19 de noviembre de 2019

[ Lo que tú digas: El libro ] Álex Fidalgo, con el corazón en la mano y el de sus invitados


En el mundo de las canciones de pop existe un fenómeno muy habitual que es la combinación de melodías alegres y letras realistas, que a menudo pueden ser un gran choque. Esto es como cuando uno busca un corazón en Tumblr -hay más que porno, amigos- y se encuentra con diseños de arte de corazones perfectos, preciosos... Álex Fidalgo no utiliza envoltorios bonitos, saca su propio corazón -con su cara más amable y la que menos- para que sus invitados hagan lo mismo. Así está a punto de llegar a las cien conversaciones realizadas en su podcast Lo que tú digas. Ahora se edita el libro que recoge parte de 11 de esos testimonios que son, más que lecciones de vida, la cruda realidad con sus luces y sombras: Lo que tú digas (Kailas Editorial, 2019).


Conocí a Álex hace muchos años, una temporada en la que arrancaba una radio y él y yo coincidimos. Álex cae bien desde que le conoces porque un tipo muy majo, simpático, con sentido del humor, encima es guapete, con acento gallego, te genera cariño y amor... pero, algo que por desgracia es demasiado habitual, a veces bajo el felpudo del humor puede haber algo más. El prólogo del libro lo cuenta directamente, no miente, no maquilla, sigue teniendo un toque de humor pero es crudo, muy crudo. Seguro que algunos de los que lo lean se siente bastante identificados, es parte de lo que nos ha tocado en la sociedad actual. Esa la forma en la que introducirnos en como surge Lo que tú digas, el podcast.

Cada una de las conversaciones del podcast, ahora resumidas y concentradas en formato libro, son curiosas. ¿Sabéis lo que sois los influencers? Para mí es un término despectivo de personas con contenido vacío que, de una forma curiosa, cuentan su vida, hacen promoción y la gente les sigue sin tener muy claro el porque... Álex habla de él, pero con eso lo que hace es penetrar lentamente al invitado -de forma mental- para fluir. Fluye perfectamente, se deja llevar y, lo que en una entrevista podría ser chocante, sin sentido y casi violento, hace que sea natural, Como si fuera algo sencillo.

Y, amigos, no lo es. Hay que tener habilidad para esas conversaciones... pero también para poder conseguirlas. Cada uno de los capítulos se introduce con una ilustración del invitado (realizadas, al igual que las de la portada, por Tito Merello que nos sirven como impacto visual previo a leer la conversación) y un texto de como Álex llegó a conseguir la entrevista. En ocasiones parece que lo ha conseguido en modo paseo por la ruta del arcoiris -no confundir con el circuito jodido del Mario Kart- y en otras, parece que suena la música de Misión Imposible.



Entre los once testimonios se encuentra la conversación que tuvo con el Dr. Pedro Cavadas, médico que se dedica a operar de forma altruista en países del tercer mundo, donde se descubre que es un hombre con ideas muy claras... y cazador. Dani Rovira se presenta con toda naturalidad y hace una teoría sobre el amor de verdad, la conexión, llámalo X que creo que es completamente cierta. También habla de esos titulares sacados de contexto, de la humillación de la gente en internet y hasta la perdida de contratos publicitarios. Pasamos a Rodrigo Cortés, director de cine, que decían que solía ser un entrevistado de armas tomar. Quizás, en ocasiones, son los periodistas los de armas tomar. Una de las más sorprendentes es la de Paloma Navarrete donde se entremezcla lo sobrenatural con la pura psicología, la actitud en la vida. 


Y quiero destacar dos de las que me han resultado más impactantes: Carlos Barruso, músico con un cáncer terminal que, al escucharle y leerle, te da la sensación que está dando dos hostias en la cara, te pisotea el cuerpo y después te dice "Disfruta de la vida". La paz que transmite hablando y leyendo lo que cuenta es sin duda toda una terapia para la vida. Para rematar la conversación con Eme DJ es la más íntima que ha tenido y, para mí como oyente y lector, una de las más duras. Se habla sin tapujos de la depresión, de la ansiedad, y es una conversación a la que uno tiene un respeto si ha pasado por algo parecido. A mí se me pusieron los pelos como escarpias. 

Al leerlo querrás escucharlo. No me interesan los números de escuchas, ni si el libro se vende o no, porque lo que importa al lector y oyente es el contenido y el contenido es fascinante, como la vida misma. No os va a dejar indiferente y ¿Quién sabe? Tu puedes ser su próximo invitado... todos tenemos historias fascinantes tras de sí, sólo hay que tener a alguien que las extraiga. Y Álex lo hace muy bien, extraer... historias, claro... Álex me debes un autográfo en una nalga. Que lo sepas.


¿Sentís eso? Os acaba de dejar embarazados. Si queréis seguir a Álex Fidalgo podéis hacerlo en Facebook, Twitter, Instagram y en Ivoox donde sube todos los podcast de Lo que tú digas

Fotografía: Pepe Capelán

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...