10 de junio de 2020

[ Chromatica ] Lady Gaga coge el Delorean y se va a la pista de baile de los 90


Lady Gaga decidió que 2020 era un buen año para lanzar su nuevo disco, ¿Qué nos traería bajo el brazo? ¿Hacia dónde irían sus tiros musicales? Tras un pequeño retraso por el virus este que tenemos pululando, el disco ha llegado a nuestras manos. Lady Gaga ha decidido volver a la pista de baile donde se la echaba de menos y se ha metido una fiesta de dance, house, europop noventero que a todos aquellos que defendemos dicha década nos va a chiflar. Así es Chromatica (Interscope Records, 2020)


Sin más, comenzamos a escuchar Chromatica con una pieza instrumental de un minuto llamada Chromatica I que sirve como si nos fuera guiando hacia el otro lado del espejo de Alicia en el país de las maravillas para meternos de lleno en Alice, el segundo corte. El retorno a los 90 ha sido progresivo y en esta canción podemos ver pinceladas de lo que ya hice Kiesza en su debut. Un tema bailable que no pierde tampoco la oportunidad de esos speechs en medio de la canción.



Stupid Love es el tema que le sigue, fuera del disco no me había hecho especial gracia pero una vez en él... encaja perfectamente con todo el resto y tiene una coherencia, aunque no creo que como single de presentación haya sido una buena elección. Hubiera apostado por Alice. Lo que no se puede negar es que todo Chromatica es un "non stop" - menos por las instrumentales que van dividiendo el disco, como si fueran actos teatrales-. Rain on me con Ariana Grande tiene un toque de Daft Punk, con mucho de Modjo, les funciona perfectamente y consigue otro temazo de baile donde ellas parecen divertirse bastante.



Una de mis favoritas es Free Woman que tiene esa melodía que por momentos piensas que va a salir Whigfield o Gala durante el estribillo. Tiene una de mis estrofas favoritas: "This is my dancefloor I fought for, A heart, that's what I'm livin' for, So light up my body and kiss me too hardly, We own the downtown, hear our sound". Se pone más seria, y emocional, en Fun Tonight que nos lleva a su etapa Born this way y se vuelve otra de mis favoritas de Chromatica.

El disco nos da un espacio con el instrumental de Chromatica II que a modo de música clásica nos va llevando lentamente otra vez a la pista de baile enlazando con 911 que creo que terminan como mi triada de canciones favoritas del disco. Mientras que Plastic Doll sigue explorando una vía menos noeventera para meterse más en el propio universo Gaga. La colaboración en Sour Candy con Blackpink que se defiende bien como Enigma -que tiene el nombre de su última residencia en Las Vegas- que no se porque me lleva a la Robin de los 90 que cantaba el Show me love. En Replay le da bien al bombo, al baile y espero que en algún momento haga un dueto con los Pet Shop Boys. 


28 segundos dura el último interludio, Chromatica III, para llevarnos a la canción ¿Más experimental? del disco: Sine from above con Elton John que podíamos esperar que fuera la balada del disco... pero no, se convierte en un montón de canciones unidas en una. Varios estilos que acaban en una explosión trance cuanto menos peculiar. Para ir acabando decide reincidir en la vena noventera en 1000 Doves que se cierra con Babylon, que es a este disco lo que el Born this way al suyo. Vaya, que hay elementos del Vogue de Madonna, claramente, pero me parece estupendo. Espero una puesta en escena a la altura. Y un dueto, que ya va siendo hora.

Chromatica va a gustar a los amantes del house y la música de baile que disfrutábamos en los 90. Para otros puede ser un redescubrimiento -como cuando Katy Perry hizo ese Walking on air-, pero si es verdad que en algunas canciones puede dar la sensación de repetición, de estar escuchando la misma canción. Pero Lady Gaga se une a Dua Lipa con su Future Nostalgia (Warner Records UK, 2020) como uno de esos discos para bailar, mover los pies y la cabeza al ritmo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...