4 de agosto de 2016

Bitácora del CPOP16: Colorado a medianoche [Jueves 28/07]


Vivir un festival implica no sólo la música, la compañía, el trayecto los preparativos. El jueves 28 de julio era el día que algunos afortunados decidimos que era el momento de irnos camino al Contempopránea. Cuatro años hacia que no iba a Alburquerque con el resto de poperos que se reúnen para disfrutar de lo mejor del indie nacional y de un ambiente complicado de igualar. La cosa es que al no tener pueblo esto es lo más parecido para mí a tener uno.




Todo aquello que ves al fondo... pues realmente no sé que es porque me da el solazo en la cara

Servidor salió con su maleta por la mañana a trabajar y después a media tarde casi se asfixia con el calor que pegaba en la capital camino del punto de encuentro: la casa de Santi de Capitán Sunrise, él y su bajista JuanP (¡Chulazo nº1!) seríamos los que iríamos en el coche con Santiago, el sr. padre de Santi. Bueno, en realidad había un quinto miembro y no penséis lo que no es... ¡El bajo de JuanP! Sí, aquel estuche ocupaba más que él y yo juntos y estaba situado en la parte trasera ocupando el espacio de una persona. Fue tanto roce durante el camino que yo acabé echándome una siesta abrazado a él porque, amigos, el amor puede surgir en cualquier parte.

Sólo hicimos una parada en todo el camino y al salir del coche justo antes de entrar en el último tramo de carretera para llegar a Alburquerque fue algo parecido a esto:

Aquí hablando con el camarero del Salvaje Oeste... digo en Badajoz

Un fogonazo de calor, un golpe de sol, un "Oh, Dios, es el fin del mundo pero no puede ser porque está programado para mañana". Ya vimos a alguna persona con tiendas Quechua que estaban pululando y parando camino del festival. Eso creemos porque si iban camino del Low creo que se habían desviado un poco de la ruta o su GPS es un hijo de puta en toda regla.

Mientras, en el interior del coche sonaron Ponte en lo peor. Llámame el lunes de Detergente Liquido y Fin del Mundo de Cola Jet Set... al menos de lo que recuerdo. Más coches procedentes de Madrid estaban de camino y nos mandábamos mensajes con "Nos han adelantado dos coches a toda hostia, estos vienen a ver a Colorado"


La habitación que emocionó a Iker Jiménez 

Y allí, al fondo, el Castillo. Ese emocionante momento donde ya sabes que estás llegando y sus vecinos te van a saludar cuando entres al pueblo. Saludarás. Te saludarán y sabrás que vas en dirección contraria cuando uno de ellos haga gestos raros con la mano... Así es, así nos pasó y así nos salio un goterón por la frente de vergüenza.

Después tu GPS, que no quiere que acabes el viaje y quedarse abandonado en el coche, te lleva por calles que son prohibidas y te hace dar mil vueltas hasta que decides aparcar en cualquier lugar cercano desesperado. Sacas las maletas y empiezas a andar buscando la casa y llegas. Eres feliz, sonríes, sólo te quedan dos pisos para llegar, llamar a la puerta y que te abran.

Sergio sufre, JuanP pregunta y Miguel ejecuta. Bienvenidos a Bricopop

Has llegado. No se te ha hecho largo y vas a investigar la casa donde te recibe un hombre en calzoncillos que no es otro que el teclista de Capitán Sunrise, Sergio. No está solo, Miguel el batería está durmiendo plácidamente y descansando del viaje cuasi como si estuviera de resaca. La casa, a la que le faltaban cubiertos, toallas y detallitos low cost, tenía una bonita habitación fantasma con una silla en el centro que pensamos rifar para hacer un reportaje de investigación.

En este momento llegaría el primer drama del viaje: La guitarra de Santi tiene una cuerda rota. Fue momento de aprender un poco y comenzar con un nuevo programa llamado Bricopop, versión pop de Bricomanía para poder solucionarlo. También de hacerse fotos homoeróticas entre heterosexuales en la terraza.



Momentos románticos al atardecer

Es momento de refrescarse, beber mucha agua, nutrirse y ponerse mono para ir a la Plaza de España (plaza principal del pueblo) donde se hacía la reunión de la fiesta de presentación. Sacamos las mejores galas posibles de nuestros maletones, algunas duchas, más agua y estamos listos... o eso parece.

Parece que sólo algunos teníamos hambre y terminamos arrastrando a los demás a La Ermita. Es un lugar tradicional para comer, cenar y lo que surja, allí esta Noelía, que los expertos del lugar dicen que es la más simpática y apañada camarera de todo Alburquerque. Doy fe de ello en este año tras ir en varias ocasiones. Un bocadillo, reponer energías y mientras los Tachenko cenando a nuestro lado (incluido Sebas, ¡Chulazo nº 2!).

Artistas, seguidores y un fan de ABBA salen en la televisión 
Colorados estaban de todo menos colorados, quizás algo calentitos por el calor
  
Unos cazaban Pokemon, otros nos poníamos a día y todos bebíamos para aguantar la caló que estábamos sufriendo en los últimos días. Y Colorado, que tenían como hora de actuación a las 22:15h. se había retrasado hasta las 23h. Quien dice 23h, 23:30h. Bueno, que ya con las campanadas de las 00:00h. empezaron a tocar.

Un recorrido por temas de su primer disco, Los que se pelean se desean, alguna que otra versión y temas inéditos (uno de ellos tiene pinta de poder convertirse en su hit) con una mezcla de poperos y gente del pueblo entremezclada haciendo botellón mientras tarareaban las canciones hasta todos cantar de forma grupal el Yo te siento así.

Retrovisor DJ, Hits de ayer y de hoy. Un poco de todo.

Tras Colorado la fiesta continuaba con Retrovisor DJ que se encargaba de poner a bailar a todos los que decidieron seguir en la plaza hasta pasadas las 3 de la mañana. Fue un buen momento para saludar a amigos y conocidos como Satelitrex dj o Tokio DJ que son clásicos festivaleros, pinchando o como público. Así sonaron hits como el Time to dance de The Shoes, Futuresex de Mendetz, el Blind de Hercules Love Affair y una buena cantidad de canciones en español para seguir la noche.

Por allí andaba Contractura DJ que creo que es el hermano pequeño de Naveen Andrews (Lost, Once Upon a Time in Wonderland), el parecido es impresionante.

Gimme Gimme Gimme una cama para dormir, ya no puedo con todo mi cuerpo
Gimme Gimme Gimme un poco de fresco, no puedo con este calor

Había opción de seguir de fiesta en el Picnic y después de after pero yo, y unos cuantos más, lo que deseábamos es coger la cama para dormir cuales lirones, aunque antes aprovechamos un rato a mirar las estrellas a oscuras. Tan bonito. Lo que no sabía es que había elegido la habitación más calurosa de la casa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...