2 de noviembre de 2011

Atmosfear | Un pasaje de terror a golpe de VHS


El vídeo fue en su día un invento revolucionario, pero aún más lo fue cuando a alguien a comienzos de los 90 se le ocurrió la idea de ¿Y si juntamos un tradicional juego de mesa con una película en vídeo? Así parte la idea de Atmosfear (originariamente en Australia llamado Nightmare, pero que tuvo que cambiar el nombre por motivos legales con el copyright en su llegada a Europa) que nos cuentan sus propios creadores en un vídeo que alguien ha rescatado del olvido.


Quizás el elemento que le hace más atractivo es la temática que tenía el juego: un anfitrión bastante mal rollero cabrón que podría haber sido futuro presentador de El Rival más Debil se convierte en el centro de atención, un tiempo de 60 minutos para enfrentarse a él y una terrorífica transformación de ese personaje en un monstruo a medida que el tiempo pasa en la pantalla, que a su vez hace de reloj de arena virtual.

A todo esto hay que añadirle el tablero que simulaba un cementerio, las fichas eran las lápidas de los seis personajes. La idea era que el juego fuera bastante realista por lo que se hicieron versiones para cada pais con actores patrios: inglés, español, francés, alemán e italiano fueron los idiomas elegidos.

El Gatekeeper (Guardian de la puerta) fue el original. Joan Crosas, en la edición española, fue el encargado de darle vida. De primeras tenía bastante mala baba, a la vez que morbazo, esa voz de machorro empotrador, pero a medida que pasaba el juego y se iba transformando perdía el sex appeal para ser un monstruo del más allá.

Este hombre tenía falta de cariño, se pasaba medio juego diciendo "¿Me quieres?"


Barón Samedí, el Zombie, fue el protagonista de la primera  secuela. Atmosfear II continuaba con el estilo de su original pero con un personaje más irónico aficionado al rock'n roll, pero aún más cabroncete. Tocaba las pelotas a todos los jugadores de las maneras más surrealistas. Su transformación era también de esas de: Si yo quiero ya ganar porque paso de verle como va a acabar la transformación que parece un experimento del "Cambio Radical" de Teresa Viejo.







En la tercera entrega la anfitriona era Anne de Chaintraine, la bruja. Ahora pasados los años creo que en realidad cuando nos llamaba cerdos, y nos obligaba a decir que la culpa era nuestra de todo era porque nos estaba iniciando, sin nosotros saberlo, en el arte del sadomaso y la humillación. Una chica la mar de mona que acaba siendo una bruja con todos sus rasgos más característicos: fea, con verrugas y los ojos rojos, supongo que de comerse a algunos de los niños del poblado más cercano. Si es que las chicas con caras de buena siempre son las más pervertidas, todos lo sabemos.

Para la cuarta entrega del juego llegaba Elisabeth Bathory, la vampira que proponía un juego aún más complejo, con nuevas normas de juego que en ocasiones producía un caos la mar de majo en medio de las partidas del palo "Joderrrrrr pero que había que hacer con las tarjetas, ¡Saca el libro de ayudaaaa! ¡No, no des a la pausa que es trampa! ¡Ohh nooo que sale otra vez!". Su transformación era digna de las mejores drag queens: desde la elegancia a la sobresaturación de capas de maquillaje, clavos, y demás. Parece que el juego no debía funcionar ya tan bien en España porque en esta edición se dobló a la actriz de la versión italiana. Se anunciaba, como pasaba al final de cada juego, la siguiente entrega que era Khufu, la Momia pero nunca se llegó a editar en ningún país.

A un chico francés, viendo que esto acabó en este punto decidió por su propia cuenta crear nuevos personajes e historias para "supuestas" siguientes entregas, aquí podréis ver todas, a cada cual más trabajada. Incluida la de la momia.

A partir de este momento se siguió la franquicia bajo el mismo nombre pero ya perdiendo la personalidad de estas primeras entregas, por un lado todos eran doblados desde el idioma original así como que el ambiente que se creaba era menos terrorífico: Así llegaron Los Emisarios, con un nuevo tablero, nuevos personajes y nuevas normas, el regreso del Gatekeeper, así como posteriormente un juego para PC con tablero virtual y dados a lo El Gran Juego de la Oca de Emilio Aragón. Para finalizar con dos entregas en DVD (Gatekeeper y Khufu. La Momia) donde ya se contaba con el aliciente que cada partido era completamente diferente. En 2006 se puso fin a la saga... por el momento, nunca se sabe cuando puede volver.


Quizás este juego en la época actual, tal y como están las cosas, no se podría haber hecho o tendrían a las asociaciones de padres detrás diciendo que: humillan a los chavales, tienen connotaciones sexuales, juega con los dobles sentidos y podría haber creado traumas a una generación. Pero como nos gustaba aquello... "los buenos ratos" que nos hizo pasar.

4 comentarios:

  1. Yo tengo el de Khufu, la momina, que es más moderno y se juega en DVD. De hecho hará un par de semanas que echamos una partida. Está basado en un casino dentro de una pirámide, y juegas al póker y otro tipo de apuestas. Muy divertido y pa poner los nervios a flor de piel.

    ResponderEliminar
  2. Vaya!! Nunca había oido hablar de este juego. Tenía que ser divertido para pasar la tarde con los amigos, aunque ahora igual está un pelín desfasado...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado esta entrada!!.- que recuerdos!!.. yo tengo el 1 y el 2 y la verdad que tanto anuncias a la momia me quedé con las ganas!: nunca se me olvidará la preparación al juego.. explicaciones.. video.. luces apagadas.. y todo colocado en el tablero y pasar miedo!!. con ese reloj en la tv y esa música!!: jeje. aín tengo los juegos en casa y una pena no poder jugar xq ya no tengo vhs! jeje!!

    ResponderEliminar
  4. Yo tenía la versión de PC... no tenía ni idea que en el juego de tablero llegó a haber versiones con contrincantes femeninas, qué grande xD

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...