26 de abril de 2015

'Santa' | Zahara sonríe en el límite del bien y del mal


Ya había muchas ganas. No son ni las ocho de la mañana. Salgo de casa con los cascos puestos. Comienza a sonar Santa (G.O.Z.Z. Records, 2015) de Zahara, su último disco y más arriesgado de su carrera. La mejor manera de escuchar los discos es por la calle, caminando, o yendo hacía algún lugar. Todo comienza La Gracia combina el tono épico de canción (¡Hola Woodkid!) con una letra desgarradora sobre corazones arrancados, pero aún así con el sol frente a ti te sientes fuerte pese a estar en tus últimas horas finales...

Crash en primeras escuchas me recordaba a una canción tipo grupo "indie-internacional-festivalero-random". En escuchas posteriores he visto claro la imagen de  Garbage y Shirley Manson. Bajo las escaleras del metro al mismo ritmo golpeando con mi mano en el aire una batería imaginaria. Con El Deshielo, que ha evolucionado desde que la escuchamos en directo, encuentro algunos toques de grupos guitarreros como Ash (Esos "Uhhhh Uhhhhh" del final del estribillo los podría cantar Tim Wheeler) pero siguiendo con esa sensación de mayor aceleración que hay en todo el disco.




Cuando va todo rápido de repente llega la balada que provoca ojos llorosos, no puede ser de otra forma con El Frío que comienza con una frase lapidaría "No me esperaba que quién provocó todos los incendios sería quién también los apagó". Una canción que tiene un concepto rajavenas que escucho rodeado de gente en el metro, ¿Qué importaría que llorara en ese instante si vamos todos como borregos sin mirar a los demás?. Le sigue una canción de redención como es Oh, Salvaje que casi se convierte en una súplica, con toques de Antonio Vega y Mecano, mientras cambio de línea de metro y la gente cruza miradas fugaces.

El tema festivo del disco, casi como uno de Lori Meyers, Love of Lesbian o Second, lo pone Caída Libre. Se convierte en una canción perfecta para dedicar a los amigos especiales, molones y con los que conectamos sin darnos cuenta y se convierten en compañeros de vida: "Hoy has vuelto a salvarme la vida y tú sin enterarte". La canción más chica pop del disco que saca una sonrisa mientras vuelvo a salir a la luz de la calle. Es de día y hace calor, un chico me responde la sonrisa.



Hágase tu voluntad (Vuelve Mecano en algunas notas) es perfecta para ir por la carretera a toda velocidad con la canción al máximo volumen en el coche, mucho sinte, también para estar en el autobús que me lleva camino de mi destino. De nuevo hablando de destrucción, corazones... Empiezo a pensar que tiene obsesión con quitar corazones casi del estilo de la bruja de Once Upon A Time. Lo de Santa empieza a difundirse. Aunque el nombre puede tener que ver con Inmaculada Concepción que suena a oración de Iglesia y con múltiples referencias al imaginario religioso, pero yo hace muchos años que no piso una.

Muchos aplausos se escucharon cuando se vio en el setlist Donde habitan los monstruos, que por fin ha grabado sobre los miedos que nos paralizan. Mientras que Rey de Reyes vuelve a acelerar todo para hablar sobre el despecho pero sin el rencor y mala leche de su disco anterior, y yo me acerco al destino del camino que me sacó de mi casa. El final comienza a llegar con Int. Noche que se convierte en una canción desnuda, sólo con guitarra, ante una escena de película, un nuevo dramón para atacar al corazón... Sí uno no es impaciente o pasa rápido el reproductor encontrará una canción secreta con aires mariachis, La flamenca. He llegado a mi destino, puedo quitarme los cascos.



Sí, Santa es un disco compacto, redondo al que se le pone ganas, un nuevo giro de tuerca tras La Pareja Tóxica, no sólo en la música, también en la edición física. Es una ALEGRÍA para todos los que adoramos comprar discos la edición limitada que se ha publicado del disco: 7 portadas diferentes intercambiables, un libro de salmos, el disco de Santa junto con uno extra (Bestiario) con algún tema nunca publicado (El esperado Pregúntale al polvo), versiones, demos, directos... que es para los fans de la cantante. Todo esto es culpa de gracias a la dirección creativa de NYSU, que son expertos en conseguir envolver, de forma original, los regalos.

Ellos también se encargan del vídeo de Crash donde lo onírico vuelve a estar a la orden del día, y juguetea con la pantalla de retroproyección como acompañamiento de grandes imágenes. La sensación que Zahara, en esa especie de leche de muerte tras un accidente, repasa como todo aquello sabía que iba a suceder ¿Habrá llegado la ambulancia a tiempo a salvarla? ¿Veremos el resultado en el próximo vídeo?


Si uno observa las dedicatorias verá una que dice "Gracias, Jesús, por transformar mis canciones en imágenes y mis días en películas". Zahara no nos engañas, sigues conservando ese punto ñoño, pero por eso mismo sigues siendo entrañable. Entre Santa (ver "La Maldad de Zahara" en GQ) y Satán (ver esta entrevista en Cultura Fetén), pero siempre con mucho sentido del humor, con el buen gusto de canciones, melodías, letras y la producción de Sergio Sastre, que se vuelve fundamental en Santa, junto con la propia Zahara que ha propiciado este nuevo giro de timón en su carrera musical. La producción puede convertir un disco en algo grandioso, pero también convertirlo en algo desastroso Nena Daconte sin Kim Fanlo Sergio lo ha convertido en grandioso.

Con Santa os va a hacer falta más de una escucha, un par o tres, para daros cuenta de que va todo esto, pero en cuanto os hayáis enterado estaréis ante un disco que dará que hablar este año para sus seguidores... y los que aún no lo son pero lo serán. Marchando a la lista de lo mejor del año 2015. Podemos ir en paz. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...