahora bien de repente se nos viene a la cabeza Miqui Puig o incluso J. de Los Planetas en la voz de Q.B.L.D.

Aparte de las referencias technopop encontramos también encuentros con guiños a temas pop clásicos que sobrevuelan a Mecano o La Oreja de Van Gogh. El primer tema (Yo sobreviví al ataque feroz de Johann Pachelbel en el gusano loco) es una melodía que podríamos ajustar a un tema del denostado, sin entender porque, grupo donostierra con un toque más techno.


El disco se puede descargar de forma gratuita desde el Bancamp del grupo pero también podéis haceros con uno de los 100 cassete de edición limitada publicados por Discos del Rollo.

Esa mezcla de elementos hacen que Cosas fáciles de hacer pero difíciles de contar se convierta en una referencia imprescindible de este año de buen pop, letras con intención de perdurar en el tiempo y, que nos enseña, que a veces los planes alternativos pueden tener un futuro más longevo.

No podéis dejar de escucharlos amantes del pop y las buenas letras. Que bailen los demás hicieron de las suyas una vez y son así de bromistas que han decidido repetir... y han mejorado. El que avisa no es traidor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...