2 de noviembre de 2013

Big Fish | Cuanto más difícil es hacer algo, mayor es la recompensa que te espera al final


“Todos tenemos algo que contar, igual que tú. Historias sobre cómo nos tocó el corazón, nos ayudó. nos proporcionó trabajo, nos prestó dinero, nos vendió al por mayor. Montones de historias, grandes y pequeñas. Todas cuentan. A lo largo de una vida, todo cuenta. Por eso estamos aquí, William. Somos parte de él, de su ser, tal como él es parte de nosotros”

Para buena parte de la población, incluido servidor, Big Fish nos lleva irremediablemente a la maravillosa película de Tim Burton. Pero realmente la película está basada en el libro, del mismo nombre, de Daniel Wallace. Soy experto en leerme libros después de ver las pelis, el caso más claro fue con Jurassic Park cuyo libro está lleno de muchos más matices que la película.

Una historia tan grande como la vida. Big Fish trata sobre la vida de William y su padre, Edward Bloom, el cual está a punto de morir. Nos encontramos con un libro dividido en muchas historias, las que cuenta Edward a su hijo durante toda su vida. Éstas se entremezclan después con las diversas "tomas" de la muerte de él y como abandona este mundo.


¿Cuál es la realidad? ¿Lo qué realmente sucede o como nosotros queremos recordarlo? Parece que Edward Bloom juega a esa ambigüedad que tanto molesta a su hijo, tratando de hacerle ver quizás otra perspectiva de esa supuesta realidad.

El libro se estructura por capítulos independientes en el que escuchamos las diversas historias que Edward Bloom cuenta a su hijo, grandes aventuras que suenan a las que cuentan los padres a los hijos antes de irse a dormir. Como si fuese un gran cuento, vamos viendo como pasan los acontecimientos... antes del desenlace al que todos llegaremos antes o después. Observaremos una vida llena de fábula, donde la fantasía se vuelve algo casi fundamental para el protagonista de las aventuras.


Uno no puede leerlo sin acordarse de la película. Tim Burton en el 2003 lo que decidió hacer es coger todas las historias, mezclarlas, fusionarlas e incluso hacer sus propias aportaciones aunque realmente respetando completamente el concepto del libro original. Además el nivel del reparto, encabezado por Ewan McGregor (Moulin Rouge, Trainspotting) es grande: Albert Finney, Jessica Lange (Estupenda en TODA la serie de American Horror Story), Marion Cotillard (Quiéreme si te atreves, Largo Domingo de Noviazgo), Danny Devito, Steve Buscemi... como curiosidad Miley Cyrus aparece en su primer papel en el cine en esta película, bajo el nombre de Destiny Cyrus, y Daniel Wallace, el escritor de la novela, también tiene un pequeño cameo.


La película de Big Fish podemos casi considerarla como la "más luminosa" de su trayectoria, contrasta con los tonos oscuros que predominan en su filmografía. Eso sí contó con Danny Elfman para la creación de la banda sonora, una fructífera colaboración que dura hasta la actualidad.

Tanto el libro como la película de Big Fish son muy recomendables, dos visiones diferentes de la misma historia que, finalmente, se acaban complementando. Una historia sobre lo grande que puede ser la vida de cada uno, como al final somos lo que contamos y recordamos de nuestras vidas, y que, además, hay que acabar, como siempre, a lo grande.


"Hay momentos en los que un hombre tiene que luchar, y hay momentos en los que debe aceptar que ha perdido su destino, que el barco ha zarpado, que solo un iluso seguiría insistiendo... Pero lo cierto es que siempre he sido un iluso"

1 comentario:

  1. Mmm....la pelicula es soberbia y el libro ni sabia que existia asi qur ya tengo un regalito para mi mismo estas navidades :)

    ResponderEliminar

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...