25 de septiembre de 2015

Happy 2º B-Day Cuenca CLUB! (It's party time!)



Ains, qué bonito es cumplir años, ¿Eh? Pues sí, el Cuenca CLUB cumple dos. Como bien dice el Alcalde, Andrés Borque: "Contra todo pronóstico mi hijo cumple dos años" y aquí están. Viernes tras viernes haciendo felices a las personas que deciden abandonarse a esta especie de continúa celebración de cumpleaños, de una Nochevieja el ciclo sin fin, un homenaje permanente a OT, los delirios de una fantasia mashup de películas Disney y de una fiesta de pijamas (a veces literal) donde suenan las canciones más petardas, frikis, divertidas y que no te da vergüenza bailar, como si fuera una terapia de grupo para liberarse de prejuicios. Esta noche se abren las puertas para la celebración de tan magno acontecimiento en el que pincharán el Alcalde, El Nido Dj group y También te digo Djs.

Cuenca CLUB ha sido la primera fiesta pero, a través de ella, se han creado otras como Fistroteca y Reggaetron que también se celebran en la sala Pirandello. Lugar al que es muy fácil llegar porque hay unas baldosas amarillas que seguir... o las estrellas del cine español de la calle en la que se sitúa la sala.

He rebuscado en los baúles de Confesiones tirado en la pista de baile para rescatar 24 momentos divertidos, por los 24 meses de vida, que he pasado en este lugar. También he pedido al Alcalde, el consorte, a algunos de los empleados en la Oficina de Turismo de este Cuenca tan particular y algunos de los que han habitado la cabina de DJ para que dediquen unas palabras a este segundo aniversario. La felicidad es algo parecido a lo que sucede aquí los viernes por la noche:



Andrés Borque, Alcalde de Cuenca CLUB, Ingeniero Técnico en Diseño Industrial, DJ que quiere hacerte bailar de verdad, creador de varias fiestas surrealistas. En breve publica su primer single como cantante bajo el nombre de Borque, Harto.

Son tantos los momentos preciosos y estupendos que me ha dado esta fiesta que no sé si podría elegir uno sólo. En general todas las fiestas Disney son como un sueño hecho realidad, que la gente se vuelque tanto disfrazándose y demás es una alegría constante, o por ejemplo, haber podido invitar a la voz original de Pocahontas fue algo completamente mágico. Al igual que cada vez que hacemos Operación Cuenca y la gente nos demuestra sus dotes artísticas sobre el escenario. Pero creo que, sin duda, la fiesta en la que mejor me lo pasé aunque no fuera ni mucho menos la más multitudinaria fue el día que vino Svetlana a colgarse de la barra americana. Eso fue un "hype" que sólo lo entenderán aquellos que estuvieron presentes. Esa mujer, creyéndose Rihanna, con unas exigencias que ni Beyoncé, fue un espectáculo tan alucinante que nadie daba crédito a lo que estaba sucediendo. En general, en estos 2 años, con las más de 100 fiestas que llevamos a la espalda, creo que cada una ha sido una locura en sí misma, una ida de olla que gracias a Dios puedo compartir cada semana con los asiduos. ¿Lo mejor? Que aún no ha acabado y tengo todavía unas cuantas ideacas en la manga.


Felipe Olaya, Consorte del Alcalde de Cuenca CLUB que no sólo pincha temazos sino que también le da por coger el micro y cantar. Periodista, Comunicador y Diseñador.

Mucho antes de que el circo Alaska decidiera inspirarse en Cuenca para su espectáculo revelación, nosotros ya habíamos presenciado las hazañas de Leti Sabater y, sobre todo, habíamos reinventado hasta el ridículo más divertido el éxito de Frozen. Y este es, seguramente, mi recuerdo más feliz de Cuenca, aquel momento en el que, ante la atónita mirada de nuestros fieles parroquianos, montamos un número Let It Go de bajísimo presupuesto pero de altísima calidad artística y musical. Dos pelucas de Papá Noel para hacer el pelo y la trenza de Elsa, un vestido de Humana intervenido con purpurina, un guante de cocina azul y un broche de plástico haciendo las veces de tiara me convirtieron en la reina de las nieves más imitada de la historia. Andrés se escondió detrás de mi con un bote de nieve artificial en cada mano, el foco nos siguió por toda la sala y la euforia se apoderó de todos los asistentes que coreaban "The cold never bothered me anyway" como si fuera la última noche de nuestras vidas.



Pablo Ritmoserio, es actor y encontrártelo en Cuenca CLUB a veces es complicado, nunca le verás igual: Un día puede parecer Pocahontas, otra será un cuadro, un zombie... Todo un camaleón dispuesto a disfrutar y al que le puedes pedir lista para entrar.

DOCE COSAS QUE PUEDES HACER EN CUENCACLUB:

-Disfrazarte de la Sirenita y bailotear con otras princesas Disney
-Entrar en pijama (¡y que encima te den un chupito por ello!)
-Asistir a una clase nocturna de aerobic con Leticia Sabater
-Llegar a casa ensangrentado tras ser el padrino de una boda zombi
-Toser (mucho) porque Arantxa te ha disparado un megatrón con Colacao
-Engañar a amigos para que sean tus coristas en una peculiar gala de OT
-Ver a Sonia Monroy embutida en un vestidazo cantando “-Ven ven Lorenzo ven”
-Jugar a un twister gigante con 16 personas (ebrias) a la vez
-Alucinar con Aless Gibaja subido a una pelota de pilates bailando Wreckingball
-Casarte con tu amigo (¡o varios!) en una capilla estilo “Las Vegas” regentada por Elvis Presley
-Brindar con Listerine real en una fiesta FLUOR
-Grabar un vídeo homenaje a las Floss Mariae (y que la mismísima Montserrat Bellido Durán te denuncie en youtube)
¿Cómo no amar este lugar? ¡Larga vida a nuestro CuencaCLUB!



The Bogeymaann, cara habitual en la cabina de Cuenca CLUB, y varias sesiones de la noche madrileña, RRPP del lugar, médico en potencia, toca el piano y escribe en varias webs sobre música.

Cuenca CLUB es como… Así define nuestro Alcalde en los flyers a ésta nuestra sesión. Empecé yendo en la época en la que emergentes Roi Porto o Lety Hilton de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? venían a visitarnos, es decir, que no llegué a conocer Cuenca en los primeros 2-3 meses de vida (cuando se trajeron a Ylenia, a María Lapiedra o Aless Gibaja).

Mi primera vez allí, sin dramatizar, marcó un antes y un después. Acostumbrado a salir por discotecas en las que sólo te ponían el chunda-chunda o reggaetón, aquí te seducían con el petardeo: esa canción de Sonia y Selena o del Caribe Mix que te da un fatal contrapunto a la mente y a la nostalgia, que te devolvía a tu infancia o adolescencia, y sin tener que avergonzarte. De ahí que diese el paso a hacerme RRPP y ahora mismo llevar camino de 2 años.

Como anécdotas, se pueden contar varias: una conga espontánea gigante como si de una peli de Berlanga se tratase, una subasta por un chico con billetes de monopoli, una clase de fitness con Leticia Sabater, varias fiestas Disney, que una chica te haga un retrato mientras está en la cola, celebrar unas pre-campanadas, que te propongan hacer un reportaje de la discoteca o que se vaya el sonido y que la gente siga cantando la canción. Son demasiadas. Pero sin lugar a dudas, me quedo con aquella en la que una chica me trajo unas torrijas a la discoteca para regalármelas.

Pero sin duda, cabe destacar que es como una gran familia: el 60% de la gente que van son chicos (en su mayoría gays), un 40% chicas, e incluso algún chico hetero (que no debería ser algo a señalar, pero lo es, ya que en otras discotecas de ambiente no es así). Y sin duda y por último, destacar la capacidad para, en contra del pronóstico de muchos (porque Cuenca CLUB o gusta mucho, o no gusta nada), sobrevivir. Cuenca CLUB (su Alcalde) ha sabido reinventarse en cada fiesta.


Ismael Hospital, es el 50% de Perry Sisters DJs, la otra mitad soy yo. Experto en Turismo, amante del teatro, y habiendo visitado en varias ocasiones el Cuenca CLUB como público y poniendo hits en cabina:


En el Cuenca se forjó mi amistad con mi DJ Sister, Fernando. Allí también he vivido alguna que otra bizarrada, o preciosos momentos como ese beso con un muy querido amigo, o asistir a la mirada incrédula de mi recién estrenado novio, en ese momento, cuando nos vio pinchar una noche y reparó que todo eso iba en serio. 
Porque Cuenca es necesario, porque otra fiesta mas allá del cerdeo anabolizado y housero de otros lugares, es posible, y porque, aunque las nuevas generaciones vengan pisando fuerte, los abuelos jóvenes como yo, queremos escuchar esos hitazos que aún nos hacen saltar.
Por muchos años mas, ¡celebremos este aniversario! ¡Felicidades Cuenca!



Óscar ViegasTwo night only! Fue parte de Perry Sisters DJ durante las dos primeras noches del Cuenca, todo un suplente de lujo. Más de una noche ha vivido también entre las cuatro paredes del Pirandello.

Es ese sitio mental al que acudimos a evadirnos un rato de la realidad para aparcar los prejuicios. El callejón donde protagonizar coros, córeos imposibles y flashmobs nos produce una sonrisa. Un rincón en el que encarnar desde Ursula hasta Ariel. Ser de Dover, de Camela, ser Britney, Katy, Amaia.. no hay límites. Un lugar que sólo sería un recoveco en nuestra mente de no ser porque existe de verdad.

-o-

Recreación de los hechos... pero con menos chicas

1. Baby, tírame a la pista de baile ya
En nuestra primera vez, en un determinado momento de la noche sin poner una hora en concreto comenzó a sonar el Baby one more time de Britney Spears. A Ismael y a mí se nos subió la fiebre pop y empezamos a bailar como descosidos. Por momentos no sé si éramos Britney en esa época o si éramos Miley Cyrus en la actualidad. Sea como fuere pasó algo que tiene que ver con este, nuestro, blog: acabar tirados en la pista de baile. Literal.

Un amigo liándose con otro chico en la fiesta. Ardía el ambiente

2. Cómete mi cuerpo, vestidos al viento
Hubo una subasta de hombres a la que llegamos tarde ¡Qué ya ni por contactos ni nada! No pujamos pero fue divertido ver a heterosexuales quitándose la camiseta y dejando sus pechos velludos para que las mujeres les compraran... lo que no sé es si acabarían con una mujer. Tampoco tengo claro que fueran heterosexuales.

A Katy le gusta esto

3. No necesito amigos, necesito fans
El momento "Oye Andrés ¿nos puedes poner el Walking on Air de la Katy Perry?" y que él te responda como quién se ha dejado los tomates que acaba de comprar en el mercado "Ains, no la tengo ¿La lleváis en el móvil?" y acabar pinchando desde el mío la canción. Claro, nos lo bailamos como si fueran los 90 y estuviéramos en la ruta del bakalao ¡Qué hitazo que es!

Pero, ¿Qué canción es esa?


4. "AHHHHHHHHH" (Grito de emoción)Ese momento que ponen determinada canción que tú te cantas entera todo emocionado y tus amigos te miran con cara de "¿Qué cojones de canción es ésta?" y tú les respondes "Pues un temazo"


Con estilo, clase, y elegancia. Eso siempre


5. El momento Let Me Out
Cuando uno se sube a la cabina es como cuando sube un cantante al escenario: Muta. De eso que te has ido poco a poco subiendo con las canciones, y llega el Let Me Out de Dover, uno de esos temas que no puedes evitar darlo todo. Aquí es cuando yo me vine arriba y si salto un poco más en la cabina podría haberse hundido el suelo.
Nosotros con los fans
Los haters son un poco así
6. Los fans y los haters, esos dos mundos
Están los que se unen a los que pinchas, como cuando pinchamos el Cerca de Shibuya de La Casa Azul; y los que te hacen gestos que no sabes si son de "Quita esa música de mierda" o de "Te voy a rajar el cuello". Para estos últimos, en sus dos vertientes, el Paso de ti de Ellos de regalo. Besis.

¡FELICIDAD!
7. Mamma Mia, el tema que siempre funciona
"Mirad esto funciona así", o Niño Fixo nos explica de una forma práctica como funcionaba el confeti. Se baja del set de DJ, silencioso con cara de niño gamberro, y en el momento subidón del Mamma Mia de los A*Teens ¡Zaca! Lo lanza. Este tema es uno de los pelotazos que siempre emociona.


Estoy emocionada... me pinchan en el Cuenca

8. "Oye, ¿tienes algo así de latineo?"
En el momento que te hacen esa pregunta ¡Ains, tu primera petición y no podían pedir algo más petardo! Te trabas, te pones nervioso, estás a punto de salir corriendo... Tienes un as en la manga: Pues tú vas y les pones Oye de Gloria Estefan. Con dos cojones.

Algunos son buenos amigos, y reciben bolazos por ti


9. La pelea de bolas
No sé en que momento empezó a aquello. Sólo que de repente la sala se llenó de bolas volando por el aire y con un claro objetivo: Cualquiera que estuviera en la cabina del DJ. Aunque había un detalle que nadie se había dado cuenta, hasta que Niño Fixo micro en mano dijo "Si me queréis irse" "¡Algunas tienen premios! Copas, descuentos...". Entonces empezó una búsqueda de bolas con premio, y las que no ¡Pues se les volvía a tirar también!

Recreación en mi imaginación de su casa y supuesto gato

10. El momento que un chico mono de barbas se te acerca con una amiga a charlar, después el chico mono solo, y así varias veces. Ellos nos decían que si éramos como Pepino Marino y el otro, yo les dije que éramos como esos en más plan Belén Esteban gente de la calle.

Nuestros amigos bailando hits en el Cuenca


11. "Querías cosas avergonzantes, este es el nivel", mi frase al chico de barba cuando sonaba Cómete mi cuerpo de Ríos de Gloria. Un tema que debería tener su lugar en el mundo de la música de baile española. Al nivel de Ku Minerva.


Nivel de emoción: Shirley Manson
12. Que acabes bailando el When I grow up de The Pussycat Dolls en el Just Dance... cuando ¡A mi el único que me gusta es el de Garbage! Y lo mejor es... ¡Qué gané a mis contrincantes! #epicwin #elputoamo

Eiiii... Sí, yo estoy. Sigo siendo la Reina del pop ¡Babies!

13. El ritmo de todas las petardas pop que pudieron poner por minuto. Pero es que no faltó ni una, y cuando pensabas que no había sonado, ahí estaba, la siguiente canción. Cómo son, ¡cómo son! Ah, y siempre aparece la típica chica que se une a tu grupo a darlo todo durante una canción y desaparecer posteriormente.


El Alcalde dispuesto con todos sus seguidores.

14. El intentar abrir una botella de cava/champagne/Cualquier bebida para celebraciones y que aquello se convirtiera en una performance improvisada al ritmo del Let it go. Andrés lo intentó muchas veces, un chico de rojo monísimo trató de ayudarle, después uno de la sala con pinta de machote... y finalmente mientras todos le coreábamos un mashup entre Let it go y Suéltalo, muy adecuado, consiguió que sus fieles recibieran de la botella en su boca ¡Es el Mesías de las noches!


Mi reacción cuando supe que venían desde Barcelona a verme

15. Los amigos que vienen a verte desde Barcelona a verte pinchar: Pues eso <3 Uno de ellos pidió a Lady Gaga, quería Applause pero motivaba más para bailar Born this wayEl otro no pidió nada pero yo le tenía preparado el Safe and Sound de Capital Cities, porque para mí es nuestra canción, el gran descubrimiento que me hizo de ella hace más de tres años.

(Insertar risa malvada)
16. Que te pidan la canción de Let it go de Frozen... y no funcione ninguno de los archivos que hay en el ordenador de la canción. No, si es que realmente para esta sesión ha habido unos cuantos dramas, y éste lo es. Cuando los mp3 no funcionan como deben y te dan error. Pruebas otro y vuelve a dar error. Cuando piensas que esto es la maldición de Jafar o algo así.


¡QUÉ LA ESTÁ PONIENDO! ¡QUÉ FUERTE!
17. ...que pinches El Perfume del Amor y esa misma persona se venga todo emocionado a cantarla a la cabina Para acabar diciéndote que deberíamos pinchar también Cristo Park. Que yo por mí te pincho la banda sonora entera de Miss Tacuarembó y me quedo tan a gusto, ¿Eh?.

La cabina del Cuenca en el momento Enrócate


18. Pinchar Enrócate de Mireia que debería de ser uno de los himnos del 2015 y que en cabina estábamos emocionados con ella.

Pero el público no estaba muy receptivo a frikadas varias, que se quedan en nuestra recámara para que en la próxima los lancemos como si fueras a descargar un día después de varios sin eyacular, una pena porque el Sólo nací para quererte estaba previsto, de los pocos hits de Juan Camus.

Recreación de Andrés corriendo a la cabina
19.  Pinchar Dicen que te vas de Ellos y aparecer Andrés corriendo hacía la cabina para coger el micro y cantarla: Porque esto es muy hit. Como Walking on Air de Katy Perry, que también tenía dedicatoria para quien no pudo venir, y mientras lo dábamos todo en la cabina llegó este diálogo:

Yo: ¿Te acuerdas cuando la bailamos aquella vez aquí hace año y medio y nadie más lo hacía?
Isma: Pues más o menos como ahora.

Teenage, entregado al público.

20. El momento que paramos una sesión y sacamos a Teenage a cantar: Así fue. Termina de sonar una canción. Cojo el micro y, con mi berborrea habitual, presento a Teenage. Así se hace un tema noventero, llamado El Siguiente, inédito por el momento, hitazo y pelotazo. Todo lo posible acabado en azo. También cantó Lo que pudo haber sido, de su primer disco Justicia Sentimental. Mientras Patri, la fotógrafa del lugar, decía "Yo no entiendo nada..." y le hacía fotos ¡Fans de Patri!


Al buen amigo que me mando el mensaje con el apoyo
A los que no vinieron a verme "Os odio"

21. El mensaje de apoyo de un amigo "Si con fiebre lo diste todo la última vez, hoy ya no me imagino de lo que eres capaz" llegó a mi móvil a mitad de la madrugada. Eso contrasta con los amigos de la ciudad que decidieron no venir a vernos y salir por otros lados. La voz en off que cuenta mi vida dice "En ese momento todo cambiaría para siempre sin yo saberlo entonces"




Es que cuando nos ponemos, nos ponemos... aunque desafinemos.

22. Comenzar una sesión con Perfecta de Venus y hacer los Ohhhhhhhhhhh, del subidón con Niño Fixo. Mirad, podríamos presentarnos para Eurovisión. Seguro que mejor que El Sueño de Morfeo lo haríamos. Con cariño, que ella parece simpá... Bueno, eso. Menudo temazo era Perfecta, ¿Eh?, ¿Y Restos del Ayer? Aunque el mayor hit era Pin up girl


Así vamos mal. 
23. ¿Cuántas veces nos pidieron El Taxi en las últimas dos sesiones? ¡Muchas! ¿Qué respondimos? (Ver gif sobre estas líneas). Qué no. Menos mal que no se nos ocurrió el Drinking Game por el cual cada vez que nos pedían la canción nos tomábamos un chupito, no hubiéramos sobrevivido.

¡Pues nos pones dos veces! ¡Como la V de Victoria!
24. Conversaciones sobre canciones que ya hemos puesto
Chica que llega a cabina: "¿Me puedes poner una de las Spice?"
Yo: "Ha sonado hace media hora"
Chica: "No, yo llevo más de media hora aquí y no ha sonado"
Yo: "Sí, el Who do think you are?"
Chica: "Bueno, pues nada. Adiós"

No sé si fue más surrealista eso o la chica que nos vino pidiendo que pusiéramos la máquina de humo (¿Se pensaría que esto era Silent Hill?),  el que tuvo la idea de traer unos Jager la bebida del diablo en versión chupito, o cuando el técnico de sonido se sorprendió al ver lo que parecía una tabla de cortar en la cabina de los Djs.


Por un tercer aniversario, ya sabéis que no hay dos sin tres.
Gracias por tantos recuerdos.
¡Arriba que nos pongan mirando a Cuenca!

Todos los VIERNES en Pirandello 2.
C/Ventura Rodríguez, 7

Bonus Track: Un aplauso más para Patri Nieto, fotógrafa de la sesión, que siempre saca tus mejores planos y es muy simpática con todo el mundo. ¡Fans de Patri!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...