5 de abril de 2022

[ Episodio 4023 ] [ 'Blusa', 15 minutos de un viaje lleno de paisajes emocionales para dejarse llevar ]

 

Blusa es un grupo sevillano que se formó allá por de 1999, ni más ni menos, de las cenizas del la banda indie de los noventa Painful. Tras el paso de los años, y miembros, el año pasado grababan nuevo material, bajo nombre homónimo, que sorprende al ser una sola pista de 15 minutos: Blusa (Nooirax, 2022).

 

Ellos mismos, Daniel Barja a la guitarra, Antonio Ortiz a la batería y Curro Molina al bajo y la electrónica, dicen que viviendo en "la absoluta libertad creativa que les da el situarse al margen de la industria y los circuitos más frecuentados" se encuentran con un formato bastante peculiar con ese único corte. Arriesgado es en un mundo donde las canciones cada vez más van reduciendo su duración, con algunos temas comerciales que no llegan ni a los dos minutos. Así vamos a ver que hay seis diferentes paisajes instrumentales que se van entremezclando, fusionando y separando. Blusa se entiende como una obra completa que va viajando por las emociones, los cambios y permite que cada uno le otorguemos su propio significado.

Blusa es un EP en el que vamos viendo el progreso de esa única pista. Comienza casi como si estuviera rayada, aunque enseguida observamos como va llegando un ritmo de fondo que va pasando a un primer plano, poco a poco comienza a sonar un sinte. Todo esto acaba por encima de ese sonido rayado. Poco después vemos la evolución, casi suena como a una carrera a contrareloj, una huida hacia adelante de todos los problemas con la búsqueda de una visión de esperanza. Pero esto es sólo el comienzo, casi hay una paz por momentos para pasar a un sonido más rockero y el silencio. Un silencio que no es real porque suena y da paso a una entrada en un bosque. Así todo se vuelve más íntimo, una intimidad que parece reflejar un amor y un final que deja la incertidumbre de que es lo que se viene en el futuro.

A Blusa le acompaña un documental realizado por su bajista, Curro Molina, que entremezcla material propio con de licencia creativa, inspirado en la “Trilogía Qatsi” de Godfrey Reggio. Aquí ahora veremos los seis pasajes musicales pero que van mostrándonos "la irremediable destrucción del mundo natural por la vorágine caníbal de la industrialización global e incidiendo finalmente en las consecuencias sociales y ecológicas y las herramientas represivas del sistema ante cualquier disidencia". Así, directo, claro y conciso. 

Nacido como quinteto, componían Blusa en el origen los hermanos Javi y Daniel Barja (vocalista y guitarrista), Carmelo González (bajista), Jorge Marmesat (guitarrista) y Antonio Ortiz (batería), de los cuales sólo quedan dos de los miembros originales. Entre otros trabajos, su discografía incluye: Annual for boys 1954 (1999) -EP y LP-, Rotary (2011) ¡Toca breakbeat, perro! (2014), K (2017) o Resonance (2020).


Blusa son 15 minutos inspiradores a los que ellos han dado un significado pero que cada uno de nosotros al escucharlo nos puede evocar mil sensaciones diferentes y eso permite que la imaginación vuele sin red hasta hacernos ver donde podemos llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario