10 de septiembre de 2019

[ Moulin Rouge! The Musical ] El can-can y una repaso por el pop, alltogether!


¿Es Moulin Rouge! una de mis películas favoritas de todos los tiempos? Sí, y ya va camino de cumplir los 20 años con lo cual podemos considerarla como un clásico del cine. El año pasado se estrenaba el musical basado en la película, lo hizo en Bostón, este año ha llegado a Broadway y en 2021 estará en Melbourne. Ahora es el momento de disfrutar de la banda sonora del musical que difiere, en ocasiones, bastante de la película original de Baz Luhrman. Vamos a repasar el disco Moulin Rouge! The Musical (Original Broadway Cast Recording) (RCA Records, 2019).


Partamos de la base que trasladar un musical como Moulin Rouge! del cine a los escenarios teatrales es toda una odisea, quizás ese es el motivo por lo cual ha tardado tanto en llevarse a la realidad. El disco incluye 19 cortes que nos meten de lleno en el universo del Molino Rojo creado con Baz Luhrman.

Se abre como Welcome to the Moulin Rouge, donde se le da importancia a Lady Marmalade el tema central de la banda sonora y que sirvió de promoción que en la bso de la original venía mucho más escondido. Aquí se enlazan en Because we can de Fatboyslim que se entremezcla con el can can tradicional, entrelanzándose con el Let's Dance de David Bowie o Burning Down the House de Talking Heads. Todo esto al servicio de la presentación de los personajes.


Le sigue Truth, Beauty, Freedom, Love, la escena de la película en que acaba Kylie implicada con The Sound of Music, en este caso no hay rasto de Kylie (ni de ninguna canción suya, una pena) pero ha cambio tenemos el Children of a Revolution -que también sonaba en este segmento de la original- al que acompañan Royals de Lorde y Fun (We are Young). Sin duda el musical ha decidido actualizar las canciones, proponiendo nuevos mashup más acorde a los tiempos actuales aunque sin dejarse los clásicos.

The Sparkling Diamond, o la gran aparición de Satine cantando más digna de banda sonora de 007, nos trae una serie de canciones donde los diamantes son protagonistas, aunque todas giran alrededor de Diamonds Are a Girl's Best Friend que es introducido por el Diamonds Are Forever, sin perderse con el Material Girl de Madonna, el bestial Diamonds de Rihanna y el Single Ladies (Put a Ring on It) de Beyoncé.



El siguiente número musical, al menos en forma de audio, me flipa mucho Shut up and Raisse your Glass, un mashup entre el Shut up and Dance de Walk The Moon junto al Raisse your Glass de Pink! acompañado por un momento Whitney HoustonI Wanna Dance with Somebody (Who Loves Me).

Hay varios números musicales que son una sola canción, el primero de ellos es Firework, la canción de Katy Perry, que es interpretada por Satine en solitario y que da un gran cambio con respecto a la original. Más momentos piano, tensión y drama encubierto en sus notas... que bien podría suplir el One day I'll fly away de la película


Your song es una canción conocida de sobra de Elton John que se ha conservado del repertorio original adaptándolo para el musical. No podría faltar en el libreto sin la intensidad que tiene y la emoción de lo que ellos se van cantando.  Si esta canción no podía fallar, tampoco podía hacerlo So Exciting (The Pitch Song), la canción con la que quieran engañar al Duque creándose una nueva historia en la que ocultar la historia de amor entre Satine y Christian.

Sympathy for the Duke es una canción que coge el punto canalla de los Rolling Stone incluyendo un fragmentos de Sympathy For The DevilYou Can't Always Get What You Want  y Gimme Shelter de dentro de su discografía. No hay sorpresa en Nature Boy (de David Bowie) cuando Tolousse y Christian cantan de forma íntima esta canción como en la película,

A continuación llega uno de los momentos memorables con el Elephant Medley en el que nos encontramos un montón de fragmentos de canciones que van desde las incluidas en la película como All You Need is Love, Love is Just, Pride (in the Name of  Love) a Game pero que enseguida salta a otros temas como Don't Speak de No Doubt, Everlasting Love de Gloria Estefan Take o me de A.ha... hasta llegar el apoteósico final de Heroes de David Bowie y I Will Always Love You de Whitney Houston.


Backstage Romance promete desde su título que nos lleva hasta el Bad Romance de Lady Gaga que suena en inglés y castellano, siendo el tema principal ante el que giran otras canciones como el Tainted Love de Soft Cell, Seven Nation Army  de The White Stripes, que se enlaza con la maravillosa Toxic de Britney Spears  y se encaja con el Sweet Dreams (Are Made of This) de Eurythimcs.

Que podemos decir de Come What May, la única canción original de la película y que aquí toma otra dimensión. Este tema se escribe para poder comunicarse Christian con Satine sin saber que realmente todo lo que dicen es real. Después volvemos al pop actual con Only Girl in a Material World donde nos entremezclamos entre Rihanna con Only Girl, el clasico de los Diamonds Are a Girls Best Friend y Madonna con su Material World (Aún habiendo perdido el número musical del Like a Virgin).

Chandelier, de Sia, es interpretada por un conjunto de actores protagonistas y le sigue el Tango de Roxanne con toda su intensidad, siguiendo la historia de la película. Después llega el turno de Crazy Rolling que es un mashup entre el Crazy de  Gnarls Barkley -que se canta a piano- y Rolling in the Deep de Adele.


Para la recta final se apuesta por un reprise de dos números musicales: Your Song y Come What May. Aunque aún queda el fin de fiesta en el Encore llamado More More More! con una selección de canciones que han sonado durante la obra y algunas otras como Hey ya de Outkast.

¿Quién tiene muchas ganas de ver este musical? Pues sí, servidor. La banda sonora sólo hace que uno tenga aún mucha más ganas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...