6 de junio de 2019

[ Ruido ] La Prohibida, el electropop y el regreso a la Tierra


Hay que reconocer que en Confesiones tirado en la pista de baile tenemos bastante cariño a La Prohibida. El año que nació el blog, publicaba su segundo disco, el más que recomendable Sr. Kubrick, ¿Qué haría usted? (Autoeditado, 2009). Pasados unos años, y sin abandonar el ambiente espacial, nos encontramos con 100k años de luz (Ultradiscos, 2015). Cuatro años después parece que Amapola López ya tiene una ubicación, podríamos pensar que en el pasado con su nuevo look, en Ruido (Ultradiscos, 2019).






La Prohibida publicó el single, sin apenas dar pistas que había algo en camino, que avanzaba el disco. Llamado también como Ruido, una canción que cuando la escuché parece que Amapola me lo estaba cantando al oído sin ella saberlo. Con un precioso clip dirigido por Hugo López, nos lleva hasta esos sonidos en la mente reflejados en una población parisina. Es una de las canciones que han sido compuestas por Víctor Algora que es uno de los mejores colaboradores de la artista dándole unas canciones que brillan completamente. Él también es el encargado de Mariposa Negra y además se incluye un dueto con él llamado Bouvet que también les va como anillo al dedo. Pareja artística perfecta.

La Prohibida es feliz en su mundo de electropop y creo que sus seguidores también por lo que es una apuesta segura como se comprueba también en el resto del repertorio. La apertura, con una gran intro instrumental de llegada de nave espacial, es Galaxia Desierta nos pone en aviso por un lado que no ha abandonado del todo el tema espacial, también incluye la canción Basura Espacial -muy pegadiza-, donde sigue allí por las alturas y que ha sido compuesta por Nacho Canut y Mauro Canut.


La canción del nombre impronunciable Schlesqig-holstein -nombre que lleva por ser uno de los 16 estados federados alemanes- es quizás el hit más pegadizo del disco de esos que va como poco a poco sin darte cuenta se te van quedando y ya no puedes dejar de canturrear... ahora que ya me veo en los conciertos la gente diciendo cualquier otra cosa que no sea el nombre de la canción. Nos da una ración de italodisco nostálgico con I'll Compromesso y más festivo con Rosa, que suena más a número musical de teatro donde ella es la protagonista.

Sorprende la versión que ha realizado de una de las canciones de Antonio y Carmen, La tristeza del electrón. Y el disco se cierra con Cemento y Hormigón, en el que ya nos imaginamos a unos obreros osos estupendos encargados de realizarlo. Como en el anuncio del Popair.

Este año ya tenemos varios discos interesantes, por completo. Si hace unos meses fueron los lanzamientos de La Casa Azul (La Gran Esfera) y Monterrosa (Latencia) [Como bien ha indicado Tony Tornado] ahora La Prohibida se une para hacer una triada del electropop pegadiza con letras que exploran en los sentimientos de aquellos que lo escuchan.

Ruido es un éxito asegurado que va a estar presentando en estos próximos días por nuestro país: este viernes 7 de junio en el Popair en Barcelona, el 8 de junio en la sala Obbio de Sevilla y el 13 de junio en la Sala Boite de Madrid. Por el momento que ya sabemos que La Prohibida se recorrerá España de un lado a otro para cantar sus nuevos hits y los del pasado. ¡Feliz viaje!


Ruido, fotografiado por Louis Bou y diseñado por Javirod

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...