20 de diciembre de 2015

Yo no tenía ninguna duda de que Zahara mola mil (y tú, ahora,tampoco)



Ver crecer a un artista al que sigues desde hace años es como ver crecer a un amigo, a un familiar, a una persona cercana: sus canciones están ahí, te acompañan. Recuerdo como cantaba Chico Fabuloso cuando me gustaba un chico, y al poco como me "torturaba" con Merezco, pero eso forma parte del pasado, tanto que ni ella ya las toca en este final de la primera parte de la Gira Santa. Con este disco, Zahara se ha puesto a los altares. Tanto que debería de tocar en un lugar como éste: una Iglesia reconvertida en pista para skaters con murales de Okuda San Miguel.

La presentación del Lara funcionó muy bien, ahora, vestida como una época de los 90 Madonna o Marta Sánchez (Esas transparencias del vestido, tendría que haber cantado Like A Virgin) comenzaba el concierto comenzando con el tema principal de Star Wars, por eso que decía que muchas personas habían decidido estar allí en vez de estar en el cine viéndola... lo que no sabe es que buena parte, viendo el plantel, estuvimos la noche anterior a las 00:00h viéndola, ¿Quién dijo frikis? ¿Alguien? ¿Quién se atreve?


Int. Noche fue el sorprendente comienzo con ella sola a la guitarra, una canción de brutal sinceridad que se encargó de presentar con toda la ironía del mundo, su marca personal es ese sentido del humor y desparpajo sobre el escenario. Estos dos conciertos en la Sala But eran el fin de una etapa. Su banda, los miembros Mucho, preparan disco para 2016 y no podrán seguir combinando ambas cosas. Zahara no lloró pero estuvo a puntico de hacerlo. Aunque si hubo gente que lloraría...

Después llegaría La Gracia, para ir pasando por todas las canciones del nuevo disco, una tras otra y a toda velocidad. Sentí que el concierto iba a toda velocidad. Ella estaba entre emocionada y excitada, con un puntito divertido de loca del coño en ciertos momentos que se entregaba a la causa.

Como por ejemplo ese momentazo en el que se puso a bailar "to' flamenca" mientras sonaba Leñador y la Mujer América la cual acabó cantando en tandem con una versión de Te debo un baile de Nuevo Vulcano, que posteriormente haría The New Raemon. También muy surrealista fue la salida al escenario de Xoel López que se quedó fascinado con su logo en la proyección de la pantalla, proyecciones muy bien integradas de Emilio Lorente. y tuvo una divertida conversación con Zahara sobre él, sobre el orden de las letras, sobre que se lo quiere tatuar... Así da gusto cuando ves en un escenario a gente que lo disfrute. Cantaron juntos Funeral de ella y Historia Universal (El amor no es lo que piensas) de cuando Xoel se hacía llamar Deluxe


Al final se ve la evolución, de la imagen ñoña que nos vendieron en La fabulosa historia..., aunque reconozco que también me gusta, a la crudeza de la mala hostia de La Pareja Tóxica, hasta llegar a los cielos con Santa que ha dejado bien claro que este año se ha convertido en el de su consagración como estrella del pop. Sí, porque las verdaderas estrellas del pop no tienen porque vender 100.000 copias o llenarte el Palacio de los Deportes. Las verdaderas estrellas del pop son las que hacen que su público se entregue y que ellos lo disfruten, por encima de ventas o críticas.

Recuperó El lugar donde viene a morir el amor en una nueva versión, nos emocionó (aún más) con El Frío, no faltaron Crash, Oh Salvaje, y cada una de las canciones del último disco. "Acabó" el concierto con El Deshielo, la gente entregada, su banda, todo el mundo. Ya dijo que no era la última canción que hacían el paripé y regresaban... lo hizo a lo grande.

Los bises comenzaron con Caída Libre, y su explicación. Al final estos conciertos son mezcla de música con muy muy buen sonido y voz durante todo el concierto, sobre todo al comienzo cuando alguien decidió que el teclado se estaba comiendo la voz de Zahara cual Jabba The Hutt. Para terminar todo lo hizo con una versión alargada de Tú me llevas. En ese momento se vivía algo muy bonito: Marina, la fotógrafa que le acompaña, estuvo emocionada toda la canción, quitándose las lágrimas de los ojos, incluso desde atrás parecía como si alguna persona de las primeras filas se preocupara por ella, por si le pasaba algo. Me pareció un momento de poesía visual, porque todos hemos llorado en conciertos de esta mujerona nacida en Úbeda.


Alguno puede pensar "Bueno, que tú has hablado mucho de Zahara y eres muy fan de ella. Exageras. Pelota". Lo entiendo, yo mismo podría pensarlo desde fuera. Sería una buena teoría si es que entrara gratis a sus conciertos, me regalara los discos, o me diera dinero. Pero no es así. Y, además, creo que por primera vez, estoy muy de acuerdo con la Jenny y con un amigo que era la primera vez que la veía en directo. El amor por la música, y por los grupos musicales, funciona así.

Por lo tanto, Zahara, tía, eres grande. Algún día nos tomaremos aquel croissant charlando sobre lo humano y lo divino en esa entrevista que no te han hecho hasta ahora.

Fotografía: Guillermo Guerrero

Fotografías: 6 grados bajo cero

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...