13 de mayo de 2011

Eurovision = Second round.

¡Si, llega Eurovisión!. La primera semifinal fue el pasado martes, afortunadamente pasó mi querida Celine Dion de Hungria. Ahora llega la segunda semifinal, que se produjo el jueves a partir de las nueve de la noche.

Comenzamos con el grafismo de la gala, junto al eslogan "Feel your heart beat!", pasamos por la estructura del escenario, por ese corazón sin parar de latir. Seguimos por las entradillas previas a cada actuación que utilizan al comienzo de cada una la tecnologia "Tilt Shift", creando a partir de la realidad una sensación de maqueta.Cada país tiene toda una enorme pantalla al fondo donde se proyectan imágenes específicas para cada uno de ellos.

Los presentadores son muy resalados la verdad: el sketch cantando y acabando con sangre en los dientes ha sido realmente gracioso -aunque que nos sigan identificando con la Macarena es horrible- o en el momento de dar a conocer a los finalistas -la presentadora se cantaba parte de cada canción que era seleccionada-.

Aunque para salada nuestra Lucía Pérez, que va ganando puntos por su simpatía y estilo para promocionar el DVD del concurso junto a la alemana y el francés. Un poco más y hago eso del chiste “Esto es una alemana, un francés y una española que van…”. A mi esta chica cada vez me gusta más, si, aunque la canción no me motive.

Ahora vamos a lo importante, o interesante del festival, que no incluirá alguna cantante cuyos coristas tenían más voz –Eslovenia-, alguna puesta en escena en plan chula pero una canción coñazo –Chipre-, o esos que jugaban sólo con sus voces pero sin instrumentos que eran más de Tú si que vales que de este festival –Bélgica-.
 


Angel in Disguise de Musiqq – Letonia. Era una de las que no había escuchado antes, pero como decirlo: ¡Me ha entusiasmado!. Esos ritmos que utiliza, ese rollete de feeling que transmite la canción, incluso con su momento rapeo. Un toque de The Sound of Arrows y del mejor movimiento de baile con elegancia. Se queda en la semifinal, sorprendentemente.
Love in Rewind de Dino Merlin - Bosnia Herzegovina. Es una canción amable, concepto que voy a utilizar a menudo en esta entrada, combina la sensación de canción tradicional de la tierra con buen pop. El del contrabajo me gustó.

I’m still alive de TWiiNS – Eslovaquia. Una canción de Nuevo de superación, de esas de “Seguimos vivos que es lo que importa”. Dos gemelas conocidas en su país, que sorprendentemente utilizan desde el comienzo los ventiladores a todo trapo. Se quedaron en la semifinal.

Popular de Eric Sadee – Suecia. Sin duda creo que es una de mis candidaturas favoritas junto con la discotequera de Hungria. Un chico mono, una coreo bien hecha, un golpe –nunca mejor dicho- de efecto y una canción pegadiza. Pasa a la final

The secret is love de Nadine Beiler – Austria. Tenemos aquí a una especie de Beyonce cantando una balada al estilo de Disney rodeado de unas cuantas coristas que le acompañan vocalmente, no molesta. Pasa a la final.

Lipstick de Jedward – Irlanda. Tengo una dualidad con este tema: parece que va a ser un hitazo pero tiene un “algo” que me falta. Ellos son como dos niños pequeños en las camas elásticas del parque de atracciones y sus visuales eran impresionantemente bailables. Mejora a cada escucha, pero sobre todo su puesta en escena la hace ganar muchos puntos. Pasan a la final.


Change de Hotel FM - Rumania. Comienza todo con un piano, después se le pone una base pegadiza, unas trompetas, una canción sobre cambios del mundo… que te da buen rollete, y enseguida mueves el pie. Podría ser una gran sorpresa para ganar el festival, una sorpresa agradable. Pasa a la final.

Ding Dong de Dana International – Israel. Aunque la canción es un rollo dance de los 90 bailable, Dana Internacional no ha conseguido pasar a la final, quizás su actuación fue bastante sosa, aunque el tema ha mejorado –si mi oído no me falla- con respecto a cuando salió elegida como representante del pais.

New Tomorrow de A friend in London – Dinamarca. Un grupo que podría ser una mezcla entre My Chemical Romance con los Green Day, en uno de esos temas positivos donde lo que se quiere es darnos una esperanza a este mundo loco loco… como dicen en la canción.



Rockefeller Street de Getter Joani – Estonia. Dicen que es una de las favoritas de este año. Jose María Iñigo decía que podía ser hasta infantil, pero juega en varios ámbitos, con diferentes ritmos, una canción en plan tres por uno.

Angel de Mika Newton – Ucrania. Ha pasado a la final, pero sospecho que ha sido por ese precioso visual que se creaba con arena por parte de una artista en el escenario. La canción es sosa, sosa, pero el visual era simplemente precioso.

3 comentarios:

  1. El del contrabajo (creo que no era un cello) nos ha gustado a todos :) Y a mi Suecia, me ha dejado mucho que desear. Irlanda wins!

    ResponderEliminar
  2. Ahora que todos van (vamos) por Estonia o Suecia, creo que me voy a poner a reivindicar a Serbia para salirme de la corriente general

    ResponderEliminar
  3. El de Dinamarca tiene un qué muy muy seductor :p

    ResponderEliminar

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...