10 de diciembre de 2011

Desde la tierra a la Supernova pasando por la luna


"Recuerdo perfectamente mi primera misión espacial. Era un día frío de diciembre del 2004. Un grupo de amigos nos dirigíamos hacía la estación. En un video nos explicaban las normas de seguridad que deberíamos de cumplir para poder ser parte de la tripulación. Unos pasillos nos enseñaban la lejania del espacio, los trenes con otros pasajeros que exploraban los secretos del espacio con un único objetivo: Llegar a la luna. Pudimos consultar mapas del espacio, como llegar hacía la luna y cual sería el trayecto. Todo estaba calculado cuasi al milímetro.

La estación recordaba a una vuelta al pasado, a comienzos del siglo XX. El tren estaba allí esperándonos. Una vez dentro un arnés nos protegería de posibles peligros. El tren arranca, suena una canción de fondo en nuestras mentes que casi se puede escuchar a todo volumen. Somos cargados en el cañón. Se cierran las compuertas, el humo comienza a inundar el cañón, y de repente, somos lanzados a frío espacio a toda velocidad... Ya somos parte de la historia"



 
 
Esto podría ser perfectamente lo que uno siente la primera vez que sube en Space Mountain, una de las atracciones más espectaculares de Disneyland Paris. Sin duda alguna una de las caractéristicas principales que tiene un parque Disney es la sensación que al entrar en cada atracción uno se está metiendo en una película donde somos los protagonistas absolutos: con un inicio, nudo y desenlace.

La atracción parisina "Space Mountain" nacía como una nueva versión de la atracción, muy popular en el resto de los parques Disney, donde se pretendía dar un nuevo paso. En un comienzo para hacer la distinción con el resto se la pensó en llamar "Discovery Mountain", ya que se encuentra en la zona de Discoveryland dentro del Disneyland Park.

A pocas semanas de la inauguración el departamento de marketing decidiría cambiar ese nombre por el de Space Mountain - De la terre a la lune, dándole su propio sello. Todo Discoveryland nacia en 1992 como un homenaje a los imaginieros auténticos: Julio Verne o Leonardo Da Vinci, aunque la zona a día de hoy se ha convertido en una mezcla de géneros perdiendo su esencia original.

Esta atracción, que abría en mayo de 1995 con un gran acto inauguralSpace Mountain - De la terre a la lune se basaba en el libro del famoso visionario Julio Verne: De la tierra a la luna, donde un grupo de personas deciden lanzar en un cañón a un grupo de viajeros hacía el astro lunar.

En la atracción se ha reconstruido ese cañón, el Columbiad, que conserva su nombre y majestuosidad. Así como una gran montaña en cuyo interior se recrea el espacio. Lo que no se ve durante el recorrido son los loopings, giros y extraños  movimientos que vamos a disfrutar.

Uno de los grandes alicientes era la inclusión de una banda sonora original que acompaña perfectamente al movimiento de la montaña rusa. Creada por Steve Bramson -con unos arreglos que recuerdan a las bandas sonoras del gran John Williams- se utilizó una nuevo sistema de audio llamado SOBAT (Synchronized On-Board Audio Track). Éste fue después también usado en la atracción Rock'n Roller Coaster starring Aerosmith, dando los mismos buenos resultados. Cuando uno se monta en el tren tiene varios altavoces situados a su espalda y a los laterales de las orejas que se activan. Uno pensará ¿Pero la velocidad de una montaña rusa es siempre la misma? No, no lo es, porque depende de muchas condiciones como el peso, el tiempo, etc, así que este sistema SOBAT lo que hace es ir sincronizando la banda sonora a lo largo del recorrido ajustándola en varios puntos del recorrido.

El interior de la montaña se encuentra completamente a oscuras, excepto la iluminación de meteoritos, satélites y la luna que uno puede distinguir a toda velocidad en su recorrido. Space Mountain - De la terre a la lune se convirtió en su día en una de las atracciones más avanzadas tecnológicamente de la compañia del ratón Mickey.

Se hicieron varias campañas de publicidad: el primero de los dos videos era un previo donde se anunciaba la atracción. El segundo fue el anuncio televisivo que pudimos ver en varios paises europeos donde se simulaba como si fuera la retransmisión de un lanzamiento espacial.




Por último se hizo este videomontaje promocional que sobre todo se veía en programas televisivos, así como reportajes sobre el parque para intentar explicar que es lo que uno se iba a encontrar en su interior.




Casi diez años después la atracción, como suele suceder, empezó a dar sensación de desgaste, fallos en el sistema, en los trenes, movimientos cada vez más bruscos... en vez de optarse por un mantenimiento a fondo de la atracción se decidió hacer una actualización de la misma.

Space Mountain - De la terre a la lune cerraba sus puertas al público en enero del 2005. Con el cierre el parque se quedó durante unos cinco meses sin una de las atracciones más emblemáticas para los visitantes, sobre todo entre el público joven ávido de ganas de aventuras a toda velocidad.

La atracción rezaba la promoción estaba "recargándose" para dar lugar a una nueva misión. Se prepararon nuevos decorados, asterorides, efectos y ahora nuestra misión no sería llegar a la luna. Iríamos mucho más lejos: en busca de la Supernova. Para ello el cañón haría el lanzamiento desde la parte inferior del cañón, con nuevos efectos de luces y con una mayor potencia en el lanzamiento.

Space Mountain: Mission 2, que así se llamaría la atracción, contaba con una nueva banda sonora por parte del conocido compositor Michael Giacchino (Lost, UP, Alias) que nos transmitía una sensación de velocidad mucho más acelerada en esta búsqueda. Acabando con una sensación de felicidad tras conseguir regresar a la tierra con la misión cumplida.

La atracción abría con muchos cambios: por ejemplo en la zona de espera ya no se veía el "espacio" sino que todo había sido cerrado para dar una mayor sensación de viaje a un lugar aún más lejano que el de la luna.

Para la inauguración de la atracción se contó con DJ Tiesto que puso la música a la noche junto a la atracción, para meses después hacerse una sesión en los Walt Disney Studios en conmemoración de esta apertura.

Podéis ver el making of de la atracción en este reportaje: parte 1. parte 2.

De nuevo el estilo peliculero habitual con el que juega Disneyland, el trailer de la nueva atracción recargada se convierte en casi un trailer de una película.



El anuncio televisivo combinaba parte del trailer con imágenes de ¿la atracción? realmente podría parecerlo, pero no. Han utilizado imágenes de la atracción Mission: Space de EPCOT en Walt Disney World, aunque a ojos de alguien no iniciado.



Y el video promocional con imágenes del recorrido.



Tengo unas ganas de mi próxima misión espacial ¿Quizás veamos dentro de unos años Space Mountain: Mission 3?.

Aunque en este blog hago entradas sobre parques temáticos, que me encantan, os recomiendo El Blog de Dream, dedicado especialmente a parques, atracciones, construcciones... MUY recomendable para gente fanática como yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...