18 de junio de 2013

Party Monster | Money, Success, Fame, Glamour

"The road of excess leads to the palace of wisdom. Blake, William. 
That's really all you need to know. That and "Don't dream it, be it!"



Hace unos meses recuerdo ese momento en el que alguien me dijo "Pero ¿Cómo es que tú no has visto esta película?" refiriéndose a Hedwig and the Angry Inch -que vuelve ahora a las tablas con Neil Patrick Harris- fue la primera de otras tantas que me descubriría esa persona. Con otro amigo me paso algo parecido días atrás y me dijo "¿Qué no has visto Party Monster? ¡Te va a encantar!". La vi y me encantó, como estaba previsto.

Así que aquí os recojo todos elementos necesarios para crearte una película de culto, en este caso para la divertida, surrealista, con su punto triste, de Party Monster (Fenton Bailey y Randy Barbato, 2003)



1) Una imagen rompedora: el póster te incita ya a tener que verla, entre la imagen de los dos protagonistas y esas pequeñas píldoras en formato cuadros en la parte inferior sabes que la película empieza a prometerte algo que va a ser un entretenimiento puro y duro. El gore soft, por llamarlo de alguna manera, como forma de captar la atención no está nada mal.



2) Una estrella caída: Macauly Culkin en el papel de Michael Alig. Su última película antes que ésta fue Niño Rico, en 1994, y dijo que no actuaría hasta encontrar una película que le interesara, sólo tardó nueve años en hacerlo. Parece que casi esta película presagiaba como iba a ser la vida del niño de las dos primeras entregas de Solo en casa. Una vida llena de desfases y problemas con las drogas en un papel que casi parecía encajar perfectamente con su actitud ante la vida.



3) Un actor que ha hecho más pelis de culto y series molonas: Seth Green en el papel de James St James. Muchos le conocimos por ser un hombre lobo en la serie Buffy, Cazavampiros pero también le recuerdo por aquella ida de pinza que era El Diablo Metió la ManoSi no la habéis visto, debéis hacerlo, ya... estáis tardando. La protagonizaba Devon Sawa (Destino Final, la buena, la primera).



4) Un chico guapo: Wilmer Valderrama, como Keoki. Rollo latino dando un toque de color... vamos que yo me perdía encantado con él. Después claro si os va a otro rollo, más Belami, tenéis al propio Macauly que aunque ya tenía los 23 seguía pareciendo un crío en la película con esa pinta de "Yo no he roto un plato". Wilder, por cierto, creció muy bien.



5) Un Marilyn Manson travestido. Es que Marilyn Manson es muy suyo, el autor del disco Mechanical Animals para mí el mejor de su carrera, está irreconocible en el papel de Christina una travesti, drag o vete tú a saber el que, que desfasa por todos lados y se convierte en un icono de las fiestas que realizan los protagonistas y conductora ocasional. Todo un personaje en toda regla.




7) Una banda sonora estupenda: Desde temas de Scissor Sisters, el propio Marilyn Manson, Miss Kitten, o Ladytron... éstas incluidas en la edición de la banda sonora, aunque también por el metraje de Party Monster nos encontramos con el Total Eclipse of the Heart de Bonnie Tyler, el You Spin me Around (Like a Record) de Dead or Alive, Supermodel de Rupaul y el It's a Sin de Pet Shop Boys. Es total o no, ¿Eh?.



8) Detallitos low cost: El pollo gigante que es uno de los personajes que aparece en la fiesta, que después seguro que inspiró el fiestón que se pega Ke$ha en vídeos como C' monun pequeño papel de presentador del actor Daniel Franzese, que al año siguiente haría de Damian en Mean Girls (Chicas Malas); el nombre del grupo de los chicos que se reunían era el Club Kids, que a mi me recuerda a aquel club del McDonadls; algunas de estas fiestas que organizaban se llamaban Disco 2000, como el mayor hit, a mi parecer, del grupo Pulp; o, sobre todo, la gran cantidad de disfraces que usa el personaje de Seth Green que dan para hacer un desfile de pasarela digno de una nueva edición de Supermodelo.



10) Basado en hechos reales: Si uno piensa que la película es surrealista y que algo así no podía suceder en la vida real: craso error. La película se basa en el libro Disco Bloodbath, escrito por James St. James, en el que cuenta las experiencias que vivió junto a Michael Alig y que se siguen paso por paso lo que sucede en la película incluido el "acto" que desencadena toda la historia en flashback: el asesinato de Ángel, su camello.



"It doesn't matter what you look like! I mean if you have a hunchback, just throw a little glitter on it, honey, and go dancing."

Recomendación hecha por Juan Hernando

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...