25 de julio de 2011

Cosas que pasan en secuelas al estilo serie B

"Ponemos morritos de apenadas, pero que no se nos mueva un pelo"

Esta noche así de casualidad he acabado en casa de un amigo viendo pelis de terror. Pero no unas cualquieras sino casualmente dos secuelas de grandes clásicos, algunos más antiguos (De la saga Viernes 13 hemos visto Jason X) y otros menos antiguos (De Se lo que hicisteis el último verano hemos disfrutado de Aún sé lo que hicisteis el último verano). Sin duda alguna los estudios de Hollywood, y alrededores, tienen unos clichés de repeticiones que también hacen en estas secuelas. Sacad papel, lapiz o boli, para empezar a apuntar:


"Joder, que han pasado diez putos años y no me deja en paz el hijo de puta de la máscara"

· Recuperar a parte de los protagonistas que han sobrevivido de anteriores entregas: En cada película siempre tienen que morir alguno de los protas (Pobre Ryan Philippe y Sarah Michelle Gellar en Sé lo que hicisteis el último verano, con lo monos que eran para ponerlos encima de la tele) pero los que viven, a la vez que consiguen renovar contrato, tienen la suerte de tener otra oportunidad. Eso no quita que actuén igual de mal, que sean tan poco creibles y que desees su muerte de la manera más atroz.

"Venga, ahora todos nos vamos solos, porque estaremos más seguros"

· Podemos encontrar las más variadas excusas para que el asesino en serie regrese: . Tenemos los familiares que se vengan, ellos solos o acompañados del asesino original, los que tratan de imitar a asesinos del pasado. En otros casos se convierte en un deseo de fama, de ser alguien conocido (La frase "No quiero amigos, quiero fans" en Scream 4 lo dice todo). Puede suceder que el asesino deje a alguien unas coordenadas para que se cumpla su legado (Pero, ¿Jigsaw/Puzzle cuantas películas lleva muerto en la saga Saw y cuantas han hecho después de su muerte?). Jason de Viernes 13 es el superviviente por excelencia, hasta se le trata de crionizar, ¡Y regresa 400 años después!. En el caso de la secuela de The Blair Witch Project que se basaba en el fenómeno de su predecesora, convirtiéndose en un sin sentido que acabó con las ideas de una nueva secuela y una precuela que quedaron, por suerte en la nada. En Halloween Resurrection, encontramos que Mike Myers, por un precioso giro de guión -donde se nos muestra una especie de escena "no emitida" de su predecesora Halloween H20- no estaba muerto estaba de parranda, por un intercambio de cuerpos. A cada cual más original.


"Es un tipo raro, esa máscara está pasada de moda"

 · Al hacer una secuela los personajes tienen que ser más lerdos que en su predecesora: Da igual que sean los mismos u otros, pero la estupidez es mayor. O sea... estás super acojonada porque piensas que un asesino te persigue y no hay mejor lugar que irte a una isla en las Bahamas en temporada baja donde sólo os quedaréis vosotros en el hotel acompañados de tornados, los cuales ya te dicen que siempre vienen puntuales el mismo día. Además has conseguido el viaje gracias a un concurso radiofónico donde has dicho mal la respuesta a la pregunta que se te planteaba: Todo el mundo sabe que la capital de Brasil es Brasilia y no Rio de Janeiro. Esto pasa en Aún se lo que hicistéis el último verano.

· Grandes diálogos. Lease con toda la ironía, ya sucedía en las primeras entregas, pero es que a medida que van haciendo más el desvarío es mayor. "Ahora básicamente vamos a morir" dice una en Jason X, para quedarse tan agusto. En esa misma peli cuando a uno le meten un sable en el estómago y dice "Con un sólo golpe no va a morir este perro viejo", entonces le da otra estocada y se le escucha "Bueno, ahora sí".


· Momentos irónicos que ni los personajes pillan. Porque ya me diréis que hace Jennifer Love Hewitt que se pone a cantar en un karaoke, ¿Adivináis que canción le ponen?, si, I will survive de Gloria Gaynor. ¡Que no había otra canción mejor!. Claro que va el asesino, que es muy listo y está puesto en la tecnología karaoke, y le mete un mensajito entre la letra de la canción. Eso te pasa por cantar, ¡ZORRA!, ¡Que encima cantas bien!, ¡Tira pa' tu casa!


· Deja un final abierto para una nueva secuela. Ya que has hecho una primera secuela, que más da hacerte tres o cuatro. Los guionistas tienen imaginación, saben engañar, por lo que sabrán dar la vuelta a la tortilla o hacer revivir al personaje las veces que haga falta, incluso dentro de la propia película.  Puedes rizar el rizo para acabar haciendo algo como Freddy vs Jason, enfrentando a dos grandes asesinos en serie del cine de terror.


"Hace veinte años acojonaba niños, ahora ni a ellos. Yo me jubilo"

 · Que se nos acaban las secuelas y las precuelas... ¡Siempre nos quedan los remakes!. Los remakes es esa especie de subgénero que lo que quiere hacer es acabar con nuestros recuerdos de la infancia, juventud, madurez de esas pelis que tanto nos gustaban. Mirad ejemplos como La Matanza de Texas, Viernes 13 -estos son los más guays, dos remakes y en cada uno de ellos iban dos pelis- o esa horrible de Pesadilla en Elm Street (con el sobrenombre de El Origen) que casi es de risa.

· Revisando las pelis en el tiempo uno se encuentra grandes sorpresas. No, no hablaré de Johny Deep en Pesadilla en Elm Street, sino por ejemplo Matthew Settle -que hace de Rufus Humphrey el padre de Dan en la serie Gossip Girl- fue un jovéncisimo hijo de asesino, pero también asesino en Aún sé lo que hicisteis el último verano. En esta misma veíamos a Jack Black como graciosillo -papel en el que se ha quedado encasillado- fumeta, porrero, camello a la par que bastante gilipollas.


Gracias a Lluís Basella por esta estupenda noche de serie B.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...