14 de noviembre de 2017

[Saint Etienne] El día que fui a ver a unos clásicos


Siempre es divertido ir a un concierto de un grupo que no eres fan pero si consideras que es un referente en el mundo de la música. A Saint Etienne los descubrí más tarde que pronto y era una de las pocas oportunidades de verles en concierto en la capital. Así que en cuanto salió la entrada allí estaba yo, comprándola. Tres meses después llegamos al 7 de noviembre, fecha en la que actuaban en el Ochoymedio de Madrid con una venta de una mitad del aforo de la sala. Algo bastante sorprendente teniendo en cuenta la longevidad de la formación aunque, como algunos decían, eso de concierto en martes quizás les podía haber afectado. Menos los que compramos la entrada en su día que ni siquiera se nos ocurrió mirar para que día de la semana que era. ¿Sabéis lo que es vivir al límite? Algo parecido a hacer esas cosas.


Saint Etienne ha sido un grupo que, por lo general, no ha renovado a los fans porque la media de edad era más bien tirado a talludita y no había una legión de personas haciendo fotos durante todo el concierto, cosa que es de agradecer también y que supongo que también da el tema de la edad.

El grupo actuaba “alrededor” de las 21:25h. según la sala, la realidad fue que hasta las diez menos cuarto de la noche no salieron a escena bajo una intro con un punto de cuento. El espíritu inglés recorría el escenario en las intervenciones en las que más que dirigirse al público, charlaban entre ellos como si estuvieran actuando para un grupo de amigos con las que ya tienes confianza y sabes que no les importa. Ni que fuera algunos la primera vez que los veíamos sobre las tablas de un escenario.


Además de los tres miembros “titulares”- Sarah Cracknell, Bob Stanley y Pete Wiggs- en el directo se doblaban para darle más empaque a las canciones. Reconozcámoslo, nos hicimos mega fans de la corista, Debsey Wykes, que era una especie de Rosa López y que hacia unas bailes de esos que uno hace cuando parece que no le ve nadie. Y muy bien hecho ¡Ole su coño!


Entre temas propios, como Sylvie con el que "cerraron" el concierto, también hubo tiempo para un par de versiones como Only Love Can Break Your Heart de Neil Young Who Do You Think You Are de Spice Girls Candlewick Green.

De los temas más coreados están dos de mis favoritos, Tonight y I’ve got your music que pertenecen al disco Words And Music By Saint Etienne (2012) toda una declaración de amor a la música y que tiene estos dos pelotsazos. Comprobado. Llamadlo pelotazos, llamadlo hits, llamadlo himnos.


El setlist del concierto fue cuasi calcado a algunos de los shows anteriores que habían dado en Estocolmo y Helsinki, aunque haciendo un pequeño cambio (y creo que necesario) al final de su actuación, ya que He’s  on the phone pasó a ser la canción con la que cerraban el concierto en los segundos bises y antes era la que cerraba los primeros bises. Mucho mejor para acabar el concierto de subidón con uno de sus clásicos que si eso no te despierta un martes por la noche, ya no sé que podría hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...