15 de enero de 2013

Tanlines | Sofisticación en el club

Tanlines nacen en Nueva York en el año 2008. Como suele ser bastante habitual, sino veamos el ejemplo de The Sound of Arrows, el lanzamiento de un álbum completo a veces tarda más de la cuenta, así cuatro años después, con varios singles a sus espaldas, dos EP, y un recopilatorio de rarezas sueltas que habían ido publicando llegó: Mixed Emotions (True Phanter Sounds, 2012). Vamos a darle un repaso a este interesante disco:

Brothers es el tema que abre el álbum, así como primer single del grupo, con clip dirigido por Weird Days -una habitación y la cámara gira a su alrededor-. Es una canción suave pero a su vez tiene un enganchante ritmo de fondo.

All of me fue para mi la carta de presentación, además de primer single del disco, ¡Y el comienzo recuerda a un temazo de los 90 como Saturday Night de Whigfield! Pero, no, no lo es. Eso si, la música es pegadiza, acompañado con un clip, dirigido por Julian Barratt de The Mighty Boosh  que es bastante surrealista pero que nos entona hacía el ritmo que van a llevar por el disco, con sus subidas y bajadas: Mete en una trituradora algún tema pegadizo de los 90, agítalo con Bag Raiders y ponles un punto de Delorean, junto con su propio ingrediente mágico como la Coca-Cola. Así nace un hit, porque All of me es de esas canciones que ganan con cada escucha... y con cada ritmo que vas descubriendo.

Not the same, con vídeo auto dirigido por el grupo, es el tercer single, que tiene un subidón que me recuerda al Need you know de Cut Copy aunque con otro estilo diferente.


Después el resto del disco va a subidas y bajadas, tanto de ritmo como de intensidad, así como de nivel de baile: igual suena a música electrónica, igual de repente te ves como una ráfaga que te lleva hasta Los Ramones dejando un rastro de guitarras insistentes, como Green Grass, hasta las baladas más relajadas;  Lost Somewhere, nada que ver con una mezcla de pelis entre Lost in Translation y Somewhere de Sofia Coppola aunque bien podría ir en alguna película suya, que quizás es una de las más festivas junto a All of me; Rain Delay, con ese toque ochentero tan en auge durante el año pasado o Cactus, que tiene un toque tribal con esos tambores de fondo y que bien podría ser parte de la banda sonora de una secuela alternativa de El Rey León.

El cierre se queda en una especie de medio tiempo llamado Nonesuch, con muchos "uhhh" y chasquidos de dedos, un tema relajado de esos de mientras lo escuchas ponerte a mirar al cielo.


Ya lo veo: Quiero un festival con Delorean, Bag Raiders, Cut Copy, The Sound of Arrows, Kamp!, Klein, y Tanlines, todo bien conjuntado a la par.

Este descubrimiento me lo ha hecho el grande, aunque joven, Technocolour 

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...