12 de mayo de 2010

Nunca me alcanzarás

En el día de hoy doble sesión de cine:



Ingrid, la película - Leido así me ha recordado a eso de "OT, la película"

No se como empezar la crónica de esta película, porque es una película, si, aunque a veces no lo parezca, o quizás que lo que parece es que quieren hacer una mezcla de estilos y de historias, tramas... aunque pasados los días creo que hasta todo lo que ha sucedido tenía un cierto sentido. Antes de verla una amiga me pasó un enlace con todas las críticas -negativas- hacía la cinta: no me sorprendió, todas se basaban en que era una película hecha y para modernos, donde mezclaba música indie con actuaciones dignas de un desfile de David Delfín y otras un poco más gore.

Ingrid, es la historia de una chica, la historia de su vida, de como ha llegado a ser quien es, una historia sobre el miedo, la cultura del dolor y como afecta ello a su trabajo -diseñadora de moda hiper moderna-. Se ha mudado de París a Barcelona a vivir donde coincide con un también nuevo vecino llamado Alex, a partir de ahí hablarán de su relación y de la extraña atracción que le causa Ingrid.


Ella es Ingrid, es oscura y misteriosa, su casa no tiene puertas -ni siquiera la de la entrada- y se dedica a diseñar moda, bastante transgesora y original.


Todos los amigos de Ingrid la ayudan a montar su nueva casa, a darle nuevos colores, entre los que colaboran se puede ver a La Agente Morillas -dibujante- o Lyona -que se encargó de la figuración de la película vía redes sociales y es habitual directora de videoclips, creadora de bolsas, etc.- dibujando en una de las paredes. En la inauguración veremos a Manos de Topo -No, no puedo con ellos, sigo sin entender la gracia de su voz- cantando e incluso a Delafé y las Flores Azules entre los invitados a tal acto.


En otro de los momentos de la película veremos a Mürfila a la guitarra, en un precioso momento de canción intimista. Mürfila además en estos días ha estrenado una serie por internet llamada I love Ü. Es dirigida por Marc Lozano -conocido realizador de videoclips- y habla sobre como una artista se puede vengar del mercado musical. La cosa promete.


La escena con Krakovia -el grupo compuesto por Petra Flurr, Javier Geras, David Kano, Tonio Martínez, Guille Mostaza* y Vinila Bon Bismarck, la cual abandonó la formación el año pasado- perfectamente puede reflejar lo que es una noche de fiesta, de ligues, drogas... o un festival de música. Es un momento de esos en los que tus pies se dejan llevar, se mueven y no puedes evitar cantar Ride to Ride o We're born in your city


Eduard Farelo -al que hemos visto recientemente Hay alguien ahí- es sin duda otro de los encantos de la película. No se que tiene este hombre que le hace sumamente atractivo: unos ojos oscuros penetrantes, la cara, ese aspecto de vecino que cualquiera puede tener... Su personaje se convierte en fundamental por la complicidad que tiene con Ingrid, una complicidad que no había tenido hasta ahora con nadie. De este hombre no sólo nos enamoramos de su voz.


Lourdes Hernández, o lo que es lo mismo Russian Red tiene su actuación intimista en el sofá con Gone Play on, que encaja perfectamente con el espíritu de Ingrid e incluso parece que Lourdes esté interpretando un papel, como sabiendo que es lo que iba a pasar en la película. Ahora se encuentra preparando su segundo album de estudio, del cual seguramente hayamos escuchado ya muchas canciones en las actuaciones que ha dado hasta el momento.


Uno de los GRANDES momentos de la película es disfrutar en un cine a un grupo de gente corear a grito pelado el Cerca de Shibuya de La Casa Azul, ya que Guille Milkyway* no se pasó por el rodaje. Pero esto hace que quede aún más auténtico el espíritu de un concierto de La Casa Azul. Irónicamente esta escena es una de las más alegres y a la par una de las más tristes.


"Nunca me alcanzarás" es el tatuaje que lleva Ingrid en la espalda, y refleja su propia personalidad. En la película aparte de los mencionados -y los que no he mencionado- también encontraremos cerrando el film, es más durante todos los créditos que incluyen la escena final de la película, a Love of Lesbian** con La Parábola del Tonto


La modernez es un elemento importante, ella es una artista y la gente de la que se rodea también lo es, por lo que puede que ese punto es dificil de comprender pueda romper con una película que visualmente es realmente muy interesante, pero a nivel de historia y de algunas escenas creo que se pierde completamente, pareciendo que se ha centrado más a uno de los niveles (visual conceptual) que el resto.


En resumen: sino sois muy abiertos de mente o creeís que los experimentos de gente ultra moderna os pueden gustar absteneros. Si quereís meteros en un mundo donde la protagonista se pone una coraza, donde su expresión es su arte, os gusta la música indie  y los personajes oscuros, quizás os llame la atención.

Lo más importante es que la historia de la protagonista no deja indiferente a nadie y habla de una cultura bastante tabú como es la del dolor, el sufrimiento y la visión de la gente a su alrededor.

(Aunque yo más que la del dolor prefiero la de la felicidad, gracias...)




Habitación en Roma

Julio Medem parece que estaba un poco apagado tras sus dos últimas películas: el documental La Pelota Vasca y la fallida Caótica Ana, según buena parte de crítica y público. Medem pretende rescatar a los espectadores con esta película, que es una adaptación -libre- de la  chilena En la cama de Matias Bize. El argumento es bastante simple: chica conoce chica, chica se lleva a la otra chica al hotel donde está alojada, ambas se van al amanecer de Roma a sus respectivas ciudades. Con este argumento lo que vamos a ver es lo que va a suceder en el interior de esa habitación entre las dos chicas, interpretadas por la española Elena Anaya y la rusa Natasha Yarovenko. Ellas son las protagonistas cuasi absolutas, con la excepción de dos personajes más interpretados por el atractivo Enrico Lo Verso y la inquietante -y ahora cantante en español- Nawja Nimri.

Si cuando decía hace unos días que Russian Red está en todos lados, es porque era cierto: el sábado pinchando, en la película de Ingrid con un tema y saliendo, aquí pone la canción principal -casi la única- llamada: Loving Strangers, que se va repitiendo algunas veces durante la hora y cincuenta minutos que dura la película.

Hay que decir que esta película ha sido un encargo a Medem, caso parecido como Largo Domingo de Noviazgo para Jean-Pierre Jeunet ("Amelie") o Elegy de Isabel Coixet ("Mi vida sin mi"), lo cual se nota en el estilo de la misma, aunque dando siempre su toque, ya que aunque es una versión el guión también aparece firmado en los créditos por el propio Medem.

Ahora es cuando debería de decir que la película me ha encantado, que me ha parecido preciosa, no diré que no lo ha sido, porque es verdad, es muy bonita y la historia que cuenta es de esas que si uno la vive queda siempre en algún lugar del cerebro, peroooooo, hay un pero, y es muy grande: hay en parte quizás una exagerada dramatización de los personajes, son demasiado intensos sin un aparente sentido y yo he fantaseado historias como éstas mucho más interesantes en mi cabeza. Ambas cosas hacen que la película esté bien, pero no como dice un amigo mio que haga que me quiera enamorar, o que quiera vivir una noche así... en mi imaginación las he vivido y eran creo que bastante más interesantes y dejando de lado esa sensación que salpica como de tortura intensa en algunos momentos de los dos personajes. Pero siendo Julio Medem, entiendo que sino tiene ese toque de drama que le encanta no sería suya.

Y no no voy a hablar de que las dos chicas están desnudas casi toda la película, porque si algo bueno tiene la historia es que uno se olvida de los desnudos, realmente esa si es una buena sensación de naturalidad y realismo. Darle más importancia a eso, sería realmente una verdadera estupidez.



*Guille Mostaza y Guille Milkyway son dos de las quince entrevistas en la revista del mes de mayo de Tendencias, debido a su quince aniversario. A destacar, aparte de los dos grandes Guillermos en el mundo de la música a Esteban Granero (futbolista), Raul Arévalo (actor, AzulOscuroCasiNegro) o Tania Llasera. Ésta última es una de las grandes promesas de televisión, habiendo pasado por No disparen al pianista de La 2 (el último resquicio de música que ahora ha pasado a ser un contenedor de conciertos-festivales sin sentido alguno), HKM de Cuatro, El Intermedio de La Sexta y actualmente en Mira quien Mira de Telecinco, que quizás no sea su lugar, pero que ella lo lleva estupendamente bien.

Desde aquí pido ya una colaboración entre Ellos y La Casa Azul, que podrían ser capaces de hacer un tema memorable, y que Esteban, Raul y Tania salieran en el videoclip del mismo para un remate de la jugada. ¿Algún día lo veremos?


**Love of Lesbian siguen presentado en directo su último disco "1999", pero hace unas semanas pudimos ver un nuevo video, de un tema perteneciente al anterior: Domingo Astromántico. Un precioso video con una historia muy bonita, aunque la canción ya lo era, pero el video acompaña perfectamente a la historia que se nos cuenta. Ha sido realizado por David Casademunt y Ana Ferrer Esta canción también ha sido popularizada por la cantautora Zahara, que también lo incluyó en su debut discografico a duo con Santi Balmes, el cantante de Love of Lesbian.
(la imagen de la izquierda son los complementos usados en el videoclip, realizados por Mar)

2 comentarios:

  1. jajajaja era tu momento para pedir esa colaboración eh?...un beso!

    ResponderEliminar
  2. La putada de los post tan largos y con tantos temas es que al final ya no te acuerdas sastamente lo que querías comentar. Pero de todo, todo, me quedo con tu frase:

    (Aunque yo más que la del dolor prefiero la de la felicidad, gracias...)

    ESA es la actitud!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...