15 de marzo de 2017

La vida con la amiga Ansi: Entre el Diario de Patricia y El Club de la Comedia



Érase una vez que se era... tú que toda tu vida llevabas pensando que lo que te pasa es que eres un poco cabezón, que lo que te pasaba era que te empeñabas mucho en las cosas y de repente va una psicóloga y tras comentarle, brevemente, toda tu vida lo que te dice que te pasa tiene un nombre: Ansiedad. Entonces ves como toda tu vida en una especie de flashes de estos de las películas de terror cuando desvelan quien es el asesino y entonces todas las piezas encajan, pues igualito. Pulse en este enlace y dentro en play para añadirle más énfasis. En esta vida todo con emoción.




"Oye, ¿Puedo pasar? Soy ansi y he venido a pasar un ratejo..."

Bueno, realmente ansiedad es el nombre genérico, es Ansi para los amigos porque aunque estamos en un momento que estamos un poco peleados yo sé que nos vamos a volver a llevar bien. Ansi es complicado de definir. Tu imagina que tu cabeza es una especie de caos en el cual tu cerebro, de forma inconsciente, decide hacerte dudar casi de hasta como te llamas... además lo hace de repente, un poco como cuando Dolo Beltrán hacia eso de "Hola soy tu menstruación", pues más o menos lo mismo pero de forma aún más sorpresiva que ella.

Así que cuando estás en alguno de los momentos más álgidos te encuentras haciéndote preguntas más insignificantes, y sin sentido, que aquella que se hacia Silke en los anuncios de compresas "¿A qué huelen las nubes?", si sois unos profundos, o tenéis un punto emo, quizás vosotros podéis ir a "¿Qué hay después de la muerte?" aunque en este caso a lo mejor podéis llamar a Mulder & Scully para que os den alguna pista.

Claro, eres Lindsay Lohan, actriz de Chicas Malas ¡Y dicen cosas geniales de ti!

La sensación, casi, es como si fuera una película pero de estas malas de Antena 3 por la tarde. Las dudas, las sensaciones, el sudar como un cerdo, de repente te sientes más perdido que los de Lost y otras veces te viene el momento en el cual te tiras en el sofá, con la sensación de agotamiento, tiras una mano para fuera, miras al techo como perdido, y es un poco del rollo "Mira, que de aquí no me muevo. Dejadme morir" Si os ve alguien lo podéis acompañar de una mano puesta en la frente para haceros aún el más dramático.

Es cuando entra en juego la depre, el estado de ánimo depresivo o pluffy, que mola más porque Pluffy tiene nombre de peluche, de peluche de los que aprietas y suena y dice "Pluffyyy" (Es tan blandito que me quiero morir). Vamos, que es una sensación como cuando montas en el Dragon Khan... esto ha quedado de muy "En aquella época que yo era joven", pongamos Shambala que es más moderna.

"Es tan blandito que me quiero morir"

Si sois una persona sin mucha imaginación quizás vuestras dudas sean más mundanas... pero como tengáis mucha imaginación os puede dar para montaros películones más largos que Titanic y muchos momentos dramones más complejos que los de "Jack entraba en la tabla". Veis, tengo mucha imaginación, uno que es fantasioso, mucho, así que ya sabéis. Tú le cuentas a tus amigos esos problemas horribles que se han enlazado en el cerebro y ellos te dicen "No pasa nada, estás bien, eres buena persona"

Claro que llega un punto en el cual, aunque tus amigos confíen en ti y todo (¡Gracias amiguis, ya sabéis quienes son!) ya no sabes ni como te encuentras y acabas en urgencias pensando que te has quedado más pa' allá que pa' aca, pero no, que no estabas demasiado para allá. Sólo un poco. Lo justo.

Podéis cantar la canción de Monorrail de Los Simpsons sobre este texto pero cambiándolo por Ansiedad


Hay un momento en el que consigues controlar esos pensamientos en bucle, sabes que está ahí pero no te molestas y como vienen se van o los rediriges como si fueras un guardia de tráfico porque no son reales: son proyecciones catastróficas al futuro (I don't wanna close my eyes...), repasar tu pasada con lupa cogiendo todo lo malo sin darte cuenta, el nerviosismo de tu cuerpo que parece que tienes el baile del sambito... Tienes tus técnicas, lo tienes controlado y descansas bien, porque has tenido una psicóloga más maja que las pesetas que te ha enseñado a manejar tus emociones y a enfocar la vida de una forma más positiva.

Ojo, que enfocar la vida de forma positiva no es verla a través de los ojos de Mr. Wonderful que eso es nivel de "Unicornio vomitando arcoiris", como el cojín que tengo en mi sofá. Gracias amigos, es que me tenéis C A L A D O.

Mr. Wonderful es un poco así

A mí no me ha pasado, pero una amiga que queda en el anonimato me dijo que ella sufrió una crisis de ansiedad. Dicen que, más o menos, es que piensas que vas a morir... Así. Escucho el silencio ahora mismo mientras estáis leyendo esto. Podéis seguir con él. Total, que en un momento así lo que haces es llamar a tu psiquiatra y decirle "Tíaaaaa, me sientooooooo fataaaaaaaaaal" y ella te dice "Ahora no puedo hablar te llamo más tarde" y te cuelga.

Tu cabeza, que a veces es muy puta (o puto que no quiero ofender a nadie o mejor a todo el mundo) piensa que ahora que vas a palmarla la responsable será tu psiquiatra que pasó olímpicamente de ti y tendrá que darle explicaciones a tus padres. La muy cachonda te llama dos horas después para decirte "Anda, si estás viva y no has muerto". Como son los médicos, ¿eh? Eso es jugar con tus sentimientos pero lo hacen por tu bien.

Cuando no sabes que es lo que te está pasando.

Y cuando ya lo tienes todo, cuando la cosa va bien... ¡ZASCA! Una recaída, y encima la sensación que tienes es que es peor que la primera vez, y vuelves otra vez. Sabes lo que es pero no te relajas, ¿Por qué? porque piensas que si ya lo tenías controlado y entras en un bucle mayor que cuando ponías Yo quiero bailar de Sonia & Selena en bucle en el verano de 2001.

En ese momento te apuntas al gimnasio, te pones a hacer zumba y decides aprovechar para bajar esos kilitos de más que no cojiste en navidades porque no te gusta comer en esa época... pero ya los tenías de antes. No te lleves a engaño.

La recaída en imagen: Amparo en Supermodelo 2008

Así que, amiguitos, aunque no es lo mismo contarlo que vivirlo... espero que no lo viváis, de verdad, que no se lo deseo ni a la persona que peor me caiga. Ni a los que decidieron que una de las atracciones que más ganas tenía probar de Disney World estuviera cerrada cuando fuimos el año pasado, ni a ese se lo deseo ¡Quiero montar en Dinosaur!

Lo mejor: tomárselo con sentido del humor, aunque a veces te sientas fatal, pero eres capaz de escribir cosas así y desdramatizar sobre ello... y hacer paradas de pensamiento. El drama sólo para esas pelis horribles de Antena 3, sí, esas que os dormís y cuando os despertáis ya no sabéis de que va... porque ya ha pasado a la segunda película pero no te has dado cuenta y no reconoces a ninguno de los protagonistas aunque, eso sí, será inspirada en hechos reales. Y vosotros con vuestras amigas ansi y pluffy también podréis construir vuestra propia película "Basada en pensamientos irreales y un poco paranoicos", una TV Movie que os comprarán seguro.

Así me estáis mirando...

Por cierto, sé que me estáis mirando raro y pensando que he perdido la pinza... Perdón, no hablo yo, habla ansi. Ansi calla.

Soy un ser de amor

Conclusión final: Si os sentís así ir al médico y a un psicólogo. Ellos sabrán trataros. Y daros amor, mucho amor. Todo amor.

1 comentario:

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...