10 de octubre de 2015

'Sangre Cita' | Dënver bailan al ritmo del terror cinematográfico


Hace unos meses, justo casi con el comienzo de la ola de calor en España, nos llegaba un hit de esos que a primera escucha ya se quedan contigo pegado cual caramelo de café con nata de los que tomábamos cuando éramos jóvenes, aún más jóvenes, quiero decir. Era Los Vampiros, adelanto del que sería el nuevo disco del dúo musical chileno Dënver.

De la tierra de Javiera Mena, Fakuta o Marineros, Dënver son uno de los representantes del electropop de esta tierra. Los Vampiros demostraban un estilo más bailable que la mayor parte de los temas que habían presentado hasta ahora. Cuando pensábamos que este sería su hit de este año se lanza, casi de sorpresa, Mai Lov. El segundo adelanto del disco, el cuarto de su carrera, se convierte en un ejercicio musical para mezclar electro-k-pop-latino-sueco, que todavía me emociona más.

Una vez publicado este tema esperábamos el disco, y llegó. Sangre Cita (Unami, 2015) se lanzaba hace unos días y tendría la dura tarea de: ¿Tras dos hits tan directos que nos espera dentro de este disco?. De primeras una temática de película de terror. Pero de las buenas, de las antiguas, de las que calan y no es una cualquiera absurda.

El comienzo son como los créditos iniciales, Noche Profunda nos mete de lleno en un bosque donde hay muchos misterios, a los de Scooby Doo pero más malrolleros. Tenemos la sensación que hay algo "¿Qué es lo que quieren? ¿Qué es lo que ocultan? ¿Qué es lo que traman en esta noche profunda?". Una canción muy ambiental, relajada, con efectos, casi anestésica. El fondo del barro nos lleva hasta aquella persona que fue machacada de pequeño y que ¿de mayor se convierte en un asesino en serie con máscara que clama venganza?. El ritmo acelera para empezar a bailar...



...pero la pista de baile se abre a lo grande para que comience a sonar Mai Lov. Doy fe que, tras pincharla ayer con los Perry Sisters, es un tema que clama al cielo darlo todo "No, no te vayas dentro mai lov", quizás una forma de decir, elegantemente, que alguien no se corra dentro de ti. Quizás un doble sentido. ¿El hit del año? Hay mucha canción emblema este año, pero es uno de los pelotazos que debería estar en todas las listas en una fuerte competencia con Los Vampiros.

Bola Disco tiene uno de los arranques con una de las frases más bonitas para transmitir la sensación de felicidad al bailar una canción. El modo "gore" que usa ya lo utilizaron como recurso en Revista de Gimnasia, el primer single de su anterior disco (Fuera de Campo). Como estilo me recuerda al Vamos a volar de La Casa Azul.


"Puede que muramos en un baile
Que ese coro nos haga explotar ¡paf!
Y nuestros pedazos por el aire
Sangre y huesos en proporción igual
Que me lleven por allá"

Seguimos cambiando de estilo, ahora los sintes de los 80, como si estuviéramos en Tron, así suena La Última Canción que, irónicamente, no se encuentra como el último corte del disco. El relax viene con Pequeños Momentos de Satisfacción como una reflexión en voz alta "Después de masturbarme me da por llorar" donde Mariana susurrando recuerda por momentos a la voz de Dolo Beltrán (Pastora). El silencio suena de fondo. Todo intimista, como si fuera una pausa en el camino. 

¿Los 90 han vuelto? ¿Aún os lo preguntáis? Yo para ti no soy nadie juega con ellos en el estribillo, incluyendo momentos rapeado que utilizan más de una vez en este disco. El Infierno podría ser el tema más indie del disco, guitarras, baterías por doquier y además una voz modulada casi fantasma, como sacada del propio infierno.

Mi derrota, suena a clásico de Dënver mezclado con algún tema de Michael Jackson y el resultado es otro de esos temas bailables inevitablemente. Esta sería la canción del "cierre" de una parte del disco.

Los tres últimos cortes contienen colaboraciones: La Lava (junto a Fanny Leona) regresa a ese estilo ambiental que abre el disco, Los Vampiros (junto a (me llamo) Sebastián) que sigue siendo un hit y un final digno de una gran matanza con giro final de una de terror de los ochenta, Sangrecita (junto a Pedropiedra) que completa el disco con un tema más que cinematográfico que enlaza la escena final con los créditos. Todo termina. Te quedas con la boca abierta.


"Que en ese tren descarrilado,
te estreché ensangrentada entre mis brazos
que en este tren descarrilado
supimos no hay que arrepentirse tanto"

Sangre Cita era un disco que, tras sus dos avances, parecía que iría por derroteros hiper bailables. No es así, o al menos en el modo que había pensado. Sigue teniendo canciones bailables, baladas y un ambiente de película que hacen de él un disco donde transmitir diversos estados de ánimos que irá ganando, más allá de los singles directos, a cada escucha del nuevo disco del dúo formado por 
Milton Mahan y Mariana Montenegro.

Ahora me pregunta ¿Tendremos Sangre Cita 2? Las películas de terror con éxito suelen tener secuela. Sí, vivo en mi burbuja pop. Completamente cierto.

*Sangre Cita se encuentra para descarga digital GRATIS en la web oficial del grupo. Sólo estará unos días más así, posteriormente se podrá encontrar en tiendas digitales y Spotify.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...