7 de noviembre de 2010

Una de videoclips en España, marchando para el piso 1.


Ayer por la tarde había muchas opciones: ir al cine, a tomar unas cañas, o como algunas personas ya hacer tiempo y esperar en la Puerta de Alcalá a que actúe Bisbal esta tarde. Pero en la Plaza de Santa Ana he descubierto un nuevo reducto interesante: el Absolut Lab.

En este lugar se celebraba la conferencia titulada La maldición del clip musical: entre el arte y la comercialización. De la mano de Susana Blas como moderadora del evento, situado en el foro del edificio con una preciosa lámpara y todos los ponentes en un sofá delante de una media de treinta personas. Lo mejor era que fue un evento público no cerrado sólo al sector profesional, lo cual hacía que a aquellos que estamos fuera del medio también pudiéramos asistir, disfrutando como uno más.

La conferencia hacía división en dos partes: una dedicada a la producción y otra a la realización, aunque ambas creo que al final acabaron entremezclándose ya que aún por la diferencia entre una y otra área todo tiene una importante interrelación.

En la parte de la producción teníamos a Félix Ruiz (Discoteca Océano), Oscar Romagosa (Nanouk Films) y Elías Maldonado y Jesús Fernández (NYSU). Mientras que en la mesa de realización estaban: Marc Prades (venuspluton!com), Marta Puig "Lyona", Jesús Hernández y Elías Maldonado (NYSU).

Lo más interesante era ver como con escaso dinero, a veces siquiera presupuesto se conseguían hacer unos videos que visualmente fueran llamativos... que con dinero quizás lo que se hubiera conseguido era tardar menos en la creación de los mismos, pero que debido a las limitaciones los trabajo de post producción se pueden incluso alargar meses para poder entregarlos a un cliente. Las mesa fueron muy rápidas, ágiles y entretenidas, salpica de una y otra anécdota.

Last Breakfast on planet surf (Jesús Hernández / NYSU Films, 2010)
Uno de los temas más interesantes era como la crisis estaba provocando una mayor libertad en los autores de los videoclip a la hora de realizarlos. Quizás todo esté relacionado al presupuesto cada vez más limitado que se les otorga e incluso a la gratuidad del mismo, que coloca a la discográfica casi a merced de lo que diga el director del vídeo debido a que no se encuentra en una situación de imponer cuando a veces es un favor casi por parte de todo el equipo en el que nadie acaba cobrando. Esa es la parte positiva de esta crisis, se permite esa mayor libertad a los creadores que quizás con un presupuesto masivo estarían "atados" a las directrices por parte de las compañías.

El Aleph (J.A. Bayona / Nanouk Films, 2009)
Otro motivo de queja, y lógica, viene a la hora de que todos los derechos del videoclip acaban en la compañía así como sobre la propia obra: el director pierde el derecho incluso en ocasiones de poder asistir a festivales donde ganando premios conseguía al menos un dinero, recuperación en ocasiones de lo invertido... hasta que la mano de las compañías descubrieron todo este terreno y en muchas de las cláusulas también aparece indicado que cualquier premio que se gane con ese vídeo iría a parar a la compañía.

Es realmente indignante observar ciertas cosas, así como la no mención del equipo técnico al final de los vídeos -cierto que es verdad que no vamos a verlo todas las veces, pero si que quedé constancia de ello-. Incluso la moderadora, Susana, mencionaba que tratando de investigar sobre videoclips de hace veinte años era muy complicado siquiera encontrar el nombre del director de un vídeo.

Club de fans de John Boy (Lyona, 2009)
El videoclip para mi es una expresión más de arte, igual de una pintura, una película, un cortometraje, una canción... pero siempre se ha quedado más relegado como a una promoción de una canción. Creo que más bien es una vuelta de tuerca e interpretación de una canción y que no tiene la importancia que hasta ahora se le ha dado. Hay más de un videoclip puede contar más en 4 minutos, que una película de hora y media: la concentración de ideas en tan poco tiempo.

El futuro del vídeo no quedó del todo claro, pero parece que estaba orientado a la red, internet... y los recursos que ya se están utilizando en él. Pero está claro que el vídeo tal y como hasta ahora lo conocemos -así como el negocio- está obligado a cambiar.

Tras este momento críticas, no todo fue eso lo que se mostró en la conferencia, pudimos ver algunos trabajos interesantes de los allí implicados.


Lyona, sorprende porque no se dedica como trabajo principal a la realización de vídeos, dedicándose al dieño y a ilustración. Digo que sorprende porque se nota mucho mimo en todo lo que hace, que tiene un sello de la casa bastante reconocible. Elige sus trabajos siempre que la canción le diga algo para poder hacer y trabaja con libertad casi absoluta, alguna excepción que Sidonie para El Incendio pidieron que ellos salieran, pero ella estaba de acuerdo y además era lógico. Nos mostró el romántico Universos Infinitos , Te hiero (Historia del amante guisante)Allí donde solíamos gritar -todos de Love of Lesbian- éste creado a partir de instantáneas. Explicaba que no le gustaba plantearse mucho los rodajes, ya que era mejor lo espontaneo al estar allí con la cámara. Los dos protagonistas de la saga 1999 de Love of Lesbian no son dos actores, sino dos personas que conoció por internet. Internet es el mejor medio para Lyona, muchas veces via Facebook busca gente, objetos para rodar... dando una complicidad a todo aquel que esté interesado en ello a formar parte de su proyecto. Fue una de las más interesantes a mi parecer, pero también porque me interesa mucho su estilo y creatividad.

 

NYSUfilms, son otros conocidos esta pareja artística que está formada por Jesús y Elías. Una de las cosas más curiosas es que ellos mismos han ido detrás de algún cantante o grupo para querer realizarles un vídeo. Estuvieron encantados de hacer Paraisos perdidos de Iván Ferreiro -que es su última creación-. Nos contaron algún secreto como que la secuencia que se hace que parece a cámara lenta, no lo es tal, sino que realmente todos los objetos están rodados yendo de manera lenta tanto los objetos como personas. A esto se referían que si hubiera más presupuesto se podría hacer con otro tipo de cámaras y de equipos para hacer todo de una manera mucho más rápida. En breve Eduardo Parrilla -Director de arte de buena parte de las últimas producciones de NYSU, incluyendo el de Iván Ferreirno- se pasará por las sección de entrevistas de este blog para contarnos algo más acerca de su trabajo, que creo que en ocasiones no se lleva el reconocimiento necesario, como de otra buena parte del equipo.


Nanouk Films, fue representado por Óscar Romagosa en este evento. Nos mostraron dos buenos ejemplos vídeo. Por un lado El Guincho, uno de esos booms internacionales, que por medio del vídeo Bombay, que ha conseguido que su realizador Nicolás Mendez tenga una proyección internacional y sea demandado para múltiples proyectos. Esta productora, dando una vuelta por la red, ha creado desde vídeos a Andy & Lucas, pasando por Ana Torroja hasta llegar a Nena Daconte, Joe Crepúsculo, We are Standard,  Bunbury. El caso de Frente a frente es bastante curioso, como nos explicó, ya que J.A. Bayona ya venía de todo el éxito de El Orfanato, pero estaba encantado de nuevo de la libertad del video, a lo que -aunque suene sorprendente por la imagen que nos da- Bunbury también dejo esa libertad al director. Aparte de Bunbury también tenemos a Tulsa -que es la otra voz de la canción- y Jeannete -que es de quien hace la versión-.




Discoteca Océano. Quizás Félix Ruiz era el más independiente de todos los allí presentes, lo cual será curioso de leer para algunos que no conozcan al resto. Nos presentó algunas producciones audiovisuales con presupuesto 0€, como el primer clip de El Guincho Palmitos Park o Los Massieras con Boogity Boogity Boogity -donde el director se curró todo, incluyendo que es él el que hace todos los personajes del video-. Ambos vídeos han sido dirigidos por Gerson Aguerri.


Venuspluton!com. En representación estaba Marc Andrés, que quizás fue el más técnico de todos los ponentes, centrándose en la presentación de este ambicioso proyecto: una web donde dar rienda suelta a la creatividad -haciendo vídeos con una normativa al estilo dogma-, un archivo de videoclips, así como fichas de los directores de los mismos, noticias variadas, blog... Una original propuesta bastante sorprendente, que no consigue ningún apoyo del Estado, de nuevo por el mismo motivo: el videoclip está en algún lugar vacío, aunque sea arte. Como ejemplo de la libertad creativa de los clips, uno de Los Punsetes:



Concluyendo. El mundo del videoclip merece un espacio mayor que el que a lo mejor le damos un grupo de la población, porque si la pintura es arte, el cine también, la escultura... toda una videocreación como las que estamos viendo pues también lo es, porque no es que deberían serlo, sino que ya lo es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...