7 de febrero de 2016

Melodifestivalen 2016 / 1ª Semifinal: Ace & Robin, los líderes de la clase

Clase A. Curso 2016.

Creo que ya puedo confirmar que el Melodifestivalen es más interesante, divertido y emocionante que Eurovision. Durante un mes y medio melodías pop, presentadores graciosos, bailarines y demás nos van a hacer pasar un buen rato. Ya le teníamos ganas y echábamos de menos.

Anoche comenzaba la edición 2016 con la primera semifinal que se celebraba en el Scandinavium de Gothenburg, presentado por Gina Dirawi y Petra Mede. El arranque, como lo haría minutos después los Goya españoles, fue con un número musical del que no entendimos nada. Los suecos aún no han decidido poner unos subtítulos en inglés para el resto de los europeos que puede pillemos algo más que en su idioma. 

Para hacer esto más dinámico cada entrada de este año van a ser diez imágenes con diez momentos de cada gala. Comenzamos.


Quedaros quietos un minuto, mientras suenan los aplausos

1. El comienzo musical con las presentadoras viaja entre la decoración de cubo de la gira de Cubism de Pet Shop Boys, pasando por el Showgirls de Kylie Minogue y con ese punto que sería Telepasión bien realizado. De verdad que me encantaría que les pusieran una traducción al inglés.


¿Tronistas de Mujeres Hombres y Viceversa o amigos con derecho a roce?

2. La primera actuación a concurso eran la de Samir & Viktor con Bada nakna. Ya lo intentaron el año pasado con una canción más pegadiza (Groupie) que la de este año en la que han recurrido a unas fuentes, que parecen las están en Madrid Río masificadas en verano, y a terminar en plan espectáculo de Disneyland con fuegos artificiales, humo... y descamisados. El moreno tiene un polvete. Si la canción no tiene una buena base ya puedes hacerle lo que quieras que no acaba de funcionar.


(Espacio publicitario para marcas de fast food)

3. Pernilla Andersson con Mitt Guld fue la actuación perfecta para que ir al baño, ponerte a hacer las pizzas en el microondas, escribas unos tweets ingeniosos y whatsapp donde digas que esta canción es perfecta para hacer una pausa en el festival. Y eso que sólo llevábamos una canción, pero una canción con hombres descamisados, que ya sabéis que la carne vende. Creo que la propia Pernilla sabía que se iba a quedar fuera.

Dale ahí, toma patada, toma giro ¡Olé!

4. Mimi Verner con Ain't No Good es un poco la RedNex del pop. Una coreo con bailarines, pero sin sombreros vaqueros, y ella muy simpática de un lado para otro baile que te baile. Neones de ciudad en fondo. Podría ser la versión de la Ruta 66 de nuestro Que me quiten los bailaó de Lucía Pérez.


Mattias, solicitamos tu carrera en solitario

5. Albin & Mattias con Rik es del palo "Oye moreno con perilla, ¿Quién te ha encasquetado al que rapea? ¿De quién es hijo para que te lo hayan puesto? Mira que si fuera el primo de Zumosol, pero es que ni está bueno". Mattias que se quede solo, le dejen una canción pop entera y tirando millas. Albin que se vaya con las ardillas. O con Eminem. Con cariño. Eso sí, en la versión de estudio suena mucho mejor la sección de rapeo.


Miradle que formal, que elegante y que canción chula

6. Robin Bengtsson con Constellation Prize. Sólo le ha faltado quitarse la armónica y la ropa. Esta gala ha sido como el gordo, que se suele hacer esperar. Robin ya ha demostrado el arsenal del buen pop que se presenta al festival, una mezcla entre David Guetta y pop sueco, acompañado de una puesta en escena que, la sensación, parece que es como si fuera el blanco de algún ataque.


Ace x 1000: La película

7. Ace Wilder con Don't Worry: aunque no fuera muy fan de su canción que presentó en 2014 (Busy Doin' Nothing, aunque a cada escucha me gustó más y más), este año ha tenido una canción más que aceptable pero, sobre todo, una puesta en escena trabajada, con coreos, cubos, bailarines, proyecciones que arropan a la canción perfectamente. Esto es acabar a lo grande.


Put your hands on my heart... Ah no, que esa no es.

8. Anna Book, con Himmel för tvåera una de las participantes de la gala dentro del concurso. Finalmente no pudo hacerlo porque la organización tuvo que descalificarla ya que la canción ya había sido presentada por Moldavia en la final de la preselección de este país en 2014 interpretada por Felicia Dunaf y bajo el nombre de Taking Care Of A Broken Heart. Esta descalificación se produjo un día antes de la gala. La organización permitió a la artista actuar en el entreacto y así lo hizo ¡Feliz San Valentín anticipado! Una especie de canción 80 de Kylie en versión sueca. Alguien ha subido un vídeo con las dos canciones sonando a la vez. Claro, clarinete. Eso si, temazo igualmente.


¿Nos explicáis lo del playback? Es que no lo pillamos

9. El "¿Qué cojones es esto?" de la noche lo protagonizaron Las Ketchup que hicieron su comeback más surrealista. De nuevo siendo tres, llegaron a ser cuatro en Eurovision hace diez años con Bloody Mary, interpretaron en riguroso playback el Asereje.  Sin palabras. Without words.


Mirad que buena pareja para el Mira quien Baila. Lo veo

10. Las apuestas de la noche eran clara hacia los que deberían pasar a la final: Ace y Robin. Si hubieran sido otros, la hubiéramos tenido entre todos los que estuvimos comentando vía Twitter el festival. Para la ronda de repesca pasaron Samir & Viktor - Exigimos desnudo integral- y Albin & Mattias - Exigimos que Albin no llega a tiempo de la gala-.

El anuncio del año pasado me gustaba, el de este año también: el Melodifestivalen, la fiesta sueca más larga ¡Claro que sí!




Nota informativa: los vídeos de Ace y Robin no están disponibles al ser los finalistas ¿El Motivo? Para dar una cierta igual de oportunidades con el resto de artistas que pasaran por las próximas semifinales. Una vez lleguemos a la final los volverán a liberar.

---

Todo el Melodifestivalen en Confesiones tirado en la pista de baile: 2016201520142013 y 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...