3 de junio de 2016

Aníbal Gómez (Ruido Paraíso): "Intento llevar mis miserias emocionales a una melodía agradable y coreable"


Anibal Gómez es esa persona que tu cara te suena, y no por el programa de televisión de nombre similar pero si que ha sido uno de los representantes Chanantes que han ido pasando de programa en programa y después llegó otro éxito, el grupo Ojete Calor junto a Carlos Areces que, curiosamente hoy regresan con nuevo single, Tonta Gilipó. con la que quieren crear la canción de este verano.

El año pasado daba la sorpresa cuando se convertía en Ruido Paraíso, un nombre que juega con la dualidad, su proyecto musical personal, e intrasferible, que nos lleva a un universo lleno de temazos electropop, bailable, cantable con la temática de esas cosas que nos pasan a todos. Polifonía (Autoeditado, 2015) en su primer disco y es una colección de hits para disfrutar.

Le hago unas cuantas preguntas con la excusa de su actuación mañana dentro del Cinema Sound Festival que se celebra a partir de las 18:00h. en Sala Arena (Princesa nº 1) las 17:30h. La Cocina RockBar (Av. de Alberto de Alcocer, 48) de Madrid. Antes de empezar diré ¡SOY FAN!. Disfrutadlo.




-o-

Canción que no me cansaría de escuchar en más de mil años: "Personal Jesus" de Depeche Mode.
Canción para cuando todo acaba mal: "Love Comes Quickly" de Pet Shop Boys.
Canción para nadar en las aguas del mal: "Isolation" de Joy Division.
Canción para los amigos de los ligues indeseables: "Algunos amigos" de Los Planetas.

-o-

Aníbal Gómez es Ruido Paraíso, Ruido Paraíso es Aníbal Gómez, muy 'Hombres, Mujeres y Viceversa', ¿De dónde surge la idea de lanzarte en solitario y no hacerlo bajo el nombre de tu DNI?
Llevaba años componiendo canciones que no encajaban en el repertorio de mis otros grupos. Cuando vi que se me estaban amontonando creí que era el momento de sacarlas. No quería que mi proyecto se llamase Aníbal Gómez porque me apetecía darle un título más sugerente. Me decanté por Ruido Paraíso porque era un concepto contradictorio en sí mismo y además creo que representaba muy bien la esencia de las canciones, en cuanto a temática y producción.

Tras varios singles adelantos llegó a finales de 2015 tu disco debut, Polifonía, que es todo un orgasmo para amantes del electropop, ¿Tenías claro cuál era el sonido que necesitabas para Ruido Paraíso?
Al principio tenía una idea bastante clara. Quería un disco con las guitarras más presentes, con todo el reverb y el chorus del shoegaze. Pero la cabra tira al monte, y cuando el disco estaba terminado, volví a empezar de nuevo con las mezclas y la producción porque no estaba satisfecho. La gente no lo sabe, pero existe una versión de “Polifonía” más orgánica y rockera. Quizás algún día la regale o la incluya en una reedición. Pues eso, que al final me dejé seducir por la magia de los sintetizadores y las cajas de ritmos mezcladas con todo el rock que había en la primera versión. Y eso fue lo que finalmente vio la luz.


Aunque es tu proyecto en solitario has contado con diversos cómplices, como si fuera un atraco, para su creación y llevarlo a los directos. Confiesa, ¿quiénes son y qué es lo que te han aportado?
Allá van. Javier Fernández (aka Jaboto), el batería de Chucho, fue mi aliado principal en la grabación del largo. Me ayudó incluso en la selección inicial de canciones que llevé al estudio para confeccionar el disco. Yo llevé todas las canciones programadas y secuenciadas, y a partir de ahí empezamos el proceso. Con Jaboto todo es más fácil. Es como una herramienta multiusos pero en humano. Luego está Carlos Buleo, mi amigo de toda la vida que me acompaña en los conciertos para tocar la guitarra y el teclado. Y Álex Ferrer (Sidechains) también jugó un papel fundamental en el acabado del disco, ya que fue el que le hizo la mezcla final y el mastering.

Reconozco que tras los primeros 20 segundos del disco, correspondientes a 'Más de mil años', a mí ya me había conquistado y al llegar el estribillo ya estaba bailando a su ritmo, ¿Qué es lo más curioso que te han dicho con respecto a Ruido Paraíso?
Pues me alegra mucho lo que me dices. Yo voy almacenando todas las cosas que me decís, porque muchas de ellas me sirven para confeccionar la resaca de la grabación. Todas las críticas las tengo en cuenta a la hora de seguir construyendo nuevas canciones.



Las canciones se encuentran en un estilo que podría mezclar ingredientes del pop de 'Lo tuyo no tiene nombre' de Ellos, el italodisco de '100k años de luz' de La Prohibida, y letras a lo Que bailen los demás, ¿Cuáles son tus referentes musicales?
Mis referencias son variadas, algunas te parecerán lógicas y se verán reflejadas en mi música y otras no. Mis grupos de ahora y de siempre son Depeche Mode, Astrud, Pet Shop Boys, The Cure, Mecano, Björk, Portishead, Daft Punk, Alaska y Dinarama, New Order, Nirvana, The Klf, Stone Temple Pilots, Michael Jackson, Crystal Castles…

La melodía es adictiva pero las letras son de esas perfectas para corear, ¿Basadas en hechos reales? ¿Una distorsión de la realidad? ¿Metáforas por doquier?
Lo de la distorsión de la realidad suena bien. Muchas cosas parten de hechos reales, pero a veces me llevo esa vivencia por otro derrotero y mi historia termina mezclándose con la de otra persona. Lo que intento es llevar mis miserias emocionales a una melodía agradable y coreable. Es como echarle a una lágrima un pegote de purpurina fluorescente. Con esa metáfora tan poéticamente hortera ya podemos pasar a la siguiente pregunta.



Otra parte importante es la visual. Tanto el diseño del disco, ese precioso artwork, como dos de los clips ('Más de mil años' y 'Agujero de luz') son creaciones de Muerte Horrible, ¿Qué te aporta a Ruido Paraíso?
Pues es otro de mis aliados fundamentales que han conseguido dibujar mejor la esencia del proyecto con todas esas portadas y vídeos. Todo empezó cuando me pidió que le hiciese el prólogo de su libro, Matanza Sangrienta II, que me dejó alucinado, no sólo porque está dentro de una carcasa de VHS, que también, sino porque su ingenio es violentamente ácido y corrosivo. Es como la sangre de un alien pero en color rosa flúor. El prólogo me sirvió para tenerlo esclavizado durante meses haciéndome diseños.

Formas parte del grupo de Muchachada Nui y tras terminar aquel programa vuestros caminos se han juntado en forma de otras series y programas, como el dúo musical Ojete Calor y también con Carlos Areces como dúo humorístico, ¿Aquel programa fue como un campamento de verano en el que se hace una piña? ¿Dónde residía su éxito?
En realidad muchos ya nos conocíamos antes de trabajar en Muchachada, así que el programa sirvió para afianzar que nos gustaban las mismas tonterías. El éxito de Muchachada yo creo que empieza y acaba con Joaquín Reyes. Era como un director de orquesta pero vestido con tutú, perfecto para seguirle el compás y poder improvisar todas las chorradas que se nos venían a la cabeza y de las cuales él siempre estaba bastante a favor. Y Carlos Areces y yo, como además de ser amigos nos convertimos en embajadores del subnopop, pues pasamos mucho tiempo embarcados en proyectos, juntos como Ren & Stimpy.




Mi primer recuerdo tuyo es en ese programa vestido como Mario Vaquerizo, ¿Alguna vez te dijo que le pareció la imitación?
Sí, no sólo Mario, también Alaska y Nacho Canut se mostraron muy ilusionados por la imitación. Eran muy seguidores del mundo Chanante y para ellos fue guay ser imitados en un Celebrities de Muchachada.

El próximo sábado Ruido Paraíso estará tocando en el Cinema Sound Festival junto con varios grupos como La La Love You o Capitán Sunrise. Se avanza que los grupos haréis versiones. Sin hacer spoilers (que están muy de moda), ¿Qué nos puedes avanzar?
Pues como están de moda, voy a hacer un spoiler. En un principio iba a hacer una versión de la bso de “Los chicos el maíz”. Finalmente, y sin salir del género de terror, que es de mis favoritos, he optado por hacer una versión muy a lo Wendy Carlos de la nana de “La semilla del diablo”, compuesta por Krzysztof Komeda. Y no, aunque hubiese molado ir disfrazados de Mia Farrow, no encontrábamos camisón ni peluca adecuados, así que iremos de predicadores rurales americanos religiosos…


Una frase útil para la vida:
Come antes de que se te enfríe.

Acaba a lo grande. Di lo que quieras.
Cuidado con el reggaetón este verano, que viene cargado de ponzoña sexy.

-o-


Puedes seguir a Ruido Paraíso en su FacebookTwitterInstagram y YouTube

Polifonía se puede comprar en versión digital y en una tirada limitada de edición física desde su web

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"It's a brand new day things will go my way"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...