16 de octubre de 2014

Kiss Me Once Tour | Esto sólo lo soluciona Kylie


Sí, la ciudad de Madrid tenía frío, la lluvia amenazaba y los alrededores del Palacio de los Deportes no estaban muy animdos. Por lo que parecía la venta de entradas para la primera cita de la gira 2014 de Kylie en España no había ido del todo bien. Los que habíamos visto que era lo que nos esperaba en el interior notábamos que la gira se había convertido en un Low Cost en toda regla sin demasiado artificio. Puede ser que parte de la culpa hayan sido de las bajas ventas de Kiss Me Once, su último disco con el que estrenaba manager y discográfica...

...¿Y bien? ¡Pues que todo eso daba igual! Realmente nos importaba bastante poco. No era necesario mucho para que Kylie Minogue triunfara entre los allí presentes, que casi éramos conocidos entre todos. Tras el corto de Sleepwalker, dirigido por su amigo del alma William Baker, y con las interesantes canciones creadas con Garibay. Con una puntualidad británica, de la que siempre hace gala y no debería ser sorprendente, comenzaba el espectáculo. Una pantalla por donde pasarían maromos de todo tipo, una Kylie muchas veces onírica, elementos inspirados en Dalí, un cielo de noche estrellado y preciosos simbolismo.

Ella tiene ese punto de Campanilla conquistadora entre buena y malvada que interpretaba en Moulin Rouge que lleva dentro. Comienza saliendo de un labio muy a lo Rocky Horror Show y a partir de aquí el espectáculo se centra en canciones que bien podrían ser de un grandes éxitos y deja relegado a cuatro temas su último disco.

Al menos si que suena Les Sex, para comenzar a caldear el ambiente, pero después es un vertiginoso viaje que nos lleva desde singles que salieron no sabemos porque motivo (Timebomb), pero después éxitos de aquel X (In my arms y Wow). Todo el mundo baila, corea y se encuentra encantado, eso es parte del encanto de estos conciertos, su ambiente, buen rollo, como pasa con los de La Casa Azul.


Quizás hay dos secciones especialmente grandes: cuando empieza a enlazar un clásico Step Back in Time, para seguir con el Spinning Around, el momentazo de Your Disco Needs you, que nunca debería de quitar de sus conciertos, o esa versión más techno del On a Night Like This. El otro es cuando el escenario se vuelve una casa de muñecas, viajamos a los 80 y se hace un Medley con temas tan adorables como Hand on my heart hasta I Should Be So Lucky.

Juega con los vestidos, tantos de ella, de sus bailarines, y de las coristas, que hacen que sea a cada rato sorprendente. Hace diversas mezclas de canciones, de repente te encuentras con algún pequeño fragmento de una de las suyas, pero también hay ecos de Madonna, Daft Punk, y hasta se atreve con una versión del grupo INXS, Need your tonight.

[ Momento Kit Kat: El Bailarín buenorro de esta gira se llama Ben Akl. De nada ]

Foto del Instagram de Ben Akl

Ella enseguida te sale elegante picantona, como que se pone en plan Hairspray, pero de repente le viene una vena casi con toque sado y se pone un poco guarra en Sexercize, aunque también sonaría Slow, y ese final con el remix de Chemical Brothers, dos de las canciones de Kylie perfectas para follar. También, de forma sorprendente, sonó el Kids, en dueto con sus simpáticas coristas, y una versión chula del  Can't get out of my head, que revitaliza la canción y la acerca a aquel mashup con Blue Monday de New Order o el que presentó en el The Kylie Show donde presentaba el disco X.

Podríamos obviar que sonaran Beautiful y Kiss Me Once (meh), pero bueno después llegó el momento en que sacó a alguien del público para que se hiciera un selfie con ella. El elegido, por lo que dicen porque allí parece que nos conocíamos todos, era un chico turco que le regaló una muñeca customizada y que estaba allí por él y todos los que estábamos allí, porque es así de majo.


Casi terminando se pone en plan choni de barrio con sus bailarines y nos deja un Get Outta My Way, Love at the first sight (dice un amigo que tiene que hacérselo mirar que siempre la cante). También hubo un momento de peticiones musicales, pero no, nadie pidió que volviera a cantar Beautiful pero si Crystallezed, Million Miles y unas cuantas más... Ella estaba encantada, feliz y contenta

Pero ella sigue siendo feliz cuando canta All the Lovers, sin fuentes, ni pirotecnía... sólo ella, un fondo con mucho amor, y sí, en todo el subidón confeti a mares. El final es como un simbolismo con sus bailarines que van en una especie de pijama mientras suena Into the Blue. Ella desciende bajo el escenario... The End.

Foto del Instagram de Kylie Minogue

Se encienden las luces. Se empieza a reflexionar: Lo importante es que Kylie salva una gira, un lunes, y lo reconverte en una noche tan encantadora como ella... los restos del confeti, y regreso a la realidad pero tras dos horas de sonrisas por doquier. Esta gira sólo la soluciona Kylie como sabe, haciendo feliz a todos aquellos que van a verla.

Cara B: "So let's dance through all our fears..." para Hombres Encontrados

Bonus Track: On a night like this de Xurgell en Geografía de la Censura

3 comentarios:

  1. Entre las canciones que pidió el público se encontraba Million Miles, no Million Away.

    En lodemás de acuerdo: Kylie salva una gira sin artificios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Pei, es que he hecho un mash up con 'Miles Away' de Madonna. Oído cocina.

      Eliminar
  2. Ay, he leído Pei y he pensado que era yo.
    Pero no.

    ResponderEliminar

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...