6 de abril de 2012

"La Polinesia Meridional" se paseó por Barcelona

Vamos a escapar más allá del mar...

La Casa Azul sigue su ruta de conciertos presentando La Polinesia Meridional. El disco a medida que pasan los meses mejor se queda con nosotros y va ganando puntos de una manera sorprendente. Eso teniendo en cuenta que ya nos gustaba cuando se lanzó.

El 31 de marzo tocaba la hora de presentarlo en casa, Barcelona, ciudad donde vive Guille Milkyway. Tras este concierto se hace un parón de unas cuantas semanas por el nacimiento del segundo hijo que tendrá con Silvía, cantante del grupo Niza y su mujer. Además ella hace acto de aparición "virtual" durante el concierto en el demoledor dueto que es La Vida Tranquila.

Un "Sold out" una vez más, siendo así los cuatro conciertos de la gira, un éxito completamente de público... y también de crítica. La Sala Apolo, con su particular encanto en el que parece que van a salir unas bellas señoritas a bailarte un can-can en el escenario cual Moulin Rouge de un momento a otro, estaba a punto de reventar de gente. Entre ellos un grupo de amigos dispuestos a disfrutarlo con una sonrisa de oreja a oreja, siempre es un perfecto lugar de reunión, conocer nueva gente y entablar vínculos de buen rollismo absoluto.


Take on me, Take me on, I'll be gone in a day or two... ¡A lo karaoke!

El espectáculo de Barcelona fue exactamente igual que los anteriores, aunque se notaba que había ajustes que se habían hecho que hacían que todo fuera mejor, más trabajado, compacto... cosa que suele suceder en las giras. Un Guille que se dirigió al publico en català durante todo el concierto, excepto en su alegato final que fue en castellano, y que tuvo al público a sus pies desde la preciosa introducción que nos lleva de lleno a esa Polinesia Meridional.

Entremezclando los temas de su último álbum: Los chicos hoy saltarán a la pista, que abre la veda, seguida de Chicle Cosmos o un Medley con algunos de los temas de sus dos primeros discos, así como los hits Cerca de Shibuya y Superguay. Todos los temas del último disco (Grandes los visuales de Europa Superstar, La Fiesta Universal o Sálvese quien pueda) excepto Una Mañana, una buena selección del anterior (Chicos Malos, No Más Myolastán, El momento más feliz, Esta noche sólo cantan para mi o La Revolución Sexual como comienzo de los bises), una versión: Take on me de A-Ha y todo el mundo coreando las canciones como sino hubiera mañana.


No más Myolastán, no más doxilamina no más

Hay que hacer una comparación de públicos: El de Madrid es mucho más efusivo que el barcelonés, pero también es bastante más maleducado que el de la ciudad condal que es más respetuoso con la gente que se encuentran alrededor. Pudiendo así todo el mundo ver bien el concierto incluso dentro de la masa. En la capital es un, parafraseando a La Casa Azul, sálvese quien pueda este es el final.

De nuevo La Casa Azul triunfó con un público con bastantes generaciones en él, lo que hace pensar que tras quince años Guille Milkyway ha conseguido quedarse con su público de los inicios e ir añadiendo a la causa a jóvenes con un buen gusto musical. Sin duda de esos grupos que uno se siente orgulloso de seguirlo desde sus inicios.



Para acabar como curiosidad a finales del 2007 y llegando a esta misma sala un día de diciembre para ver el concierto de la gira de La Revolución Sexual apareció este semáforo sonriente en una de las calles cercanas. Es una foto cuanto menos simbólica de la felicidad que producen los conciertos de La Casa Azul.

*Los vídeos enlazados son del primer concierto de Madrid, pero con una estupenda calidad, extraídos del canal de Vimeo de Elroin

Enlaces relacionados:
1) Crónica, en modo relato, de los conciertos de Madrid
2) Crónica, cual dueto, entre Tokio DJ y un servidor en El pop nos va a volver a todos gilipollas


Gracias a Technocolour por esta invitación para viajar a un nuevo mundo

1 comentario:

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...