15 de febrero de 2016

'Canciones para robots románticos' / Fangoria nos provoca un orgasmo en la órbita pop


Había muchas expectativas ante el nuevo disco de Fangoria, tras ir perdiendo fuelle en Absolutamente, las nuevas producciones de canciones de Dinarama en la Astracanada... (Que tenía un pack deluxe que, hay que reconocerlo, era muy completo lleno de caras B, recopilatorio de singles), tras el que vendría Cuatricromía que fue un disco que dividió a los seguidores del grupo... Y ahora llegaba la hora de nuevo disco del grupo de Olvido y Nacho que provocaba la misma emoción y alegría que miedo y ataques de pánico entre los seguidores.

Se sabía que la producción corría a un 50% por Guille Milkyway y otro 50% Jon Klein. Con ambos habían trabajado en el anterior disco y les había gustado el resultado. Canciones para robots románticos (Warner Music Spain, 2015) es el resultado final de este trabajo. Un nombre que esconde la idea de unos robots que no funcionan correctamente porque los robots no pueden tener sentimientos. Ante este título, esa portada (preciosa) de Juan Gatti y los dos productores, con galones de sobra ¿Será el disco necesario para una nueva época?

Para criticar por criticar, que cantaban ellos, hay que dividir el disco en dos partes bien claras. Esto ya es una ironía cuando Alaska dice en una entrevista "No queríamos que hubiera dos discos diferentes", pues sí los hay, y muy claros:



Primera Parte / Canciones 1 a 6 /  Productor: Guille Milkyway. 
Resultado: La Casa Azul feat. Alaska

Las canciones de la 1 a la 6 son producidas por Guille Milkyway y aunque en esta ocasión la premisa era "Que Milkyway fuese menos Milkyway"  Es decir, un menor toque a La Casa Azul que en su anterior trabajo. Por este motivo entendemos que hay diversas opciones para saber que es lo que ha sucedido (Poned música de tensión);

1) Guille entendió mal la llamada telefónica que le hizo Olvido con Mario gritando de fondo en su casa y lo que querían era hacer canciones más La Casa Azul que las anteriores.

2) En realidad le pidieron lo contrario pero nos lo ocultan cual Expediente X. Ahora que han vuelto Mulder & Scully quizás podamos avisarles.

Disco Sally, la balada que abre el disco, es una de esas joyas que llegan y te calan a primera escucha. Una de las pocas canciones tranquilas del álbum basada en Disco Sally, una mujer mayor habitual del Studio 54 que apareció un amanecer muerta tirada en la pista de baile.



Le siguen dos conocidas Geometría Polisentimental, la segunda parte (rítmicamente que no en temática) de Dramas y Comedias, con sus subidones, efectos, coros y una letra que nos lleva a ver como dos robots ligan entre ellos. Un hit inmediato al que le sigue Fiesta en el Infierno, conocida por su aparición en la última temporada de Alaska & Mario, quizás puede ser el mayor himno del disco y la canción que más Fangoria suena de todas. Momentazo en el speech previo al estribillo que ni es Jorge Calvo, ni Asier Etxeandia (¿Por que a mí me cuesta tanto?), es el propio Guille Milkyway.

Iluminados juega con una bipolaridad musical entre las estrofas, con tono más oscuro, y el estribillo luminoso con unos "Ohh" Ohhh", doble palmadas y una letra sobre corazones la mar de bonita. ¿Tendrá que ver con los Illuminati? Ya sabéis que todo está enlazado. Otro hit (Plas, plas). Manual de decoración para personas abandonados, es de esos títulos largos que les gusta al grupo, incluyendo una cuenta atrás (o cuenta pa' alante) sobre el desamor. De nuevo hay un juego de sintes, instrumentos, y un estribillo que vuelve a jugar a la enumeración de Geometría Polisentimental

Y llega el apogeo, con Voluntad de resistir*, y cuando vuelves a decir que es un hit entiendes que La Casa Azul no es que haya tenido influencia, es que Guille Milkyway podría suplir la voz de Alaska y meter las canciones en su nuevo disco. 

Así estas seis canciones que abren el disco, compartiendo autoría Guille con Fangoria, y donde la música nos lleva a pensar en los hits de La Casa Azul y las letras más a Alaska & Nacho con las temáticas clásicas de Fangoria (Dramas everywhere). He aquí algunas opiniones al respecto sobre esta parte del disco:






No puedo estar más de acuerdo con estos tres tweets, de otros muchos, que pululan por la red y que ven como esta parte es la mejor del disco. Nos sirve de anticipo para el nuevo disco de La Casa Azul, que debería ver la luz este año. Me uno a ellos y veo seis hits en toda regla.

Pero aún quedan seis canciones que hay que tener bastante en cuenta... Al menos una buena parte de ellas.



Segunda Parte / Canciones de 7 a 12 / Productor: Jon Klein
Resultado: Notable. Puede volver a subir nota

Pero ojo, que sea la mejor parte del disco no significa que lo que queda no sea necesario (al menos en su mayor parte). Jon Klein, al que le debemos el disco amarillo de Cuatricromía, saca una vena mucho más pop en ese trabajo ya que querían que "Klein hiciese canciones de disco music y más pop". En este caso si que es así, y se nota con respecto a las canciones del disco negro:

La marisabidilla, el escorpión y la que quita la ilusión, es la tercera entrega de canciones dedicadas a poner a caldo al personal Criticar por Criticar (la época de los foros y blogs), Las Walpurgis te van a llamar (La de los mensajes y llamadas con mala fe) y ahora seguimos en el mismo estilo. Teniendo en cuenta la gran contradicción que son Alaska & Nacho parece que es una canción que quizás deban autodedicarse.

La nostalgia es una droga, no mirar al pasado y mirar al futuro, que no hay que quedarse en el pasado. Otra canción que sigue el estilo de la anterior, bien acelerada, entre el electro y el pop, bien combinado. Mentiras de folletín es una de mis favoritas de esta sección porque consigue mezclar Miranda! (entre los autores de la letra está Ale Sergi) con Algora y los propios Fangoria. Un drama argentino pero cantado sin su acento.


Llegamos a las dos rarezas del disco: Delirios de un androide cardado, que bien podría estar incluida en la banda sonora de Pesadilla Antes de Navidad o La Familia Addams; y La procesión por dentro, que parece sacado de una procesión dedicada al diablo. Dos temas que parecen estar creados para algún desfile de parque temático en la época de Halloween

El disco se cierra con Larga vida y prosperidad donde volvemos a los Fangoria bailables que ahora tienen un poco de Garbage a lo largo de la canción. Un buen sabor de boca para el final, sin contar Sinestesia (Bonus Track iTunes) que deberían haber incluido dentro del disco, sin lugar a duda por encima de Delirios o La procesión con unas guitarras que recuerdan a The Cure.

La pregunta es ¿Canciones para robots románticos es un buen disco? Sí, no sólo eso, es el mejor disco de Fangoria en diez años. Guille Milkyway se ha convertido en un buen compañero de aventuras y Jon Klein también ha sabido jugar con los ritmos pop, aunque puede aún mejorar algo más. Si a eso le unimos el precioso diseño del disco y la temática... Fangoria llegan a la órbita pop. Esperemos que se queden una temporada, pero que no sea la del infierno.



*Al hilo de Voluntad de resistir en una entrevista para El Confidencial dijeron "Si te has metido en una hipoteca no pidas después que luego te saque el gobierno". Tanto para una entrada como ésta en el blog Idiotas Everywhere sobre la otra cara de esa situación. En la entrevista de esta mañana en Hoy por Hoy han matizado, bueno Alaska, hablando que diferente, había un equilibrio en el pasado,  la situación actual es diferente ahora no se pierden las casas por la mala cabeza, se pierden porque "no hay la oferta de trabajo suficiente y los sueldos son una ridiculez". En esta misma entrevista Alaska le dice a Guille Milkyway, al respecto de un problema en su ojo, "Dice Nacho que eso es el estrés porque no terminas de sacar el disco". A ver si es verdad que sale...

3 comentarios:

  1. Y yo aún sin recibir mi vinilo :(
    Me ha gustado mucho tu crítica, me quedo con mentiras de folletín, es lo que suena más diferente de todo el disco y me gusta.

    ¿el disco de Jon Klein no era el negro? Recuerdo claramente que el amarillo era el de Los Pilotos
    Saludos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda, toda la razón. Es el disco negro. Menos mal que no existe la perfección ¡Lo modifico! ¡Gracias Spidifen! ;)

      Eliminar
  2. He tenido que dejar a un lado ciertas ideas y posición política de Alaska y Nacho para entrar otra vez a su universo musical, años atrás había sido adicto y ahora con el trabajo de Milkyway he caído de lleno, estoy de acuerdo que con las 6 canciones de este y las 4 de Cuatricromía podrías tener un cd completo de LaCasaAzul. Ese pop luminoso que nos hace disfrutar, bailar y sentir bien. Creo que lo mejor de este disco es el trabajo de Guille del que soy devoto, y espero que este trabajo sea la antesala de un nuevo disco de la Casa Azul. Dios que ganas…

    ResponderEliminar

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...