4 de julio de 2011

Es una FIESHTA! | Que como tú solías decir... es el fin


Todo lo bueno tiene un final, así este finde del Orgullo en Madrid lo comenzamos (o en realidad continuamos) con la última Es una FIESHTA!. Bajo el nombre de Apoteosis final, Niño Fixo y Luis V. llenaban de luz, color y petardeo la Sala Shoko. Esto lo hacía después del éxito de su última Fieshta barcelonesa en el Razz con María Lapiedra.

Es una pena pero tras dos años y medio decían adios a sus famosas y divertidas sesiones. La noche fue de cachondeo total, para variar.

Nno faltaron canciones petardas, divertidas, fiestera, por supuesto el Que apostamos estuvo presente -que se da mucho para las congas entre amigos y los desconocidos-, tuvieron como DJ en cierto momento a Javi Calvo (Fer, el reciente muerto de Física o Química) que hizo que aquello despegara como la espuma con los temazos que fue seleccionando para lanzar al público.

No fue el único invitado, por allí estaba también Carmen de Mairena, la imitadora de Amaia Montero, o Christina Rapado... que hicieron de las suyas, cada una en su campo correspondiente. Pasé un poco de miedo cuando el momento Firework nos dieron unas bengalas, que como llegaran a pillar algún papel o algo, salíamos de allí ardiendo. Así como el lanzamiento de spray de esa especie de plastelina Plastidecor que yo sospecho que era tóxico.


¡A Niño Fixo le gusta Carmen de Mairena!

El gran control de seguridad de la sala, nótese la ironia, hizo que algunos entráramos en la zona VIP sin saber que lo era. Algunos aprovecharon la coyuntura, mientras que otros no lo hicimos. Siempre ha habido niveles y niveles.

El calor del lugar era digno de mención: sólo en la planta de abajo cerca de los DJs se podía estar medianamente agusto, el resto era un poco el infierno. La parte superior, que es la sala pequeña, donde podíamos viajar a nuestro pasado juvenil, así como ese rollo reggeton que tanto nos gusta a muchos era una sauna en toda regla.

Hubo momentos bastante graciosos como cuando una chica decidió recorrerse toda una barra andando para llegar a, otra, zona VIP (la cara de todos los camareros, seguridad y demás era un verdadero poema). Así como el lanzamiento de confetti... si, que funcionaba dando a un botón que ponía en marcha el mecanismo, digno de una fiesta de Nochevieja, pero sin nadie gritando eso de feliz año. Cosa que podríamos haber hecho y seguro que nos hubiera seguido la masa.

Las canciones fueron un greatest hits en toda regla: A*Teens, Sonia & Selena, Spice Girls... incluso llegó a sonar algo que no había escuchado nunca en alguna discoteca: el Elephant Love Medley de la banda sonora de Moulin Rouge.


El fin estaba cerca cuando sonaba Don't stop believing, de Glee, tras lo que comenzó un momento de canciones a pelo por parte de con Tess, Sonia & Selena y alguna más. Las pantallas al fondo indicaban con un The End que esto llegaba a su fin.

Ohhhhh... pero ya avisaban que esto aunque es el final de las fieshtas, no es el final de las colaboraciones entre Niño Fixo y Luis V. Próximamente.

Epílogo: Encontrarte a Niño Fixo en un bar dos días después mientras tu te has unido a una despedida de solteras tematizadas como atletas, aunque tú estabas a un rollo más bien tranquilo... y que el diga cuando lo vea "Anda si esto parece una sesión mía" no tiene precio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...