3 de agosto de 2013

15 momentos de "La Cosa Más Dulce"


No he podido evitar la tentación de volver a ver La Cosa Más Dulce (The Sweetest Thing, Roger Kumble, 2002) y ha habido quince cosas que considero instantes interesantes de la película. Perfecta para un sábado por la tarde de un día de verano:

1. La primera escena llena de reproches hacía Christina.
A destacar el de la bicicleta y el del cesped, grandes, grandes, GRANDES.

2. La banda sonora de la película.
Incluye momentos como Sexual Revolution de Macy Gray - habrá que indicar que La Revolución Sexual de La Casa Azul NO fue una versión de esta canción-, Little L de Jamiroquai, State of Mind de ELO, Pacific Coast Party de Smash Mouth o When It's over de Sugar Ray entre otros.

3. El segurata chungo
Consigue callar a toda una cola con un simple grito.



4. El monólogo de Christina sobre los ligues
"No busques al hombre de tu vida, busca al rollo de tu vida, y al final, si él lo merece, algún día ese rollo llegará a ser para toda la vida sin que te des cuenta y entre tanto podéis... pasar un buen rato"

¿Es cierto que las amigas se sujetan entre ellas el pelo cuando una vomita? ¿Por qué siempre van de dos en dos?

6. ¿Tanto gusta el sexo oral a los hombres?
La revelación ideal en un sueño.

7. Cuando todo lo que no debe juntarse, se junta: la lavandería.
Un traje. Una mancha. Una duda. Llegadas inoportunas.


El GRAN momento musical del cine en un chino, con una china poco graciosa.

9. El pájaro volador en formato papel albal
Incluye en su interior una asquerosa sorpresa

A veces el camino de baldosas amarillas llega a agujeros con sorpresa.

11. "Oh Dios estoy follando con un elefante morado"
Que bien podría ser un fetiche pero es una casualidad en una boutique. Desternillante.

12. Momento compra de trajes de novia.
Se montan películas convirtiéndose en Pretty Woman, uno de los personajes de Madonna o incluso en cierto momento Cameron Díaz parece Michelle Pfeiffer en Grease 2.

13. Tanta broma...
"El 50% de lo que dice la gente cuando bromea es cierto, es decir, que sí, que quieres ir a esa boda pero no te atreves a admitirlo, de modo que haciendo una especie de broma logras decir lo que de verdad quieres hacer sin que se te vea el plumero"


14. La no boda.
"No vamos a casarnos... pero aún así tendremos la fiesta, saliendo por detrás a la izquierda...". En el convite el hermano del novio se canta el Eternal Flame de The Bangles con muchas ganas micro en mano y con la banda.

Y recordar que I don't want to miss a thing vale para algo más que llorar viendo Armageddon.

1 comentario:

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...