20 de octubre de 2013

Crónica de una visita a Cuenca (Club)


La cosa fue así. Niño Fixo lleva desde hace semanas organizando el Cuenca Club, una nueva forma de entender el ocio nocturno los viernes por la noche. Después de días y días consigo convencer a punta de navaja suiza a un amigo para que se venga.

Elegimos la noche en la que los que ponen la música en ¿Quién quiere casarse con mi hijo? y Un Príncipe para Corina, que harán un mano a mano con Niño Fixo poniéndose unos temas. En realidad es algo muy lógico: el estilo de ambos es muy parecido ¡Todo puede sonar en una noche como ésta!

A todo esto debo decir que Confesiones tirado en la pista de baile nació hace más de cuatro años y medio tras una Fieshta de las que hacía aquí el amigo Fixo con Luis Venegas, y la primera entrada va sobre ella. Así que algo tiene que ver este hombre con todo este blog de forma indirecta. 

Aquí van varias cosas que pasaron el viernes en la sesión de Cuenca:

- La banda sonora de la película Mamma Mia! sonó en más de una y de dos ocasiones... creo que llegó a sonar tres veces. Por un momento pensábamos que la DJ invitada iba a ser Meryl Streep, o aún mejor ¡Amanda Seyfried! y que nos haría el personaje que le hizo popular en Chicas Malas. Pero no, eso no fue así. Ahí lo dejo como idea.

¿Perdona? ¿Y aún no me habéis llamado?

- En determinado momento de la noche sin poner una hora en concreto comenzó a sonar el Baby one more time de Britney Spears. Aquí el amigo y yo se nos subió la fiebre pop y empezamos a bailar como descosidos. Por momentos no sé si éramos Britney en esa época o si éramos Miley Cyrus en la actualidad. Sea como fuere pasó algo que tiene que ver con este, nuestro, blog: acabar tirados en la pista de baile. Literal. A uno que yo me sé aún le duele la espalda.

Recreación de los hechos... pero con menos chicas

Esto se asemeja más a la realidad

- Ir a los baños de este lugar no es que fuera una gran aventura pero si una putada ¿Por qué los baños estaban en la parte alta del local y no en el mismo piso? Además había un escalón fantasma que hacía que parecieras más subnormal de lo que puedes parecer a ciertas horas en una fiesta. 

Nivel de caída: Elmo desde la estantería. Eso es nivel.

- Hubo una subasta de hombres a la que llegamos tarde ¡Qué ya ni por contactos ni nada! No pujamos pero fue divertido ver a heterosexuales quitándose la camiseta y dejando sus pechos velludos para que las mujeres les compraran... lo que no sé es si acabarían con una mujer.

Un amigo liándose con otro chico en la fiesta. Ardía el ambiente

- Uno de los que ponen la música de estos programas es muy atractivo y sexy. Vino con la novia. Cortarollos. Eso no se hace. Romper ilusiones de las personas que te siguen. Epicfail.

Hey, hey, you, you, ¡Quiero ser tu novia!

- El momento "Oye Andrés ¿nos puedes poner el Walking on Air de la Katy Perry?" y que él te responda como quién se ha dejado los tomates que acaba de comprar en el mercado "Ains, no la tengo ¿La lleváis en el móvil?" y acabar pinchando desde el mío la canción. Claro, nos lo bailamos como si fueran los 90 y estuviéramos en la ruta del bakalao ¡Qué hitazo que es!

A Katy le gusta esto

- Niño Fixo y sus momentos "Canta con nosotros" así se hizo Un Mundo Ideal de Aladdín. Cuentan las buenas lenguas que después se pegó 10 minutos cantando a pleno pulmón a capella y media hora en la calle. 

Como Alcalde de Cuenca os digo ¡El primer OT es el único que vale!...
bueno y algunos concursantes del segundo

- La selección de temas como siempre es ecléctica a más no poder: Igual te suena el Mandinga de Eurovision 2012, una vuelta a nuestra adolescencia con el Everybody de Back Street Boys o Bring it all back de S Club 7, , uno de los hits del grupo efímero de las Venus (Pin up Girl), uno de los temas emblemas de Robyn, Indestructible, o el llenapistas de A Little Visit de Bravo Fisher! (¡BRAVO! Fisher) hasta llegar al Beat of My Heart de Hillary Duff, que junto con Selena Gomez han sido las dos chicas Disney que no llegaron a perder la cabeza. Además clásicos sello Fixo como el pop remezclado de Pop de La Oreja de Van Gogh y Vivimos la selección de la primera edición de OT, casi más himno que Mi Música es tu Voz.

Ains que bonito es Cuenca... ¡Ojalá volviera con La Oreja de Van Gogh!

- Ese momento que ponen determinada canción que tú te cantas entera todo emocionado y tus amigos te miran con cara de "¿Qué cojones de canción es ésta?" y tú les respondes "Pues un temazo" y sigues cantando.

¿QUÉ CANCIÓN ES ESA?

- Un globo mal rollero aplastado que acabó en mi cabeza. Alguien decidió que podría usarlo de gorro. Alguien no se dio cuenta que quizás me podía ahogar con él puesto.

¡Quítamelo! ¡Quítamelo! ¡Quítamelo!

- La esperanza de que viniera Gonzalo, el único concursante que vale de la última edición de ¿Quién quiere casarse con mi hijo?. Que si que los concursantes no tenían que venir... ¡pero nos hubiera hecho ilusión! Y por pedirle matrimonio también. Realmente era por esto último. Bueno, aún así había muchos chicos guapos por todos lados.

Gonzalo estás para pedirte matrimonio con o sin barba.

- Salir de allí a las cinco y media de la mañana. Pedir trabajo a uno que acabas de conocer y que otro te diga que porque no te haces DJ ¿Quién me da unas clases por un buen precio?

Can you hear me now DJ

- Irte a casa solito caminando por la calle con el amago de estar a punto de amanecer.

Dramatización tras dos semanas de fracasos y no ligar esa noche

Así que ya sabéis si los viernes os queréis divertir mucho, cantar, bailar y, a saber lo que se le ocurra a este hombre el Cuenca Club es tu lugar. Porque lo que importa de un lugar es la música, bailar, pasárselo bien y no el postureo de hacer un check in en determinado lugar y pasarte más tiempo subiendo fotos y diciendo "Ehhh que estoy aquí motherfuckerrrrs". Aquí la DIVERSIÓN está asegurada.

Niño Fixo soy tu fan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...