29 de marzo de 2010

Hipnotizada, por el ritmo que hay en tu piel

Podríamos hablar con este nombre de aquellas chicas de la segunda edición de OT que cantaban aquello de "La fiesta no no puede parar..." porque la canción se llamaba Hipnotizada, pero no es un juego de palabras para hablar del debut en el panorama de los festivales del Hpnotiq Spring Festival, el primero que se realizaba en Talavera de la Reina con este estilo popero en sus grupos seleccionados.

El cartel no se si es hipnótico o psicodélico


No pudimos llegar a la hora que empezaba el festival, aunque hay que reconocer que no es complicado llegar ni a la ciudad, ni al recinto ferial que estaba perfectamente señalizado para poder llegar. Nos perdimos al primer DJ que abría veda, The Brother DJ, que abría el festival y al primer grupo, Templeton, aunque todavía a nuestra llegada no había demasiada gente, pero siendo la hora que era bastante bien que estaba así. Llegamos justo para el comienzo de la actuación de Anni B. Sweet, Ana que debe de ser dulce en el escenario nos recuerda demasiado a su compañera Russian Red: quizás porque han compartido ambas productor en sus discos debuts, ambas han hecho la versión de un tema clásico a su estilo (ralentizado y tranquilico) y porque físicamente hasta son parecidas, quizás Russian Red es más fina y los rasgos de Anni son más rurales, brutotes... sin ánimo de ofender. Se diferencían principalmente en que Russian Red no tiene ningún tipo de subida en su concierto del ritmo, Anni va poco a poco comenzando con temas más lentos y después ponerse más folk. Presentaba su disco debut, que ha sido recientemente reeditado e incluyendo la versión del Take on me que le ha dado un empujón más a su carrera. Por cierto, ¿Quien es el violinista que le acompaña?, porque me hubiera encantado darle todo mi calor, cariño, amor y demás.

¿Ana cual es tu cara b?

Este primer concierto lo combinamos con el echar ficha entre el público a la búsqueda de una chica rubia, de flequillo, de edad indeterminada, que iría acompañada de un chico más bien modernillo... puedo asegurar que era complicado porque había más de una pareja así por estos parajes, se fue preguntando incluso a algunas personas pero nada esta chica no aparecía. Quizás más tarde podríamos seguir buscando.

Entre concierto y concierto, y lo siento pero ignorando a Lobos Negros, nos fuimos a la que denominé Zona de Ocio, es decir: un puesto con chapas, camisetas... (heavys sobre todo, que en un festival pop como que no creo que tengan mucho comprador), un castillo hinchable que era perfecto para hacer el chorra, ejercicio y demás, con dos palos de plástico para hacer peleas, y sobre todo lo mejor -aparte de una cafeteria que parecía de esas que están en las estaciones de autobuses a las tantas de la mañana medio vacías sin nadie y solitarias- unas colchonetas tiradas en el suelo llenas de la revista Hpnotiq, cuyos creadores son los que la que decidieron organizar este festival. Esto si que era vida, que te tirabas allí y te costaba levantarte la vida, entre cansancio, agotamiento o pereza, aunque claro de repente escuchabas al DJ de los intermedios poniendo un temazo y te levantamos del tirón corriendo a la pista a bailar.

Tanto que hemos de reconocer que nos costaba mucho el levantarnos, pero lo hicimos para ver al siguiente grupo en el cartel: Miss Caffeina... aunque yo diría que los que estaban subidos no era, y así fue es que no eran ellos, eran otros llamados 21 que les habían dejado diez minutos para tocar e hicieron dos canciones así rapiditas.

Después ya si sin engañarnos llegaron Miss Caffeina, uno de esos grupos que no llega todavía dar el salto al panorama, lo que no quiere decir que no tengan una buena -y fiel- legión de fans, aparte de unos temas que funcionan bastante bien, me encanta el tema con el que abrieron "Carrusel", y después lo dieron todo tema tras tema. Me faltó algún experto en este grupo para tener mucha más información, lo último que han publicado ha sido el EP "Magnética" y están de gira por España durante este año. Veremos si les acabó fichando alguna discográfica para publicar un primer disco debut.

Un poco más y llega al techo

Ahora bien, señores organizadores para próximas veces: corta mucho el rollo meter entre actuaciones a que un DJ, aunque sea Chema Rey de Radio 3, durante hora y media, sinceramente está bien que se pinche entre cambios de escenarios y demás, pero puede provocar un momento bajada del ánimo, aunque pinchara clasicazos (Depeche Mode o Blondie), acompañados de clásicos modernos (Vetusta Morla o La Casa Azul, en cuyo momento con las primeras notas de "La Revolución Sexual" había alguno de los que se la sabían que NO la reconocían... horror), pero es un momento stand by... ¡perfecto para tirarse otra vez a las colchonetas!, y también para por fin encontrar a aquella chica de flequillo, rubia con su amigo: que bonito, ya habíamos conseguido el objetivo del día y habíamos conocido a dos seguidores más de Ellos, si Ellos.

Un poco de comida, pasar de los minis de cerveza a los copazos que ya iba siendo hora, para prepararnos a la siguiente actuación: Second. Otros chicos con nutrido club de fans que se balancena entre la radiofórmula y la independencia, pero que tienen estilo, unas letras que a mi me gustan bastante, siguen presentando "Fracciones de un segundo", y abren el concierto con ese gran tema que es Rincón Exquisito, repasándose buena parte de su último album con alguna concesión al pasado. Ver a su cantante subirse por la estructura del escenario cual Spiderman, no tiene precio, además se le ve acostumbrado a ello. Óscar -uno de los organizadores del festival- salió a cantarse una canción y en la última, "Todas las cosas", un grupo de seguidores se subió a cantar y hacer coros con su cantante, que la verdad es que tiene toda la pinta de showman.

Que pena que no saliera bien en la que hacía de Spiderman

Tras su bajada del escenario llega el momento en el que por fin vamos a descubrir uno de los secretos mejor guardados del mundo musical de este año: los nuevos temas del disco de Ellos, Guille Mostaza nos venía un poco tocados de la garganta, aunque más daño hizo el sonido en buena parte de los grupos del festival que a veces no había manera de entenderles, pero bueno fueron 11 temas los que se tocaron, destacaremos los tres nuevos : Lo nuestro, Hasta el final y Justicia Cósmica, que suenan -al menos a nivel de música- mucho más bailable que su anterior album, las letras cuando nos las aprendamos seguramente que nos encantará, pero no la entendíamos demasiado. Eso si, las primeras filas nos lo coreamos todo, desde El Anillo hasta "Dicen que te vas", pasando por "No te enamores", "Diferentes" o "Vente si puedes". Guille se tiró por los suelos, Javier Geras estrenó look barbudo y vimos a la siempre simpática Ulía que andaba entre bastidores. Bailamos, dandolo todo y Guille tirado por los suelos, los buffles o lo que haya. Desde aquí agradecer a todo el grupo la simpatia cada vez que les veo y el buen trato, que majos que son.

¿Será es la dirección a la Meca donde parece que reza Guille?

De repente una marabunta de huida claro, porque peligrosamente llegaban los The Cabriolets -el grupo de Bimba Bosé, donde también toca el guitarrista de Russian Red-, que he de reconocer que no son santos de mi devoción a excepción de temas como Cadaver Exquisito, pero el resto no me aporta nada de nada, con lo cual llegamos a las últimas canciones cantadas en inglés, que hay que reconocer que eran bastante animadas. Pero antes de ello retamos a Santi Capote y a un amigo suyo a una partida el futbolín la cual, perdimos sobremanera, por goleada, lo cual pues ha provocado que decidamos entrenar para una próxima ocasión. La foto de la derecha son los dos culpables que hayan conseguido que nos pongamos las pilas para la próxima vez, y lo haremos, vamos que si... la venganza será terrible.

Y bueno la espera hasta el final era porque los We are Standard, y tras dos ocasiones vistas que nos gustaron tanto -Contempopranea y sala El Sol- que decidimos que teníamos que quedarnos para ver esta vez como iba a ser y si se repetiría el efecto... en realidad no se volvió a repetir, ¡FUE AÚN MEJOR!, para aquellos que estuvimos en el Día de la Música viendo a Mendetz decirles que fue una situación similar, comenzamos eso si ya a bailar dándolo todo, saltando como salvajes pero sin estar empastillados, algo que seguramente los seguratas no lo pensarían porque yo pensaría que estábamos hasta arriba de todo, pero no, era simplemente supongo que la mezcla de cansancio, furor y que We are Standard son sin duda de este tipo de grupo -como Delorean o Mendetz- los que hacen canciones más inmediatas un repaso fundamentalmente en su último disco, como Other Lips o Don't give up tocando una versión para casi terminar, Waiting for the man de The Velvet Underground, mandando un saludo a nuestro sector -que estaba especialmente desatado-, y que deseábamos que acabara antes de que la palmáramos de una sobredosis de ejercicio al cual no estamos acostumbrados*

El cantante de We are Standard, Deu Txakartegi, otro icono de las poses en el escenario


El Hpnotiq Spring Festival no tuvo demasiada asistencia viendo la capacidad de la sala -aunque el centro de Madrid se podía ver multitud de carteles-, se tuvo que hacer una bajada de precio de las entradas que acabaron en 25€, y quizás el sonido del lugar no era lo más adecuado, pero también es verdad que un primer festival siempre es complicado de organizar, por no tener la experiencia y quizás el problema es que el trasladarse a Talavera -en el que no están acostumbrados a festivales- no motivó en exceso. Pero siempre críticas constructivas: los inicios no son fáciles, y ya es loable el hacer el intento, si hay próximas ediciones seguro que se mejorarán estos fallos.

Eso si en cuanto acabaron salimos corriendo del lugar porque nuestros cuerpos no podían más, para poder regresar a nuestros hogares, mientras por la carretera veíamos amanecer, con el fondo musical que iba desde el Love is all around de Wet Wet Wet, el Believe de Cher, a la canción "que no dejará de sonar NUNCA en los 40 principales" como es el Bitch de Meredith Brooks o el Suburbia de Pet Shop Boys, combinación musical animada para llegar ya con el sol subido con las piernas molidas pero felices.

Anda que es complicado dormir con sol, pero más es soñar con Amaia Montero -soy fan de esta chica- que ya había grupos que había visto para soñar...

*Tengo el cuello, la espalda y la pierna derecha hecha polvo, digno de ese primer día que vas al gimnasio y decides que no regresas al día siguiente... aunque ponen otro festival y me apunto así como rápido

6 comentarios:

  1. Podría decirse que eres la Yoko Ono de Ellos?

    ResponderEliminar
  2. Si fuera Yoko Ono tendría que separar al grupo, así que como que no... siga buscando una mejor :P!

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado tu crónica del festival :)

    ResponderEliminar
  4. Lo pasamos fantabuloso. Y, lo mejor de todo, ahora que sé que sois encantadores, no me dará vergüenza comentarte cuando lea tu blog ;)

    Besazos.

    ResponderEliminar
  5. Que ganas de leerlo tenía! Qué bien lo pasastéis y que bien editas los post. Por ciero me encanta que alguien se ponga como nick...Tang de Naranja.

    ResponderEliminar
  6. Sólo puedo decir: QUÉ BIEN ME LO PASÉ EN VUESTRA COMPAÑÍA!!!

    Quiero repetiiiiiiir!!! :)
    (pero en otras condiciones...)

    ¡Besazos enormes!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...