27 de noviembre de 2021

[ Episodio 3953 ] [ 'Las Discotecas de la Tarde' / Tachenko, la pandemia y el pop de culto ]

 


Tachenko son de esos grupos que siempre están ahí, que parece que no hacen mucho ruido o que, tengo la sensación, que a veces no se les reconoce todo el trabajo que hacen. Pero cada uno de sus álbumes están repleto de buen pop y canciones que suenan a clásicas. Ahora, tras la pandemia, llega Las Discotecas de la Tarde (Limbo Starr, 2021).


Ellos explican que la organización del disco fue diferente a las anteriores, ya que no podían ensayar las canciones en el local fue en el estudio donde todo se organizó bajo la producción de Edu Baos -que fuera miembro del grupo y actualmente lo es de León Benavente- e hizo que el resultado fuera algo diferente debido a que la formación estuvo escuchando durante el aislamiento a artistas como Chilly Gonzales, Matt Maltese, Richard Hawley, Andrés Calamaro, The Lemon Twigs, La Granja o The Carousels. o  la ELO,  aunque creo que manteniendo la esencia del grupo.

10 canciones conforman estas Las discotecas de la tarde el cual conocimos gracias a singles como Cuatro Estrellas y Oso de Plata. El primero de ellos creo que fue una muy buena opción para darnos uno de los temas más bailongos de todo el disco, mientras que en Oso de Plata se nos lleva más al terreno de la tristeza quizás por la época en la que nos ha tocado vivir en estos dos últimos años ("Poca gente esta segura con el agua a la cintura") y con un tono otoñal en el que casi podemos ver sobrevolar las hojas por encima nuestra.


El disco se abre con Mundo Sensible muy marca de la casa con esas voces tan reconocibles que nos llevan acompañando años y años. En El brindador se celebra por los problemas, porque siempre van a estar en nuestra vida, y con una melodía de esas que van enganchando a medida se acerca un estribillo que parece destilar optimismo. Llegamos a Miedo me dan donde nos encontramos con el miedo que ha llegado con el paso de los años, la fuerza y la fragilidad entremezclada. El Norte, una forma de seguir hacia adelante, con toda la vida detrás a la cual podemos dejar en el pasado. "Si borramos las huellas, borremos también el historial".  Seguimos con más canciones que siguen entonando su estilo pegadizo como es Ídolos, donde el piano de Diego Luis Grau “Pit” -nuevo miembro del grupo- nos lleva por un precioso camino melódico. Mientras que en Maverick tiene ese punto espacial que se nota en las guitarras en un viaje en el que no hará falta una cuenta atrás para salir disparados hacia el espacio.

Alcanzamos Santa Fe donde comienzan clamando “Esta canción es un imán, aunque no tenga solución” y acabamos con la canción que da nombre al disco Las Discotecas de la Tarde con un amago a tono discotequero que bien podría ser perfectamente una canción sacada del repertorio de Fangoria.

La nota de prensa dice que Tachenko es un grupo de culto, pero lo que es en realidad es que los cultos a veces no son buenos y no todos merecen dicho título. En el caso de los zaragozanos, con Sebas Puente y Sergio Vinadé como compositores principales del grupo, se lo han ganado a pulso y merecen tal reconocimiento. Las Discotecas de la Tarde es un nuevo éxito de su discografía. Se encuentra ya disponible en formato digital y llegará en vinilo este mes de diciembre.


*Las Discotecas de Tarde es un título inspirado por un texto de Isaac Pedrouzo

Fotografía Tachenko: Gustaff Choos / Ilustración portada: Jesús Jiménez Domínguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario