7 de marzo de 2014

'Her' | La inmensidad de lo pequeño


-¿Qué haces?
-Sólo observo al mundo

Her (Spike Jonze, 2013) tiene un envoltorio de gran película, fastuosa, enorme, con una factura impecable... pero no nos engañemos, en realidad es una película pequeña. Es tan pequeña como cada uno de nosotros en el Planeta Tierra donde vivimos más de 7000 millones de personas, con nuestros miedos, angustias, problemas... con nuestra capacidad, o incapacidad, para tener relaciones sociales. Una visión de hacía donde podría ir el mundo futuro.

Her es impecable a nivel estético, cada plano es perfecto, no hay alguno que no tenga detalle. A nivel de historia nos propone que pensemos, reflexionemos y no nos da una respuesta clara.

Los protagonistas son: Joaquin Phoenix, sospechosamente no nominado a mejor actor en los Oscars, que te mete de lleno en su personaje y te hace olvidar que es él, creando esa persona que vemos en la pantalla. Scarlett Johanson, Samantha, sólo con su voz te transmite todos los sentimientos que tiene el sistema operativo que es, todo un complicado ejercicio de actuación. También a destacar Amy Adams, con un papel más pequeño pero fundamental, un nuevo giro en su carrera que a mí me ha sorprendido, y que debería de aparecer en más críticas de la película.


Spike Jonze, el director, nos ha dejado varias películas, la última fue Donde viven los Monstruos (2009) aunque muchos le conocemos por haber hecho una gran cantidad de videoclips de grupos como Sonic Youth, Beastie Boys, Weezer, The Chemical Brothers, Björk o Arcade Fire. Her es la primera vez que realiza el guión en solitario, y le ha valido ganar el Oscar al mejor guión original.

Sin duda la película busca que todo el mundo salga de la sala de cine pensando y reflexionando. Tiene algo del espíritu crítico de Wall-E, además de parte de su sentido del humor, con la individualización por medio de las pantallas de móviles de última generación, aunque dando un salto más allá ¿Qué pasaría si hubiera un sistema operativo con vida propia?. Habla de la necesidad de sentirse comprendido, en un momento donde parece que nadie puede entenderte. Al mismo tiempo hace una reflexión sobre las personas que nos rodean, que a veces parece que no se le da importancia, y tiene que venir un ser de tecnológico avanzado a darnos un empujón para hacérnoslo ver.

También puede verse como la tecnología puede ir un paso por delante de nosotros mismos, una versión moderna de la rebelión de las máquinas pero en vez de hacerlo por medio de la dominación de los humanos o su destrucción, lo hace de una forma completamente diferente, pero igual de devastadora: la del amor.


Cuando Her termina, con ese precioso plano final, cada uno puede sacar su propia conclusión. Lo mejor es, justamente eso, que no te obliguen a que exista una única lectura. Preciosa fotografía, buenos actores, buen guión, buena música... Ya tenemos la película del año.

Si es que ya lo cantaban Mecano:

"Y aquí seguimos con las mismas ganas de soñar
Plantando flores sobre hierba artificial
Pariendo clones, suplicando amor"

1 comentario:

  1. Si ya me ha gustado la película, más me ha gustado comprobar cómo cada quien extrae su propia lectura. El caso es que al final todos acabamos reflexionando. Ese es el principal mérito de la película, creo. Invitarnos a la introspección. :)

    ResponderEliminar

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...