1 de abril de 2011

All Together to the Love Battle!


CatPeople publican su nuevo álbum Love Battle (December Producciones, 2011), pero lo hacen de una manera un tanto especial. Desde esta semana se ha empezado a repartir la revista Mondo Sonoro del mes de abril por los puntos habituales, para los que no la conozcáis es una revista gratuita de música sobre todo indie llena de entrevistas, artículos, descubrimientos, crónicas... Son 125.000 revistas por toda España. Pues bien de esas 125.000 va a haber 50.000 que contengan gratis el nuevo disco de este grupo. La decisión ha sido por parte del grupo que creía que era algo más especial regalar un disco físico que no una descarga digital. Me alegra esta decisión en una época donde la descarga digital es lo que se promueve, perdiendo el romanticismo del disco físico, de sus libretos y de sus diseños. No es lo mismo ver la portada de un disco en una pantalla que verla en un disco, y yo soy defensor de la compra de discos físicos, quizás sea el romanticismo y no seamos tantos como yo deseara que aún bajándose música son coleccionistas con una pequeña colección de discos.

Volviendo al tema de la revista con disco, tengo una amiga la mar de simpática a la par que guapa la cual me ha conseguido una de ellas tras peleas con mil modernos, una señora que pasaba por allí, el típico de la tercera edad que va a todo lo que es gratis, los que simplemente van a hacer bulto como figuración... hasta que lo ha conseguido [dramatización de los hechos todo esto]. Es una edición promocional del disco, es decir no esperéis un libreto, ni nada, pero el CD es el original, con su diseño, su carátula...

CatPeople han tomado un camino que no les aleja del todo de su sonido anterior, pero si que quizás han suavizado las melodias bastante más de lo que estabamos acostumbrado con temas tales como Radio, Sister o In Silence donde el sonido guitarrero era más potente. No soy crítico musical, ni pienso ponerme profundo, simplemente me dejo llevar por lo que me transmite cada una de las canciones del album:


Sorry es el tema que abre el disco, además de ser el single elegido para presentar el álbum -esperando estoy a ver que clip le acompañará-. Un tema para bailar sin ser desfasado, ni muy acelerado, suavecito para un atardecer. La canción poco a poco va subiendo, con la incorporación de sonidos, es todo muy ambiental.

Le sigue Rana, que sigue el mismo estilo de la anterior, comenzando con un sonido de guitarra. Parece que estamos ante un álbum más acústico, más folk... no vamos a llegar al estilo de I hate you but I love you de Russian Red, pero si que tiene ese fondo más country. De nuevo tiene ese punto ambiental, y que poco a poco va subiendo, pero todo a ese ritmo relajado.

Con Fat Rat la cosa ya se sube un poco más el sonido, las voces no son tan quizás susurrantes como en las anteriores. Llegan palmadas, batería, y todo toma una forma más compleja. Subidas y bajadas cual montaña rusa, pero que van anunciando que este disco tiene gancho y que con varías escuchas se nos quedará como banda sonora.

A la llegada de Safari, un título muy directo, para una canción que sigue de nuevo el estilo de la anterior. Quizás a este disco viendo su evolución le sucede algo parecido a La Tormenta de Arena de Dorian, que para bien o mal, suena bastante similar. Si es un buen disco será para bien, sino lo es, pues no habrá salvación.

Love Battle es el potente nombre del disco, además de dar nombre al sexto corte del disco. Más acelerado que el resto, pero con ese toque de no sobrepasarse en la velocidad de los temas.


Secret Life (A Japanese History), comienza como si realmente estuviéramos en algunos de esos templos japoneses, allí paseando junto a su vegetación. No sé porque me recuerda en esta canción la voz del cantante a la de Brandon Flowers de The Killers. Las guitarras eléctricas van tomando más potencia al poco tiempo de comenzar la canción. Es la canción más larga de todo el disco, pasando los cinco minutos de duración. Casi comienza igual que termine.

Fishes with Big Mouth. Escuchando toda la progresión del disco, es como si Delorean estuvieran más suaves, pero haciendo también preciosos temas, de nuevo el atardecer se viene a mi mente en continuos flashes.

She was an astronaut. Vuelven al mismo estilo que hemos visto bien marcado en todos los temas anteriores, más suave otra vez, como los dos primeros temas.

The Horse Parad, es otro precioso pasaje que podría acompañar a Orlando Bloom en los kilómetros que se hace solo en coche en Elizabethtown.

I'm so sorry. Siguen pidiendo perdón con esta canción, como en el primer tema, pero con mucho más énfasis aunque al mismo ritmo, una canción que es casi completamente instrumental... aunque al final de ella cantan, acabando el disco con la frase "I'm so sorry".


Conclusión: Este disco creo que va a ser perfecto para estas tardes de primavera cuando por fin podremos tirarnos a los parques de las ciudades, o sobre todo en esas terrazas de casas de los amigos menos los que se mudan a otras que no tienen, sin saber que las echaremos de menos. CatPeople van a conseguir instalar en nuestra cabeza una serie de ritmos que nos harán mover los pies y serán una atmósfera perfecta para estos días: baile, paisajes evocadores, y estilo propio. Tienen lo que se dice un buen feeling.

¡Todos a conseguir una Mondo Sonoro con disco!. Que por cierto le dedican portada también y una completa entrevista en el interior. De todos modos sino encontráis una revista agraciada, tranquilidad, se podrá comprar por medio descarga digital a partir del 4 de abril y en el 2 de mayo se pondrá a la venta el disco físico en las tiendas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...