2 de enero de 2013

Las ventajas de ser un marginado | Charlie busca su sitio

"No podemos escoger de donde venimos,
pero si a donde vamos"


Esta entrada comienza en el momento que un amigo me manda un mensaje tal que así, literalmente: "he visto esta peli y me he acordado de ti, maravillosa, y la BSO te va encantar, apuesto que le dedicarás una entrada" y lógicamente Lluís Basella, que es quien me la ha recomendado, no se ha equivocado: aquí está la entrada. Pero es que normalmente no se equivoca, peli que me recomienda, peli que triunfa como la Pepsi Coca-Cola.

Las Ventajas de ser un marginado (The Perks of Being a Wallflower) (Stephen Chbosky, 2012) es lo que se dice BUEN CINE. Si, en mayúsculas. Una de las cosas más irónicas de la película es que aunque haya muchas caras conocidas entre sus protagonistas, da igual, no importan, importa la historia que está detrás... y eso, de todos es sabido, que a veces es muy complicado.

El reparto: El trío protagonista lo conforman Logan Lerman (Charlie) al que no recordaremos pero salía cuando era todo un niño en El Efecto Mariposa, haciendo del personaje Ashton Kutcher con 7 años, Emma Watson (Sam) que está claro que su papel de Hermione en Harry Potter no ha sido más que su comienzo y le quedan papelazos por hacer, Ezra Miller (Patrick) que tiene su propia banda de música Sons of an Illustrious Father (y lo que he escuchado no suena nada mal). Los padres del prota no son desconocidos: Kate Walsh, conocida por su papel de la Dra. Addison en las primeras temporadas de Anatomía de Grey y Dylan McDermott, al que podemos ver en las dos temporadas de la serie American Horror Story. También importante es el papel del profesor Bill, interpretado por Paul Rudd, al que habéis visto en multitud de pelis desde un papel en una entrega de Halloween, Romeo + Julieta o I Love you, Man.


Todos ellos protagonizan la adaptación de la novela de Stephen Chbosky, un best seller adolescente, que a su vez es el guionista y director de una historia. Ésta nos sitúa ante el primer día de clases de un chico llamado Charlie, que cuenta sus problemas escribiendo a alguien -que desconocemos-, que también se enfrenta a la muerte de un amigo, a un enamoramiento y a otra serie de pérdidas mientras encuentra su lugar en este mundo.

La historia trata de alguien que podría estar abocado a ser un perdedor pero que, a lo largo de la película, veremos como va evolucionando por medio de los lazos que va crea. La película transcurre durante todo un curso dónde sucederán algunas cosas buenas y otras malas, todo acompañado de una ESTUPENDA banda sonora que pasa por todo tipo de canciones de años atrás. Algunas de ellas sólo de fondo, pero otras formarán parte fundamental de algunas escenas como el Come on Eileen de Dexys Midnight Runners o Heroes de David Bowie, que tienen dos de mis momentos favoritos de la película.

Referencias a los cassetes que se grababan para regalar, al musical interactivo de Rocky Horror Picture Show... realmente de nuevo es un regreso a los años 80, con su estética, el instituto americano y las típicas bromas a los que llegan en el primer año. Pero no nos equivoquemos no se queda en algo superficial sino que es un cántico a la amistad, al amor y a lo que creemos que nos merecemos que a veces es más de lo que nosotros mismos creemos.


Las ventajas de ser un marginado nos quiere hacer ver que al final, por muchas cosas que nos pasen, siempre nos queda la gente a la que queremos con la que escuchar esa canción que nos emociona y disfrutar de esos pequeños-grandes instantes.

Un gran disfrute, de verdad. Muy recomendable.

"Qué lo mejor de nuestra vida está por ocurrir"

1 comentario:

  1. Me estoy leyendo este libro en estos momentos, y me esta gustando mucho!!! No quiero que acabe!!

    Un besote!!

    http://opinionesdeunajovencineasta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...