1 de febrero de 2018

> Repetías la palabra del Señor < Fin de la primera parte de Ruido Paraíso


Ruido Paraíso pone fin a la primera parte de su trayecto musical electropop. Con el vídeo de Repetías la palabra del Señor, dirigido por Samuel Almansa, cierra la etapa de su primer álbum, Polifonía (Autoeditado, 2015), disco del año para Confesiones tirado en la pista de baile en 2016. Es el octavo vídeo que se realiza de este disco y en diez días se mete de nuevo en el estudio para la grabación de su segundo disco el cual anuncia que va a ser más oscuro ¿Se volverá Emo? ¿Será a lo My Chemical Romance? ¿Le pasará como a Bravo Fisher! en su salto de El Valle Invisible a Solos?



Repetías la palabra del Señor es una canción que cuenta algo que es un mal de los tiempos que nos ha tocado vivir: la opinión heredada. Aunque por el título pueda parecer que está enfocado en el ámbito religioso ¡Error! Se puede aplicar a todos los ámbitos, la fe ciega en lo que hemos leído, nos han contado o apelando al sentimiento 

Para el clip se ha hecho una extraña mezcla onírica que más se parecen a mis sueños de lo que es la realidad donde Aníbal Gómez, la persona tras este proyecto que conoceréis de aventuras como Ojete Calor, la serie Ella es mi padre, pinchando around the Spain, participando en Vodafone Yu o (como me descubrió Pasa el Mocho) el grupo Insulina and the Ponny Girls, aparece como si estuviera buscando que nos de una epilepsia colectiva.


Este es un buen momento para recordar, también, sus siete vídeos anteriores y en orden cronológico para ver como ha ido pasando esta primera etapa de Ruido Paraíso:

Lo mal que puede acabar (2015): Fue la presentación de Ruido Paraíso y casi que dejaría claro dos cosas: Sus canciones son pegadizas y los videoclips iban a ir a la par, pero en vez de pegadizos, cambiándolo por surrealistas.



Me comenta gente (2015): Fue la Cara B de Lo mal que puede acabar, que después acabaría en el disco Polifonía. El videoclip está realizado con imágenes de monstruos de Universal y "Silverhawks".



Control (Fernando Ronchese, 2015): De nuevo una mezcla de imágenes, de estilos y que pueden ir muy adecuado con el nombre de la canción y lo que nos cuenta. Porque a veces se pierde el control y de ese descontrol pueden salir cosas muy bizarras.



Más de mil años (Muerte Horrible, 2015): ¿El videoclip más tradicional y al uso de Ruido Paraíso? El videoclip más tradicional a modo cortometraje para una de mis canciones favoritas. Una historia que entremezcla a un hombre que se le cae la piel, otro que nos trata de vender un peliculón y una historia por ahí surrealista, como si esto fuera una de John Waters.



Agujero de luz (Muerte Horrible, 2016): Puede que sea el videoclip más Pet Shop Boys de todos. En él Aníbal viaja por el espacio (¿Se encontrará con La Prohibida cantando Terechkova?) llegando hasta otra dimensión donde el color parece que inunda su vida, también los pixeles exagerados y toda una maquinaría de iluminación, hiperespacio y motivos muy retro que casi parecen sacados de un videojuego del Spectrum.



El Salón de la Extinción (MacFly Audiovisual, 2016): Estrenado en la revista RockDelux se convierte en un viaje que entremezcla algo de cultura folk, de historia de terror y con una casa de la cual parece que en algún espejo va a aparecer algún extraño ser a darnos algún susto. Aníbal, sube, baja, se pasea por el parque y tiene encuentros con unas especies de pájaros que han salido de algún desfile tradicional de México. Una rayada pero muy bonita que bien podría convertirse en un capítulo de American Horror Story.



Las Aguas del Mal (La Manchega VJ, 2017): El clip fue estrenado en Confesiones tirado en la pista de baile, todo un honor para un servidor con lo fan que me he vuelto. La canción la define Aníbal Gómez: "Es un tema bastante tenebroso: hay casas tapiadas, malos presagios, naufragios, aguas insidiosas, animales disecados, incendios y diarios perdidos. Todo subidón"



Así acaba esta etapa en la que ha habido conciertos, como el que hizo en el Cinema Sound Festival, y alguna que otra versión como la de Diferentes de Ellos que hizo para el recopilatorio de este blog ¿Por qué nos habéis hecho esto? (Autoeditado, 2017) por lo que también le estoy muy agradecido.

Esperamos pronto escuchar esas nuevas canciones y, seguid el lema de Ruido Paraíso: "Lo que intento es llevar mis miserias emocionales a una melodía agradable y coreable. Es como echarle a una lágrima un pegote de purpurina fluorescente"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...