8 de diciembre de 2014

Cantando en la 5º dimensión con 'Moulin Rouge'


La noche del viernes se convirtió en mi desvirgamiento en el Sing Along, un concepto de cine que lo lleva a la 5ª dimensión. ¿Esto como se come? Pues bien, ¿Vosotros no habéis pensado en ver una peli y, por ejemplo, empezar a cantar con ganas una canción a grito pelado sin que nadie te mande caller? Ya lo dije yo hace unos meses cuando vi Moulin Rouge en pantalla grande por primera vez: "6. Pensar porque no hacen una sesión de Moulin Rouge en plan The Rocky Horror Picture Show, con lo divertido que podría ser: Mucho confeti, coreografías, momentos dramáticos... ¡Lo tiene todo! Aquello acabaría siendo realmente un musical en toda regla e inolvidable para todos los presentes."

En resumen, eso es lo que ha sucedido. El Sing Along, que nace en el Festival de cine Gay Lésbico de Londrés en 1999, llegó a España este verano para animar las noches de calor y, a la vista del éxito, ha decidido quedarse en los cines del Palacio de la Prensa en Madrid, extenderse a Barcelona y a algunas otras ciudades.

10 cosas que pasan en el Sing Along de Moulin Rouge:

Pasen, pasen y vean... ¡Bienvenidos al Molino Rojo!
1. Encuentros ante el Molino Rojo: Pues mira sí, que siempre está bien, desde aquí un "Holi" al enigmático Sr. X. También estuvo muy bien el poder desvirtualizar a la gran Mónica Aragón, otro placer después de muchos encuentros virtuales, una entrevista, y muy buen rollo.

Entre tanto drama, algo de diversión no está mal

3. El buen rollo del equipo desde que entras por la puerta: Sin duda es algo que sorprende, para bien, allí te encuentras con parte del staff indicándote como va todo y, además, hay un photocall donde se puede posar con dos de los actores y las bailarinas para dejar constancia de tu paso por el lugar.

Todooooo es fabulosoooooooooooo

4. Applause, applause: Comienza la película y te ves metido de lleno con un público lleno de ganas de disfrutar, que aplauden a lo loco con cualquier cosa, y que se emocionan a cada instante: Qué sale el logo de la 20th Fox Century ¡Se aplaude! Que sale el director de orquesta ¡Se aplaude! Que sale el logo de Moulin Rouge ¡Se aplaude!, Que se muere Satine... No se aplaude, tampoco nos pasemos.

"Estoy de luto por esos gallos que habéis soltados durante la proyección"

5. ¡Karaoke Time!: Podemos decir que todos cantábamos, pero sería una deshonra al mundo de la canción. Algunos berreábamos, con mucho sentimiento eso sí, canciones como Your Song, Elephant Love Medley, o Come What May. Servidor terminó medio afónico.

Guarra, ramera, fea, pendón... Es que no aprende ¡No aprende!

6. Los odios a algunos personajes: No voy a destripar nada nuevo si sabemos que hay tres personajes que son los malos de la película: el Duque, su acompañante, y una de las putas bailarinas. Pues bien cuando ésta le suelta-sin-querer-el-secreto-escondido-de-la-relación, los "puta", "eres una zorra" volaban por la sala.

And you can tell everybody, this is your song

7. Sentirte en Fama... ¡Y a bailar!: Sí, porque si algo tiene el Sing Along es que no sólo les gusta los karaokes, les encantan las coreos, así que nos enseñaron varias de ellas antes de la película para que cuando llegara el momento nosotros nos levantáramos y bailáramos ¡Mi sueño hecho realidad!

El problema: A él, en realidad, no le gustan los musicales

8. Total, un drama: No lo neguemos, todos hemos llorado viendo esta película. Yo confieso: lo hago en los números de algunas canciones, en la parte final musical, y cuando Toulouse-Lautrec le habla del amor... Mucho, lloro mucho. Pero lo que libera el llorar, ¿Eh?

Bueno, no hay trapecio, pero es lo que le faltaba

9. La quinta dimensión: Seguro que no es así, pero si el 3D es cuando la imagen sale de la pantalla, el 4D cuando hay efectos especiales, pues el 5D será que el público intervenga, directamente. Eso es lo que sucede, se vende un kit con sombrero, billetes, confeti, un luminoso... y un clinnex, sí, un clinnex. Al final la película se vive en el patio de butacas.

"Pero, ¿y no puedo resucitar o algo?"

10. Misterios que te quedan al terminar la película: ¿Algún día habrá un tercer CD con los temas que, sorprendentemente, aún no están editados de la banda sonora? ¿Para cuando un Moulin Rouge 2 donde descubramos los traumas de los personajes que quedan vivos años después? ¿Alguien sabe si la montadora de la película sigue viva, o le dio un parraque con tanto estrés?


Con todo esto y un bizcocho en los Sing Along la diversión está asegurada, y su combinación con Moulin Rouge es perfecta. Perooooooooooo hay más. En su programa destacan, a mi gusto, The Rocky Horror Picture Show y Mamma Mia!. Daros una vuelta y hacer de vuestros fines de semana algo más entretenido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...