25 de octubre de 2015

Ellos, celebrando 15 años de vida del Ochoymedio Club


La noche del viernes, el final de una larga semana. Ellos regresaban a Madrid para unirse a los múltiples conciertos de celebración del 15 Aniversario del Ochoymedio Club, una celebración que se ha vuelto un clásicos año tras año. En su anterior ubicación en la desaparecida Sala Flamingo, disfruté de La Casa Azul en 2006 (Dónde debimos perder unos cuantos kilos del calor que hizo ese día, rogando casi que dejará de cantar porque no podíamos parar de bailar), L-Kan en 2007 (que hacían conexiones en directo desde el backstage por medio de una pantalla para anunciar su salida al escenario), Russian Red en 2008 (Desde ese momento no aguanto el particular estilo musical de Manos de Topo, pero lo respeto), Ellos estarían en 2009 (Acompañados por unos Papá Topo que, en aquel entonces, no les tenía mucha estima musical, y el grupo Sacramento).

Ellos regresaban al escenario del Ochoymedio, por primera vez en la sala But, donde seguían con su #ElTourCabrón que les está llevando por toda la geografía española. Reconozco que tratar de ser original para hablar de los conciertos de Ellos es como un reto, un paso más. Hay que tener en cuenta que han pasado 15 años, curiosa coincidencia, desde que los descubriera un 23 de noviembre de 2000 como teloneros de Sexy Sadie, me hicieran gracia y, meses después, comprara su primer disco en el FNAC. Desde entonces no sé cuantos conciertos he visto, cantado y berreado a grito pelado



La noche del viernes se iniciaba con Bla, que estaban literalmente en casa.  No son muy dados en actuar, dicen que una vez al año y se cogieron a Xiana para hacerlo junto a ellos y repasar los temas de sus dos discos (La Mejor Enfermedad y la Falta Básica), con el look del segundo disco. Entre todos sus temas sobresale aquel Yo soy como Portugal, una especie de himno looser de esos que, para que vamos a reconocer, nos encanta cantar.


Alrededor de las diez y media de la noche, y encabezados por Guille Mostaza, volvían equipados de blanco como homenaje a ABBA para cantar el grupo Ellos. La sensación de estar como en casa se refleja en la gente que te rodea, los de siempre, gente que ha ido llegando a tu vida, gente que conoces desde hace años pero han aterrizado en Madrid hace poco, gente que ha sido madre y ausencias forzadas, unos hombres heteros sexys por problemas de muelas y otra por temas importantes que saldrán bien. El comienzo lo haría con Nuevo Imperio que es, para muchos, el tema favorito de su último disco, Pop Cabrón (Heike Records, 2014) y con el que se encargan de comenzar los conciertos de este #ElTourCabrón. El concierto se vuelve un viaje de temas es constante y existe un GRAN problema: el grupo tiene una cantidad bastante importantes de himnos, que hemos coreado durante todos estos años, con lo que durante un concierto de duración standard ¡No da tiempo!

Cerca, su canción que podría haber tenido un vídeo musical a lo Moulin Rouge, recogía el testigo, regresar de nuevo al último álbum, Aunque te rías de mí, Sin duda uno de los grandes aciertos ha sido el de retomar, como ya hicieron en su concierto en marzo, Decoración de su disco debut, Lo tuyo no tiene nombre (Subterfuge Records, 2001) Guille con los años se ha vuelto menos hablador, y las canciones van enlazadas más rápido, mientras el sinte tiene problemas para quedarse estable en su sitio, lo que supuso un desfile de personas entre Luis, Zara y no sé si alguien más para tratar de solucionar.


La formación en directo, con Laura Put, Curro Serrano, Xiana Fumega, Fran Gas y Mayor Tom, se lo estaban pasando en grande como demuestra sus saltos, palmas, coros y entrega, en todos y cada uno de los 17 temas que finalmente tocaron. Los temas más aplaudidos de la noche se centraron en Zona VIP, el vengativo Campeón, (de su mejor disco hasta la fecha, Ni lo sé, ni me importa (Subterfuge Records, 2003), el excitante El Anillo y el cierre, pre bises, con su himno Diferentes.

En los bises llegaba el "drama" del tiempo. Primero, pensando que sólo quedaban cinco minutos y, después, que era un cuarto de hora. Sea como fuere, sobraba una de las 5 canciones que quedaban pendiente en el setlist.

Cual concurso televisivo, con un sistema riguroso de aplaudómetro, la eliminada por el público fue Tarántulas y Súcubos, a lo que Guille le dijo a Santi "Hoy te has librado". Los temas que se quedaron no nos dejarían mal sabor de boca: Lo dejas o lo tomas, que por lo que he testado en los últimos años podría ser su segundo gran hit conocido tras Diferentes, donde nos encanta corear eso de "Siempre he deseado a tu lado" como si fuéramos los propios Miranda! que hacen los coros originales del disco. O tú o él o yo, que es perfecto para esos problemas de tríos amorosos sexuales o similares, No finjas, que es el hit que más recuerdo a los inicios de Ellos...


...y ahora llega ese momento en el que a Guille dice "Me han dicho que no lo puedo hacer, pero voy a hacerlo". Te das cuenta que el de seguridad empieza a hablar por el pinganillo como si fuéramos a sacar bates de beisbol y a darnos de hostias entre nosotros. Pero no, era hora de El Regalo. Aún guardo en casa aquel papel pintado con un edding pidiendo subir a cantarla en aquel concierto del otoño de 2008 en el desaparecido Neu Club en la, no desaparecida, sala Galileo Galilei. Desde entonces, cuasi como tradición, se decidió que era buena que la gente subiera a cantar esa parte de venganza absoluta de la canción.

El escenario se llenó de veinte personas y yo pensaba dejar pasar el testigo a las nuevas generaciones, pero creo que existe una claúsula no escrita del premio de fan honorífico que, además de hacerme entrar gratis en sus conciertos forever together me hace que siempre que se toque El Regalo deba de subir a hacerlo porque Guille preguntó que "¿Dónde está Nando?" y yo ahí ya no me pude resistir. ¡Qué bonito se ve todo desde arriba de ese escenario! ¡Y cuánto hombre guapo en la sala!. Un fin de fiesta con Xiana lanzándome besitos, Noelia Cabezas junto a ella cantando, y Despop, Pao & todo el grupo pop dándolo todo.

Fotografía by CainQ

Una reflexión: Desde nuestro lateral (y viendo las reacciones de la sala ante las canciones) reivindicamos un concierto en el que las canciones rescaten muchos clásicos, singles, no singles y hits. Así que voy a hacer mi propio playlist favorito para un concierto de Ellos con 20 canciones, ordenadas por su fecha de publicación:


1. Tu primero
2. En tu lista
3. Esto no está mal
4. Decoración
5. Vente si quieres/Vente si puedes
6. Dicen que te vas
7. Hermético
8. Creo que no
9. El Regalo
10. Campeón
11. Imposible
12. Lo dejas o lo tomas
13. El Anillo
14. Paso de ti
15. Nada más puro
16. Cerca
17. Mientes
18. O él o tú o yo
19. No finjas
20. Alférez provisional (Versión de Los Punsetes)

Pero si queréis ver el setlist de esta noche de aniversario del Ochoymedio, aquí está:


En definitiva, los conciertos de Ellos son unas reuniones sociales, con buena música, unas risas y que nunca sabes quien va a subir a cantar. Un día lo hizo Maxim Huerta y el viernes le tocó a Lucía Etxbearría ¡Qué se me pegue algo de su talento! Aunque yo ya tengo el mío... Por cierto, lo bonito que sería una portada de un single de este grupo hecha por Chemapop.

Volveremos a vernos las caras y corear temas que han pasado a formar parte de nuestra vida. 15 años después, es normal y lógico. Nosotros, vosotros y... Ellos.

Gracias a Xiana Fumega, no sólo por los besitos que me lanzó por el aire sobre el escenario

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...