27 de abril de 2019

[ Think I Heard A Rumour ] Cristina Quesada va a tirar abajo la puerta de tu casa para llevarte su discoteca portátil (y Kylie Minogue debería hacer versiones de ella)


Cristina Quesada llevaba un tiempo en silencio, de modo musical, aunque a finales del año pasado me concedía el honor de realizar la versión de La chica del gorro azul de La Oreja de Van Gogh para el disco de versiones de Dile al Pop. Este año se lanzó con un primer EP llamado Hero donde empezaba a dejar claro que sus canciones habían pasado de estar más desnudas a una mayor producción, mayormente electrónica, con una gran cantidad de hits. Ahora llega la absoluta confirmación de que Cristina parece querer tener un poco de la Cristina de los Dover del Follow the city lights en este Think I Heard A Rumour (Elefant Records, 2019).


El disco ha sido compuesto, arreglado y producido por Joe Moore (The Yearning, Lia Pamina, The Perfect Kiss) dando lugar a una colección de canciones llenas de colores, casi como las portadas de los singles y discos de la propia Cristina. Eso ya se nota en los dos primeros cortes del disco: Think I Heard A Rumour es un hitazo que bien podría haber cantando nuestra querida Kylie Minogue en los años 80 entre canciones como Enjoy Yourself y Hand on your heart. Pero es que Hero no se le queda atrás con un corte bailable clásico que daba nombre al EP donde también se encontraba la canción anterior y dirigido por Javier Tendero & Dara Quesada

Quand on est esemble de France Gall es llevada a unos terrenos más que podrían estar entre Yelle y Saint Germain. Hay una parada en el camino con el single Estar a tu lado que viene de la mano de La Bien Querida. Sin duda alguna la marca de Ana se nota en la canción que encaja a la perfección en la voz de Cristina. A esto debemos añadir que es el tema elegido para presentar el disco mediante un videoclip de Daniel Cuenca, el primero de los tres que se han rodado hace unas semanas en Madrid. 



A Cristina la conocimos como experta en versiones, algo que no ha dejado de hacer hasta la fecha. Junto con Andreas (Alpaca Sports) se unen para revisitar Crush the Flowers de The Wake donde hay cierto toque J-Pop - el propio Joe Moore, indica la nota de prensa, que ha reconocido al grupo Perfume como influencia a la hora de hacer este disco-. Cristina y Andreas complementan perfectamente y esto es algo que se ha notado en esta colaboración entre ellos. 

Love At Third Sight es otro de los pelotazos que de nuevo nos llevan hasta la Kylie de los 80 pasada por el filtro de los Pet Shop Boys. Así nos podemos imaginar a Cristina paseándose por un escenario eurovisivo lleno de bailarines, coreos y una barra a lo Copacabana. Time Machine, que parece recoger al comienzo un poco de alguna canción de The Perfect Kiss, tiene un toque casi más oscuro, extraño, misterioso como un viaje en el tiempo con Doctor Who: Sabes donde se empieza pero no donde vas a acabar. Esto no ha terminado, Dancing Tonight es una canción que bien podría estar en una película romántica americana de los 80 donde somos llevados por una noche en dos adolescentes se dejan llevar en el amor... o varios de ellos en una relación de poliamor, por actualizar un poco.


Para seguir el disco se coge un tema del sueco Ted Gärdestad llamada Jag Vill Ha En Egen Måne que decide llevársela mucho más allá de la original, jugando con la idea de un número musical de esos felices a lo Hairspray pero en otro contexto diferente. Cambio radical de Get Fun que se entremezcla en una aventura en el espacio pero que parece tomar partes del Move Over de las Spice Girls.

Otra de las mágicas colaboraciones de este disco viene compuesta por Teresa e Ibon de Single, Le Mans y Aventuras de Kirlian. El tema es Bailar Conmigo que nos devuelve a Cristina a una estructura más pop, más íntimo por partes, intrigante (casi como si fuera una serie de preguntas en un interrogatorio), para pasar después a una canción pop que nos llevaría a unos grupos del comienzo de los dosmiles. Enlanzamos con Estorinha, una canción de la brasileña Evinha, publicaba a finales de los años 60 pero que suena a más ochentero que otra cosa en esta versión.

De nuevo llega la explosión del pop bailable en No one else but you que, y van tres veces, le hubiera encantado cantar a Kylie Minogue pero es que incluso a la propia Sabrina del Boys, Boys, Boys. Ritmos de eurobeat, sensualidad y dejar las cosas claras. Mientras que el cierre de Safe es Pet Shop Boys hasta mas no poder, jugando con el dream pop, el house y la música ochentera



Si habéis escuchado el disco a medida que estabais leyendo os habréis dado cuenta que Cristina Quesada ha venido en plan llamando a la puerta de nuestra casa "Hola, Soy Cristina". Pero enseguida ha derribado la puerta abajo y ha dicho "Aquí estoy yo con mi pista de baile portátil, no se asuste, que se la enseño". Sin darte cuenta te ha montado una discoteca en el comedor y ya no vas a poder quitarte las canciones de este Think I Heard A Rumour. Porque esto apunta a uno de los discos del año, sin prejuicios, sin problemas, y con muchas ganas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...