15 de noviembre de 2022

[ Episodio 4112 ] [ 'Querencia', från: "Es el entender y juntar todos los aprendizajes que he hecho y el dejar de ponerme barreras para crear" ]

Aunque es bastante joven, från es un viejo conocido de este lugar. Después de verle en proyectos y colaboraciones anteriores, Fran Jímenez, se abre la camiseta, el pecho y se presenta como él mismo. Fue con Los chicos que duermen en la fiesta la forma de acercarnos a sus canciones, ahora con Querencia (Autoeditado, 2022) se convierte en el LP de presentación. Una forma de hacer música que se aleja de los hits inmediatos, que se mezcla en su fantasía



Querencia es un disco de 10 canciones que comparten un vínculo común: un viaje en busca de respuestas para obtener preguntas. Es la búsqueda del hogar y la creación de espacios donde vivir. Las 10 canciones van viajando en torno al pop, desde canciones que casi podrían ser más directas -dentro de su estilo-, hasta los años 70 y volviendo al presente por medio del dreampop.

El comienzo es con la belleza de Apeiron, del que se lanzó videoclip, un coro celestial le acompaña y nos lleva, poco a poco por medio de su letra. Le sigue Vestida de blanco, el tema más largo del disco, donde nos encontramos con la duda existencial de la creencia de un Dios benevolente, casi como si fuera una canción de misa en el que ruega que esté ahí. Mil Cosssos, que fue la primera carta de presentación, es una de mis favoritas del disco en el comienza a llegar la electrónica que se desataca por completo en Después de bailar que quizás podría ser la canción más directa de todo el disco, la pista de baile y la música disco unidas.

   

Seguimos con Carne, la canción que presentó en una versión previa al Benidorm Fest 2023, donde la voz de från se vuelve protagonista. Así se llega al interludio de nombre Èxode que comienza como una canción pop para pasar a momento baile para darlo todo, excesivamente breve para mi gusto. Pasamos a Lo bueno, una canción original de La Claridad que ha versionado llevándoselo a su terreno. Salir a matar,  que fue el segundo single previo al lanzamiento, en el que vemos la fuerza de su personalidad. Mientras en Prisma vemos la orientación de pop-guitarrero bailable que proviene de la escena musical Indie en Madrid, y lo ha conseguido clavar: Amar y bailar en la misma canción. 

El cierre se viene con Apeiron, pt. 2,  coge la canción original, la produce de forma diferente, la desmonta y acaba dejando un final abierto... como la vida y en menos de un minuto. Comienzan los créditos y no sabemos que paso con el personaje principal. The End?

Portada del single Mil Cossos

Para el que no te conozca, ¿quien es från? ¿De dónde viene y que ha hecho anteriormente a este proyecto musical? 
från no es un personaje, ni un alter ego, ni nada parecido. Soy simplemente yo y es la forma de acercarme a mí mismo y todo lo que guardo dentro haciendo música. Empecé a tocar el piano de pequeñito, de forma autodidacta, antes de empezar a tomar clases. Luego vino la guitarra, el aprender a producir, componer y cantar. Creo que fue algo que fue surgiendo poco a poco por intuición y porque había algo dentro de mí que me pedía que lo hiciera y me llevaba inevitablemente hacía la música. Antes de från grabé muchas canciones y publiqué unas cuantas bajo el alter-ego icecolddiamond. Creo que från es el entender y juntar todos los aprendizajes que he hecho y el dejar de ponerme barreras para crear.

Querencia es un lugar de auto descubrimiento en el que buscar pequeños lugares donde vivir ¿cuáles son tus lugares seguros? 
Mis lugares seguros son pasarme horas frente al piano, bailando con mis amigos en algún club, bajo el edredón viendo alguna película excesivamente larga y sin que pasen demasiadas cosas en ella. Creo que mis lugares seguros son aquellos que me aportan tranquilidad y paz, sea de la forma en que sea. 

En todos tus trabajos, de este proyecto y anteriores, juegas con el pop pero lo haces bastante a tu estilo, juegas con las melodías pero no tienes canciones inmediatas, ¿Es algo que te sale solo o buscas dar vueltas a los temas? 
Creo que ambas cosas. Antes de publicar una canción he dejado muchas ideas y muchas otras composiciones por el camino y tiro adelante aquellas con las que más identificado me siento y que estén más alineadas conmigo. Es cierto que alguna vez he intentado hacer canciones más puramente pop en lugar de jugar con otros géneros, estructuras o progresiones de acordes, pero siempre las siento bastante alejadas de mí. Me gusta experimentar y buscar nuevos sitios en la música. Hay muchas bandas y grupos pop increíbles y creo que mi objetivo no es el de hacer música inmediata. Aunque a veces me encantaría.

 
Portada del single Salir a Matar


Dentro de las posibilidades se nota que cada parte de från está cuidado: portada de singles, vídeos... ¿Hasta que punto es importante la imagen en un artista? 
Supongo que es algo que inconscientemente he bebido de muchas de mis influencias: Bowie, Madonna, Björk... Siento que para que un proyecto esté 100% acabado debe mirar por todas sus partes. La música, tal y como se concibe a nivel industria es una mezcla de arte, estilo, moda, fotografía. Todo ello es lo que crea un producto tal y como lo conocemos. Para mí, la parte visual es algo súper importante ya que ayuda a dar profundidad a las canciones y abrirlas a nuevas interpretaciones y nuevos mundos. Todo lo que hago lo hago pensando en la parte visual (aunque muchas veces nada salga como quiero porque como artista independiente los recursos son muy limitados), pero creo que, en mi caso, va todo muy de la mano, 

Uno de los temas en una versión previa, Carne, la presentaste al Benidorm Fest. ¿Crees que hubieras encajado en el formato televisivo? 
Decidí probar suerte con Carne porque, a pesar de ser la canción más experimental de Querencia, es un tema muy teatral y creé toda una posible puesta en escena por si salía elegida. No sé si hubiese encajado en el formato ni si me hubiese sentido cómodo con tantas cámaras y tanta repercusión mediática, pero sin duda creo que podría haber sido una experiencia y un aprendizaje espectacular.


Querencia es tu primer LP como från, ¿cómo fue la experiencia de Los chicos duermen en la fiesta? ¿Fue una carta de presentación del proyecto? 
Los chicos duermen en la fiesta fue un EP de seis canciones (+ dos interludios) que fluyen entre sí y no hay pausas. Como el Confessions on a dancefloor de Madonna. Es un proyecto del que estoy muy orgullo y sí, definitivamente fue poner sobre la mesa quién es från, su sonido y todo aquello que quiero contar. A día de hoy lo veo como un preludio de Querencia. Ambos discos forman parte del mismo universo e imaginario y se aportan cosas mutuamente. 

¿Dónde quieres llevar al oyente con Querencia? ¿Dónde te gustaría que les llevara? 
Si Los chicos duermen en la fiesta pasaba en un club bastante oscuro, donde la gente baila adormecida, sin tener conciencia de quién es y sin poder salir de ahí, Querencia es la vuelta a casa a las 6 de la mañana. Todo está tranquilo. Es ese momento en el que en el transporte se junta gente que va a trabajar y gente que vuelve de fiesta. Las guitarras flotan y los sintentizadores pesan. Los sentimientos están a flor de piel y los pensamientos van y vienen sin tener un destino concreto. Querencia es un lugar para adentrarse dentro de uno mismo y aprender a entender. 


Previamente ya habías tenido otros proyectos musicales, yo te conocí con icecolddiamond, y has participado en otras formaciones ¿qué recuerdos tienes de ellos ahora en la distancia? 
Me llevo recuerdos bonitos. Con icecolddiamond, que al final no dejaba de ser un alterego, me llevé que pude tocar bastante en directo las canciones y que, aunque el público fuera pequeño, la energía era brutal. También me sirvió para aprender a dejar de ponerme máscaras y ser realmente fiel a mí mismo. También toqué brevemente la guitarra con Centauros y sacamos una canción muy mona. Y después pasé un año tocando el teclado en Buenatarde y probablemente sea de los mejores recuerdos que me llevo. Siempre había soñado con tener una banda. En este caso, tocaba en una y fue como cumplir un sueño. Me lo pasé genial tocando y me llevo a cada uno de los que formaba parte del grupo en el corazón para siempre.

Además de cantante, compones y produces, pero también has producido para otros artistas, como Laura Roma, ¿De qué forma trabajas estas canciones? 
Conozco a Laura desde antes de entrar a la universidad, hace ya unos cuantos años. Desde entonces hemos tenido una relación muy cercana. Cuando vivíamos en la misma ciudad era muy fácil: venía a mi casa, trasteábamos sonidos e ideas y casi siempre sacábamos algo. Ahora que vivimos lejos, Laura me envía ideas o demos que graba con la guitarra y yo me pongo a hacerle la música pensando en sus influencias y teniendo en mente todo aquello que le gusta. Siempre me lo pone muy fácil. Ahora estamos trabajando en unas cuantas canciones y está siendo muy divertido.



Una frase útil para la vida 
Siempre estamos construyendo.

Este espacio es tuyo, di lo que quieras. Muchas gracias por todo este rato. 
Quiero aprovechar para dar las gracias de nuevo a toda la gente que se ha tomado aunque sea unos minutos para escuchar alguna canción del disco y a todos aquellos que, de una forma u otra han participado y han hecho que sea posible. A veces es muy duro ser artista independiente sin apenas apoyo, pero aunque sea pequeño, todo el cariño que se recibe de vuelta es un abrazo para el corazón y el alma. Espero poder seguir haciendo música durante muchos años más. Gracias.


Puedes seguir a från en Instagram y Twitter
Puedes escuchar Querencia en plataformas digitales como Spotify

No hay comentarios:

Publicar un comentario