1 de agosto de 2020

[ Episodio 3735 ] [ El Buen Hijo viaja hasta 'Río de Janeiro' para un final de amor ]



Me tengo que ir a hace unos años cuando llegaba a mis oídos un grupo llamado El Buen Hijo. Se hicieron conocidos porque algunas de sus canciones aparecerían en la serie Paquita Salas, pero el grupo que inició Marco y Alicia iba mucho más allá volviéndose una especie de fenómeno fan del indie con un puñado de canciones. Ha pasado un tiempo de todo esto, han tenido una pequeña parada, baile de miembros y han regresado en plena forma en el año de la pandemia. Ahora es el momento de disfrutar de su nuevo single Río de Janeiro (Autoeditado, 2020).


Una de desamor es la que nos cuentan en este Río de Janeiro, un poco de nostalgia de aquello que fue y de cuando el amor termina. Pero lo hace en un tono festivo veraniego que hace que no parezca que sea para tanto. Paco Moreno parece que se ha vuelto el productor de confianza -como vuestro súper de confianza o el kiosco al que vas desde siempre- ya que se encargó también del anterior single, el del comeback, Aunque Pene que llegó en la primavera de este año.


Al grupo le pudimos conocer en el año 2016 con una triada de canciones: El Hombre del Tiempo, Pekin y Estudiante de Biología. Aquí ya sabíamos que había un buen material: canciones de pop puro y duro, llena de toques, detalles y una buena producción. Fueron las tres primeras pero enseguida llegarían María García Sala, un homenaje al festival Contempopránea, y El Pop es la muerte con el que se completaría su primer EP Los Cinco Temitas de El Buen Hijo. 


El grupo siempre se ha hecho de rogar así Marco Frías, Alicia Ros, David Chamizo "Cham"Sergio Delgado tardaron un par de años en regresar con dos nuevas canciones: Walasse Ting y La Fatalidad de las cosas  con ellas, sin nosotros saberlo, se pondría fin a una primera etapa del grupo tras la marcha de Sergio a nuevos proyectos -porque este hombre no para-. Mientras el trío continuaría entre El Buen Hijo y otros proyectos, quizás el más destacada el de Alicia con las Cariño, o Marco y Alicia en Juncal Rivero.


Actuaron en el Contempopranea en dos ocasiones, la primera en 2017 en la piscina de Alburqueque que se ha convertido en todo un nuevo escenario del festival dando lugar a conciertos entretenidos, divertidos y muy diferentes. Ese año participaron en el concurso de versiones de Los Planetas con la de Línea 1En el 2018 ya se subieron al escenario de la ladera del Castillo para darlo todo ante la mayor parte del festival.


En los siguientes meses llegarían nuevos aires al grupo con la incorporación de Miquel Cañellas (Sant Miquel), y Daniel Rodríguez (daniel daniel y Chavales con los que comenzaron a dar vueltas a nuevas canciones, temas y a hacer algunos conciertos, muy poquitos. Por un momento llegué a pensar que El Buen Hijo había llegado a su final... pero no, falsa alarma. A comienzos de 2020 llegaría su verdadera regreso con un concierto en el Museo Cerralbo donde mostraron un montón de temas nuevos entre ellos A corto plazo, La Contemplación, Aunque Pene y este Río de Janeiro... 

Esperamos que antes que finalice el año tengamos en nuestras manos, y auriculares, el primer y esperado disco de El Buen Hijo. Por el pop.


Puede seguir a El Buen Hijo en Facebook, Twitter, Instagram y Bandcamp


Artwork Río de Janeiro: Stephen Please

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...