8 de agosto de 2009

Desde aquella habitación, desde aquel rincón tan exquisito

Igual que se celebra el 50 aniversario de Disneyland, podemos celebrar que con esta se hace la entrada número 50 de un blog que nació tontamente, y que vale, sigue siendo bastante tonto, pero oye, ¡hay gente que lo lee!, tras este momento autopromoción sin sentido, vamos a lo que vamos.

En el último año me he recorrido una buena parte de festivales por nuestra geografía españoles, cuando no había ido a ninguno, desde el Cultura Pop, pasando por el calor-frío del Contempopranea, ¡Murcía que popera eres! con el Lemon Pop, le siguió el surrealismo (ya desde el nombre y en el año de su debut, esperemos que no la última vez) del Extratoris, no nos perdimos una nueva edición del Plastidepop, repetimos en el Contempopranea y hemos acabado en un pueblecito, muy bonito, de Jaen llamado Martos en el Vertigo Estival, que va por su quinta edición.

Siempre me ha extrañado como se hacen festivales en lugares tan aparentemente extraños, aunque la realidad es que son más baratos para poder tener el alquiler del sitio y además es una manera de poder promocionar la población y Martos hay que reconocer que no es un pueblo pequeño ya que tiene alrededor 26.000 habitantes y una dimensión bastante grande.

El Vértigo lo componían en este año cuatro grupos: Blam de Lam, Christina Rosenvinge, Ellos y Second, por ese orden que actuaban en una noche que no era nada calurosa como era el habitual tiempo local del lugar, podría decir muchas cosas del festival, a nivel organizativo, sonido y demás... pero la verdad es que nos lo pasamos bien, bebimos un poco -poco tirando a bastante- ya que en este pueblo el botellón no está prohibido y hasta están bien organizados y todo, lo cual da que pensar que si se lo monta uno bien, se puede no molestar y esas cosas.

El festival se hacía en la caseta municipal que había reservado una zona para acampada, quien dice zona, dice una pequeña parcela donde al final estuvieron la friolera de dos tiendas de campaña únicamente, la verdad es que hubo una buena entrada de gente pero esperaba más, aunque si así funciona y hace el negocio que pretenden, mucho mejor: sin agobios, si masas, sin peleas por primeras filas (la cual era en realidad la tercera o cuarta...). Aparte en las instalaciones, una barra donde poder beber y algunos puestos de venta de pulseras, chapitas (originales, la verdad), poquito pero bien avenido.

No puedo decir mucho de Blam de Lam, también conocido como "el grupo local de Martos", ya que tanto esa actuación como la mitad de Christina Rosenvinge la pasamos en la calle con nuestro amigo el Ron Velero y la Coca-Cola, con lo cual si decir que lo que sonaba de fondo no sonaba mal, y hasta parecía interesante. A la mitad de la actuación de Christina, ya sin los Subterraneos, y sin Alex de la Nuez y con sus 45 -muy bien llevados- años, nos acercamos, que no sonaba tan indie como pensaba pero demasiado relajado y lento para nuestros acelerados cuerpos que lo que esperaban...

...era bailar como cosacos al ritmo que Ellos, una vez más y a saber ya cuantas llevamos, pusieron desde la sintonía ya clásica de "Esto no es un adios", empezando con "Tu primero" y cerrando con su ya clásico -cuando el tiempo no se lo impide- "El Regalo", eso si hubo algunos problemas de sonido que entorpeciaron un par de canciones cuando la voz de Guille ya no se sabía por donde escuchar, ya que ningún micro de los que había en el escenario funcionaba... pero pese a ello y que algunos seguíamos cantando "andando, yo tomaré los mandos..." mientras Guille hacía lo que podía e intentaba ver que pasaba, pero es un único pero a unas filas que dábamos saltos, cantábamos y berreábamos. En este concierto y debido a la coincidencia de Ellos y Krakovia en la misma noche en puntos diferentes de la geografia, Guille fue sustituido en Krakovia y Javi Geras se fue con estos últimos retomando Javi Mateo su puesto de bajista que tuvo desde que Ellos comenzaron a girar con banda al principio de su carrera.

Para "El Regalo" en vez de subir gente, él se bajó a la primera fila y fue rodeado cual Cristiano Ronaldo, hasta que el micro cayó en mis manos para cantar (como siempre, horriblemente) la parte de la canción que en el disco original (IMPRESCINDIBLE: Ni lo se ni me importa Subterfuge, 2003 y esperemos que en breve reeditado por la compañía, ya que anda casi que descatalogado) cantaba Desire, del grupo Fine!. Les pedimos otra, otra, otra pero va a ser que nos quedamos solos sin que ninguna voz nos respondiera.

Nos quedamos con algún tema en el tintero como siempre por la falta de tiempo, aunque eso era digamos que no del todo cierto, acabaron los chicos de Second, que siempre he pensado que es el típico grupo que intenta arrancar, que ha ganado algún premio, y que ahora andan de promoción en Cuatro de otro concurso de jóvenes talentos... pues la verdad es que en directo triunfan y su último disco es completamente en español -hasta ahora combinaban el idioma de nuestro país con el inglés-, claro que puede que también haya sido importante la buena producción de... Si, señores, el Rey Midas de la producción de nuestro país, ¡Carlos Jean!, que ha hecho lo propio con "Fracciones de un segundo", y creo que la gente respondía, con temas con Rincón Exquisito, se podía bailar, cantar y al final un "asalto" al escenario de casi la mitad del festival (exagerando los datos, claro) a bailar con ellos y cantarselo, incluido Guille y Santi de Ellos, Guille ayudando a tocar la bateria y Santi bailando encantado con toda la población.

Total, que diversión, encuentros, reencuentros, y buen rollete en Martos, población que creo que habrá que volver a visitar, porque aparte del festival -que si traen un buen cartel, no faltaremos- tiene zona visitable por la ciudad la cual por el breve tiempo que estuvimos no pudimos ver.

Han sido menos de 24 horas, si es que ha sido todo vertiginoso y en buena compañia algunos lugares de España, un mini Spainvision con gente malagueña, toledana, cordobesa, jienense, madrileño... que sin duda es lo mejor de estos encuentros.

¡Volveremos!, Y es una amenaza.

5 comentarios:

  1. El gentilicio de Jaén es jienense, no jaén en sí :P

    Next Stop: Granada 4

    ResponderEliminar
  2. sabía que te acabaría gustando second jajaja, cuando es el próximo oiga??

    ResponderEliminar
  3. Jiennense con dos n, es más común que el de una n, pero igualmente válido!

    Enhorabuena por las cincuenta entradas, esperamos muchas más, sobre todo de cosas que he podido presenciar como esta!

    Sí, señor (efectos especiales) Martos es un pueblo digno de visitar! Aunque también hay que añadir que siempre una visita es mejor con buena compañía, como en este caso con vosotros :D

    No pienso comentar nada más sobre el festival, mis impresiones están bien recogidas en tu entrada (gracias por el ahorro!)

    A buscar el próximo!!! ;)

    ResponderEliminar
  4. jodo!que bien se lo pasa!!!verdwe de envidia que me ando!!hacía un montón que no pasaba por aquí ni por ningún rincón bloggeril!!
    Saludetes!!

    ResponderEliminar

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...