24 de abril de 2022

[ Episodio 4031 ] [ La Casa Azul: De 'No hay futuro' a 'Nunca nadie pudo volar'. La felicidad de dos noches de hits ]


Sí, se viene una entrada de esas moñas, bonitas, emotivas, de esas que es verdad que cada vez escribo menos ¿Será la edad? ¿la falta de ilusiones en algunos momentos? Sea como fuere vamos al grano: Esta semana ha sido una jodida mierda asquerosa. No hay término medio. Mi idea de viernes era quedarme regodeándome de la semana de mierda asquerosa que había tenido, pero había recordado que el señor Daniel Cuenca me había conseguido entrada para ver a La Casa Azul esa noche. Unas entradas que ponían un VIP, yo que toda mi vida he pagado feliz de la vida las entradas de la mayor parte de los conciertos, y que lo de VIP no lo he visto en mi vida. Bajé desde mi casa lloviendo, sin paraguas, en plan "soy un perro apaleado" pero una vez entré en La Riviera, comenzó a haber algún cambio. Así se iniciaba la primera de las, inesperadas para mí, dos noches de conciertos de La Casa Azul.


Fotografía: Elefant Records

Vamos con los antecedentes: Estos conciertos estaban previstos para abril de 2020, pasaron a finales de verano del mismo. Todos sabemos lo que seguía pasando por lo que se acabaron cancelando y haciendo la devolución del dinero. Finalmente se pasó a un concierto para este 2022 y, debido a la demanda, se extendió a otra vez las dos fechas. Todo vendido. Estaba ante mis primeros conciertos de multitudes en esta época de pandemia. Afortunadamente lo de VIP si tenía un sentido y era estar en un lateral en las alturas separado del resto, con muy poca gente. Eso hacía que, además de un chorrazo de aire que nos daba, estuviéramos más a gusto. No sé vosotros, pero a mí espacio para bailar ¡Me da la vida! Allí nos juntamos algunas amigas y desconocidas, también.

Guille como líder de una secta

Un poco antes de las nueve de la noche del viernes daba comienzo el concierto. Dos años después, que se dice pronto. Así que a partir de aquí nos encontramos con una gira reloaded de La Gran Esfera, algunas de las novedades fue que se cantaran los dos últimos singles, Entra en mi vida y No hay futuro, canción con la que se abría el concierto, con ese punto Dafk Punk que tiene por momentos la canción. Otro de los cambios es la ausencia de Paco Tamarit a la guitarra por problemas salud (¡Paco, ponte bueno prontico!) que han suplido con la inclusión de más elementos electrónicos y a otra persona, Jordele, para apoyar esa sección. Así se une a Guille Milkyway, Lluis, Guillem y Pablo, que ya llevaban toda esta gira juntos.

Chicle Cosmos sería un nombre estupendo para alguna droga legal

El repertorio siguió dándonos hits de todos los discos, desde los de su precioso debut en el que se mostraba esa inocencia como con Hoy me has dicho hola por primera vez o Me gustas, con imágenes del pasado de "los chicos y chicas de La Casa Azul" y los dibujos originales del primer disco realizados por Gregorio Soria, esa exaltación al amor con Chicle Cosmos y su primer gran hit Cerca de Shibuya. Aquí vino una de las anécdotas de la primera noche en la que contó que él decía que en ese mismo escenario de La Riviera había estado hace 23 años tocando y que le gustaba la idea de volver a hacerlo tras todo ese tiempo... pero alguien le rompió la magia y le dijo que eso realmente pasó, sí, pero en el escenario del extinto Aqualung que estaba enfrente de Madrid Río en el centro comercial de la Ermita del Santo. Pero dijo que le daba igual y que iba a hacer como si hubiera sido allí. Si queréis ver ese momento hace 23 años, aquí podéis disfrutarlo.

Hubo momentos de Tan simple como el amor recuperando Superguay, que sigue sonando tan potente en directo casi veinte años después, y la sección a piano de Como un fan. Pero todo va rápido, hay muchos discos, y muchas canciones, de La Revolución Sexual nos quedamos con No Más Myolastán, aunque yo sea muy pro orfidal; Chicos Malos, porque todos conocemos lo que les gustan a algunos/as ese tipo de personas; la liberadora Ellas sólo cantan para mí que ya había actualizado en los conciertos de anteriores años con artistas actuales como Amaia; y no faltó la canción que daba nombre al disco: La Revolución Sexual -quizás la más conocido a nivel popular- que, desde la muerte de Raffaella Carrá, incluye un homenaje en el interludio que tiene con parte de Rumore y proyecciones de imágenes de ella para acabar con un gran subidón.

Eterna Raffaella

Para Todas tus amigas han utilizado de visuales fragmentos del videoclip de Nadia Mata Portillo. De ese mismo disco, La Polinesia Meridional, lo dimos todo con Los chicos hoy saltarán a la pista, el tema de crucero (como bien dijo alguien porque no lo mezclaba con el Love Boat) que es La fiesta universal, el drama absoluto de Sucumbir que apuesto que es una de las canciones favoritas de Guille porque se ha quedado instalada en el setlist por encima de algún que otro single.

Todas tus Amigas, qué recuerdos de su vídeo haciendo de figurante con esas chicas encantadoras

Es extraño ver invitados especiales en los conciertos de Guille Milkyway pues el viernes tuvo a dos: Dani se subió al escenario para cantar Si te vas, en la versión remix de La Casa Azul, y Soleá Morente, que repetiría el sábado, lo haría para No pensar en ti. La canción que canta Soleá, producida por Guille, y que es una versión de un tema de Raffaella Carrá compuesta por Nacho Canut y Carlos Berlanga en los años 80. También se marcó sus particulares mashups, homenajes como el que hacía en Yo también incluyendo fragmentos de Corazón Partío de Alejandro Sanz, o en Como un fan cuando antes de empezar cantaba Para no verte más de La Mosca

La Dani y el Guille unidos en el escenario

La Gran Esfera sigue siendo el gran protagonista de esta gira, porque es el cierre de la gira de la misma, sonando 9 de las 10 canciones que contiene el disco. Irónicamente la única que no toca es El Colapso Gravitacional, que fue lanzada como single. Eso sí, allí estaban Podría ser Peor, El final del amor eterno, A T A R A X I A, El Momento, Ivy Mike, Hasta perder el control, Saturno (Todo vuela), Gran Esfera y el cierre del concierto que se hace con Nunca Nadie Pudo Volar que parece haberse convertido en el nuevo hit del grupo cantado hasta dejarse la voz. Al finalizar, mientras salen a saludar al público, suena el remix de Podría ser Peor [Remix que suena en el corto de Pizza Fría, por favor, pueden verlo en diferentes plataformas, todo un homenaje al mundo del pop y a las noches de fiesta]

Soleá Morente en el mood Raffaella Carrá

Como maravilloso fueron los momentos mini fuegos artificiales, lanzamiento de confeti, las proyecciones que acompañaban a las canciones, el sonido electrónico con el que están en esta etapa -que es verdad que hace que todo suene con un rollo diferente-, y el público entregado completamente a la causa. Esa sensación de comunión, comunidad,  de secta pop en el que toda la gente se entrega por completa. En las primeras filas había gente con globos de colores y con banderas con el logo del grupo.

Daba igual la canción, la gente cantaba, berreaba, lo daba absolutamente todo. Mientras pensaba que quizás para algunos de los presentes podría ser el primer concierto al que iban, y como varias generaciones nos encontramos unidas por las mismas canciones. Que algunos "vimos nacer" esos temas, mientras que algunos los habrán descubierto hace unos meses ¿No es acaso maravilloso? Y todos unidos allí por lo mismo.

Los momentos íntimos a piano, por descansar un poco los pies

Guille dice que no se le da bien hablar entre las canciones, aunque otras cosas si que se le dan bien, pero estaba muy emocionado por poder dar estos conciertos y ver a todo el mundo en ese estado de excitación en el que venían... veníamos. Porque un poco más y me hago amigo del camarero de la zona donde estábamos después de pedirles minis de cerveza. Exaltación de la amistad, y esos momentos de "Oye que hombres tan guapos", por allí estaba el actor Julián Villagrán que un poco más y me lanzó a decirle "Eres muy sexy" lo que si hice fue darme algún baile con él. Mira tú. Después intenté ligar, de forma muy indirecta, con el compi de piso de una chica pero aún no tengo claro que es lo que le gusta. Oye, que sepas que si te he seguido por Instagram es porque me pareciste interesante y te llamabas como yo. Gracias.

Fotografía: Raquel Calvo


Por esa zona VIP también pasaron Asier Etxeandía, que me acerqué a decirle que fue una pena que aquel proyecto de El lunes no puede esperar no se pudiera hacer, vi a gente como parte de los miembros de Aiko El Grupo, Paco Tomás, Julio RuizJuanma Carrillo, a la familia Elefant como a Raquel Calvo, que se hizo fotos del concierto el viernes y lo doy todo el sábado, 2/3 de los Nevver y a Javi de Chavales, al que siempre que le veo le recuerdo un proyecto que anda pendiente y que espero que algún día salga. Estaba por allí también Jonás, parte de la familia Elefant y el que fuera la imagen de Sergio en los vídeos de La Casa Azul, al que reconocí allí en vivo y en directo que era mi miembro de La Casa Azul favorito, menos mal que no le dije que tenía fotos suyas por mi cuarto... Viviendo al límite estaba yo la noche del viernes.

La calidad de los móviles en 2006, aquí es donde se nota la evolución

Así de repente vi a mi yo de 2006 en su primer concierto de La Casa Azul, aquel antiguo Ochoymedio en la Sala Flamingo que celebraba su sexto aniversario. El calor horrible, el estar en un lateral viéndolo, darlo todo y parecer que nos estuviéramos duchando allí mismo... y la sensación es que los conciertos de La Casa Azul siguen teniendo esa magia que no han perdido: La unión por la causa, el disfrute y cantar a temas como el amor, el paso de la vida, la sensación de hacerse mayores, el fin del mundo, el salir del pozo, el suicidio, el final del amor tradicional, la necesidad de volar por encima de todos...

La despedida de los dos conciertos. Superior: la del viernes, Inferior: la del sábado

Las maneras habituales de echar a gente de La Riviera nos llevaron fuera. El viernes, con toda mi felicidad de cerveza por mi cuerpo, me llevé (comprando) al irme el vinilo de Milkyway que faltaba en mi colección, mientras que el sábado me junté con Santi Diego (Capitán Sunrise) para estar un rato de charla con Chema Ruíz (líder de Trötegalôpe, que acaba de estrenar el single Danza Voraz) que también había estado en el concierto y después nos fuimo a comer fast food sentarnos delante de la Riviera, donde parecía que la sesión posterior al concierto podría ser protagonizada por gente de Élite y, así como sin querer, que aparecería Guille Milkyway y parte de su banda. Unos abracito fuertes y darle las gracias por mejorar esta semana de mierda... que ya lo es un poco menos. El poder del pop lo llaman.

Fotografía: Raquel Calvo

Al final los conciertos de La Casa Azul generan una maravillosa unión, buen rollo y que todos estamos allí para lo mismo: Darnos nuestra propia sesión de himnos pop, cantarlos, bailarlos y entregarnos a una causa que durante 2 horas y 15 minutos nos aleje de la tristeza, depresión o problemas que encontramos fuera de ella... Incluso, sin darnos cuenta, encontrar el modo de que todo lo de fuera vaya un poco mejor.

Nosotros al terminar el concierto de La Casa Azul


Si te gustó esta entrada te puede interesar algunas otras de la gira de La Gran EsferaLos chicos hoy saltarán a la pista como si tuvieran un subidón de serotonina, sobre su concierto en el Contempopránea de 2017; Guille Milkyway, el ángel salvador del pop2h 15m. de catarsis bailable dentro de 'La Gran Esfera', sobre los conciertos en la Sala But en noviembre de 2017; La presentación (real) de La Gran Esfera: La Casa Azul en estado puro, los dos nuevos conciertos de la sala But en mayo de 2019; y Cuando nos fuimos a Toledo a ver a La Casa Azul, en el verano de 2019 hubo excursión madrileña a las fiestas de Toledo a verles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario