2 de enero de 2011

10 cosas que te pueden pasar en una nochevieja

"En la puerta del sol, como el año que fue..."... todos los años resuena en más de una casa el clásico de Mecano, posteriormente enlazado con el Happy New Year de los ABBA por seguir hablando de temas clásicos.

Pues bien en nochevieja te pueden pasar muchas cosas, éstas son diez de ellas.





0. La nochevieja empieza en la comida. No es normal que uno se está reservando, que pasa de salir el día anterior por estar 100% esta noche. Vas a casa de un amigo -que te hace un regalo de cumpleaños super chulo-, te hace una buena comida -venga mentes mal pensantes-, te pone una cervecita, un vino, un queso, una cecina, un pisto y todo acaba con helado de vainilla con agua de Valencia. Imaginar como regrese a mi casa desde allí... casi con resaca antes de la cena que estaba. Y más viendo el programa de aquí a la derecha donde hablaban de gente despedida tras una cena de navidad. Si yo contara por esta boquita.

1. Cena familiar no esperada. Si, yo inocente de mi pensaba que como el año pasado pasaría la nochevieja en la soledad de mi casa, acabando el día en la ducha mientras el resto de la población estaba dándole con las uvas y esperando que algún familiar se atragantara. Pues no, se han puesto todos malos en mi casa y hemos estado todos en familia, que por estas fechas se ponen muy Salva mi navidad de los TCR.

2. Pero, ¿donde está la gente?. Sales de casa y tú que piensas que va a ser una odisea el conseguir algo de espacio vital en un buho, que la parada va a estar llena de gente borracha ansiosa por llegar a esa fiesta prometida... Y eso es: MENTIRA. Si, había más tráfico que otro viernes a esa hora, pero tampoco tanto. El buho venía medio vacío, con lugares para sentarse y lo mejor: el conductor estaba simpático -esto es que los milagros a veces si que existen-. Mire para todos los lugares a ver donde estaba la cámara, pero no, era verdad.

3. La gula. Esa gula en la que llegas a casa de alguien y aunque te hayas puesto hasta arriba sigues queriendo comer aunque sea unas patatas, mientras llega el resto de gente en metro y tarde. Porque si queridos amigos en el bus casi nadie pero el metro era como una batalla campal, menos mal que desheché esa idea porque sino sería del grupo de los de llegar tarde.

4. Jugando al escondite. La fiesta a la que íbamos tenía una dirección muy claro, lo que no era claro era la ubicación de esa dirección. Estando por la zona nos dimos cuentas que el nº estaba allí pero el supuesto local no aparecía por ningún lado. Pero no pasaba nada, había más gente como nosotros... somos listos y aunque nos lo pusieron dificil supimos llegar. 

5. Las piezas del puzzle. Esta fiesta parecía estar organizada por aquel que creo el Négone, al llegar te daban unas piezas de puzzle que lo que eran las consumiciones para las copas. No podían ser más pequeñas las piezas que nos dieron, el reto: Aguantarlas a medida que uno fuera tomando copas. Si, eso de por si ya era una gran misión.

6. Los baños modernos -que no es lo mismo que hacerse los modernos fotos en el baño-. Nada más bajar de esto que vas al baño y ves a un amigo que se sorprende viendo a dos chicos saliendo de uno de los baños -sniff...-, pero lo mejor es que cuando te vas a lavar las manos y no ves el jabón y te dice el chico de al lado "Ehh, aquí ni jabón ni na, para que parezca que te has lavado las mano", tú le das la razón y el te dice "Si, es que este es un lugar minimalista", tan minimalista que tampoco había papeleras. Llámalo minimalista, ahorrador o simplemente cerdo.

7. Los DJs. El éxito o fracaso de una fiesta más que en una decoración, gente y tal es la música. Bien, esta fiesta fue un fracaso, porque la los DJs eran muy monos, pero ese rollo house que no es de masas, como que no. Yo entendería que te pusieran a un Bisbal, David Civera y hasta King África -mirad que soy permisivo- pero esto no. De ahí salió mi frase de "Follemos al DJ y que deje de pinchar". Como dice el anuncio nos dijeron que después la fiesta mejoró y fue grandioso con barra libre, confetti, etc.

8. Gracias PaPizza. Ya no hay uno sólo por Madrid sino que se han extendido por varíos lugares estratégicamente situados por el centro. Es genial huir de una fiesta y acabar comiendo un trozo de pizza que te sienta como si fuera el manjar más elaborado del planeta.

9. Creo que tengo instinto paternal. Bueno, creo que tenemos porque nos paró un chico -que debía de tener los 18 años recién cumplidos- para pedirnos consejo para llegar a un lugar. Era un chico muy guapo y a todos nos entró algo así como rollo paternal increible, una amiga dijo "Si es que este chaval con unos años más". A mi es que me dio la sensación de decir "Ays pobre vamos acompañarle a que encuentre a la novía". Esto tiene que ser la edad, si, tiene que ser.

10. Amanece resacoso. Llegas a casa, te levantas cansado pasadas unas horas y lees la noticia que Beth Ditto saca un EP en solitario. Y tú dices: Pues muy bien. Pero cuando añaden eso de "Beth se pasa a la música de baile" tu te preguntas, ¿Y que cojones es lo que hace con Gossip?, ¿Ehh?. Y otra duda ¿Que tiene El Guincho que viéndole en la portada del Mondo Sonoro -así como en su video de Bombay- aunque no sea un tio guapo?, ¿Ehh?

El confetti es un ingrediente más


Son cosas de nochevieja. Que estéis teniendo buen día de resaca.

1 comentario:

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...