21 de marzo de 2015

'El mar llegaba hasta aquí' | Alex Pler bucea hacia la luz


Para entender esta reseña hay que poner en antecedentes con una situación de hace unas semanas: Un amigo me pidió que escucharé algunas de las canciones de lo que será su lanzamiento como cantante. Me dijo que fuera sincero. Y sucedió, le dije que creía que no tenían su personalidad. Llegó su novio y le dijo "¿Ves? Es lo que siempre te digo. Le hace falta el momento confeti" Su personalidad es el momento confeti, no podía ser de otra manera.

Cuando hice la primera lectura de, El mar llegaba hasta aquí de Alex Pler, su primera novela y segundo libro tras La noche nos alumbrará, no me hizo falta más que unas horas para enamorarme de la novela. Fue como cuando estás en la cama con alguien y lo ves "Sí, eres tú". La novela fue un flechazo instantánea y continuada, hasta la fecha de su publicación, vuelta a leer. Una novela mucho más simbólica de lo que puede parecer a simple vista. La novela es Alex, puro él, y transmite las sensaciones desde su personalidad y forma de entender el mundo.

Leo, su protagonista, huye de Barcelona para recalar casual-causalmente Granada, buscando reencontrarse o, al menos dejar de perderse en los recuerdos recientes y las tentaciones de regresar a lo que ya había vivido. Sin darse cuenta, de una forma inconsciente, busca en cualquier lugar una señal para encontrar a esa persona que le ayude a caminar entre las aguas que inundan las ciudades del país, entre cohetes que vuelan por los aires con un futuro incierto.

Alex nos deja descripciones de pequeños detalles, guiños o, incluso, las propias imaginaciones/fantasías/deseos que tienen los personajes ante las situaciones que se van planteando. La cercanía de las situaciones te meterán de lleno en su universo. Leo comparte protagonismo con Adán, ¿Será este el destino que le tiene preparada la vida? Varias ciudades y un único objetivo: el amor. Amigos que aconsejan, familia que apoya y desconocidos que seguirán siéndolo tras breves encuentros cuasi anónimos.

Alex Pler en un rincón de Barcelona

Ciudades llenas de referencias reconocidas, canciones que son la melodía de la vida (desde Pastora hasta Woodkid, una estupenda selección musical), películas, videojuegos, amor, sexo, amistad, juego, nuevas experiencias... siempre un nuevo comienzo en el horizonte, y el Planeta Tierra donde los animales marinos se entrelazan con toda naturalidad con los seres humanos en las calles. Una mezcla de ficción y realidad, aunque Alex siempre ha confesado que habla sobre cosas que le han pasado aunque pueda parecer que no es así. El juego de entremezclar elementos, contar verdades enganchando con situaciones y paisajes emocionantes ¿surrealista? Quizás no están tan alejadas de un futuro cercano.

Para aquellos ávidos de aventuras sentimentales, de situaciones que se acercan a la realidad, los que hayan querido, luchado y arriesgado por alguna persona, pero también para los que ven que hasta en los peores momentos hay que albergar una esperanza. 

Sólo cuando llegues a la última página podrás comprobar donde te ha dejado el mar, y las resacas del vaivén de las olas. Al ver el rastro de los aviones en el aire, recuerdo a Leo, y casi me emociono mientras, sin darme cuenta, canturreo Laika de Mecano.

Pero en realidad, y como hace Alex al final de cada capítulo de la novela, dejaré una esperanza en la búsqueda de 'la luz brillante' a la que seguir que por casualidad. Por medio una señal. Como en la portada del libro, realizada por Jose Soriano, con un buceador tratando de alcanzar el amanecer, vemos a Tim de Ash en el videoclip Shining Light luchando por salir a flote. Y, al final, Leo lo que busca es esa luz que le guíe. Perderse, y reencontrarse, en su historia será perdernos en la nuestra, en la de nuestros amigos y reflexionar... Lo bueno se hace esperar pero El mar llegaba hasta aquí  ha llegado.




-o-
El viernes 27 de marzo a las 19h. en Antinous Libros se presenta la novela con la presencia de su autor, Alex Pler, acompañado por el cantante Jose Luis Algar

El mar llegaba hasta aquí se puede comprar en Amazon (edición kindle ¡Por 0,99 céntimos! y física) y la edición física en las librerías de Barcelona: Antinous Libros (C/Josep Anselm Clavé 6) y Librería Cómplices (C/Cervantes 4)
-o-

Bonus Track: Entrevista novelada a Alex Pler: 
"Incluso las historias que no salen como uno quería, siempre tienen sentido, al final"

Fotografía Alex Pler: Eduard Mairal

Es el momento de irme a observar el mar y descubrir donde llegará para mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...