14 de agosto de 2019

[ Canciones para acompañar a un Game Master a lo largo de una partida ]


¿Qué es un Game Master? No hay que confundir con el Gatekeepeer del Atmosfear, es el encargado de guiar, controlar y dar apoyo moral a los jugadores que se enfrentan a resolver una misión en 60  (70, 75, 80 o 90) minutos en una Escape Room. Como concepto un Game Master, para aquellos que vivieron los 90, es cualquier persona que se encarga de guiar una partida, por ejemplo de rol, rol en vivo o similares. Una especie de director de juego que tiene todo bajo control... hasta posibles situaciones inesperadas.

Lo que puede parecer un reto sencillo, es toda una odisea. Cada grupo es un mundo, nunca sabes que te vas a encontrar al abrir la puerta, así que aquí van mis 10 canciones que pueden acompañar a un Game Master a lo largo de una partida. [Y si quieres saber más tengo un blog sobre el mundo del escapismo: Escapar, Quiero Escapar]

Cuando tu jefe te llama y te dice que el siguiente grupo está en la puerta

Quedan cinco minutos para que comience la sesión. Tienes la sala que todavía está parte descolocada. Además se te ha roto una de las cajas y estás intentando utilizar los escasos recursos que aprendiste de Bricomania aunque en realidad te fijabas más en el presentador vasco. Así resuena este hit de Europe mientras un cronómetro mental se activa en tu cerebro.

Cuando estás con una enfermedad terminal pero sales a recoger a un grupo como si nada

Vas camino de la puerta a recibir a los nuevos jugadores. La anterior partida ha sido un desastre. No crees en la condición humana y lo único que te gustaría sería irte a llorar al baño como si fueras un adolescente que le han destrozado el corazón. Pero no, vas a la puerta y a cámara lenta suena el Show must go on. Por darle más drama, la versión de Moulin Rouge.

El WTF que te encuentras cada dos por tres al abrir la puerta: para bien o para mal

Nada más abrir la puerta te vienen un montón de sensaciones ¿Cómo serán? ¿Serán majos? ¿Guapos? ¿Simpáticos? ¿Quizás patosos? ¿Destroyers?. Es como vivir en el barrio de Whitechapel en la época de Jack El Destripador: No sabes que va a pasar. En realidad es como una primera cita, quizás haya un flechazo o desees que la cita acabe lo antes posible.

Cuando está a punto de empezar el tiempo...


Es el momento en que te preparas. El cronometro comienza y los 60 minutos empiezan a bajar en el contador. Los jugadores están preparados para comenzar y tú te pones los cascos, prestas atención y tus jugadores son ahora mismo tu mundo.

Al demostrar toda la confianza del mundo en los jugadores

Los jugadores se convierten en parte de ti, así que cuando les ves pasando apuros tratas de mandarles mensajes de ánimo. A veces lo haces de forma literal y en otras por medio de ondas cerebrales en plan "Sé que lo estás viendo, lo sé, lo sé, sé que puedes hacerlo".

Liberaté, quédate a cero, no existe nada en tu mente.


Una figura de buda sobre la mesa nunca está de más. Como esta canción de los Capital Cities que dice, más o menos, que la paciencia es la madre de la ciencia... aunque esto era de una canción de La Casa Azul. Pero el mensaje es el mismo.

Cuando vas todo feliz y el golpe ni lo ves llegar, ese jugador que acaba de trollear todo


Cuando estás en plena partida. Seis personas. Pollos sin cabeza. Es imposible escuchar que dicen todos. Están en medio de una crisis porque no han entendido nada y empiezan a hacer enlaces imposibles que no sabes si son alienígenas y no humanos. Sólo te queda Mónica Naranjo que siempre es muy socorrida.

Esto es un habitual: control de la ira

La bipolaridad que te genera el ser Game Master. Un rato estás riendo con alguna ocurrencia de los jugadores y al rato todo se vuelve un drama, así que estás con tu mente activa y agitada como si fuera un agitador de cócteles.

El pánico de los últimos cinco minutos

Quedan menos de cinco minutos. El caos está organizado, los jugadores vuelan -a veces de verdad-, otros entran en pánico, muchos de ellos piden pistas como si cuando acabara la partida y no lo consiguen se los fueran a cargar. Son minutos llenos de tensión.

¿Qué tal lo habéis pasado? ¡A celebrarlo!

Has terminado la partida. Hay jugadores que han conseguido su objetivo, otros no lo harán. Pero el Game Master es como un psicólogo, buscaré orientarte para que no te sientas frustrado y reforzará tus conductas positivas y consejos para siguientes salas de escape. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...