6 de mayo de 2013

Memorias de un Zombie Adolescente | Al salir del Apocalipsis

Nos situamos en un aeropuerto. Un chico zombie reflexiona en su mente sobre la vida que lleva él y toda la gente que le rodea, incluso se dedica a pensar como era esa vida antes del apocalipsis que acabó con ellos tal y como eran.

Con este momento filosófico comienza Memorias de un zombie adolescente (Warm Bodies, Jonathan Levine, 2013) un nuevo giro de tuerca a las películas sobre zombies y apocalipsis que tan de moda están. El mundo está repartido entre los zombies, los huesudos [una versión degenerada de los zombies] y un grupo de humanos escondido tras unas murallas y que tiene que salir en ocasiones de "caza" en busca de medicinas por zonas infectadas, como si fuera un videojuego en primera persona con peligro de muerte real.

A partir del encuentro entre nuestro adolescente zombie y July, una de las humanas que van de caza, veremos como se produce un cambio en la forma de actuar por parte de ambos y de muchos más zombies con los que van a interactuar.

Un giro en la historia curioso para una película divertida en la que la banda sonora tiene grandes momentos como pasar del Pretty Woman de Roy Orbison al Midnight City de M83 en menos de un minuto, así como diversas canciones que suenan en algunos de los reproductores que quedan en este mundo apocalíptico que son usados en momentos estratégicos.

Soy un zombie pero tengo pensamientos racionales ¿Vale?

Quizás dentro de la película puede haber una oda hacía el romanticismo, tal y como reza el eslogan "¿Quién ha dicho que el romanticismo ha muerto?", casi hablando de la importancia del poder del amor, o de lo que exactamente sea, que hace que la gente pueda cambiar. ¿Una bonita metáfora de la vida? Quizás sí, o quizás simplemente llevo un poco más allá la película de lo que nos plantea.

El director Jonathan Levine ya la fue de otras películas como 50/50 donde vemos a Joseph Gordon-Levitt como un enfermo de cáncer. Los protagonistas son Nicholas Hoult, visto en en X-Men: La primera generación, Un hombre soltero o Furia de Titanes, y Teresa Palmer de cuya filmografía sólo me suena El Grito 2 aunque tiene una larga trayectoria con muchas más películas.

Hemos jugado mucho en nuestra infancia al DOOM ¡Estamos preparados para todo!
Memorias de un zombie adolescente no pasará a la historia reciente de películas de zombies con otras tan divertidas como  Zombieland, la intensa Amanecer de los Muertos o mal rolleras como 28 días después pero se deja ver con una coca cola y palomitas en casa.

Los zombies y el apocalipsis son tendencia en estos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...